martes, 25 de enero de 2011

La pausa

Cuando no se encuentra descanso en uno mismo, es inútil buscarlo en otra parte.

François de La Rochefoucauld

Ya es hora de volver al mundo, me dije un frío día de enero en el que no sabía dónde meterme las manos.

20 comentarios:

desconvencida dijo...

A veces las pausas son necesarias...

Tu regreso al blog es la noticia de la semana! Un beso

Justo dijo...

Te tomaste al pie de la letra el título del último vídeo que colgaste, La distancia adecuada... y ahora que la Rosenvinge saca nuevo disco, vuelves de su mano.

Con tu marcha se abrió un huequito en el corazón de más de un bloguero, que nadie ha llenado. Y es que, como decía mi profe de Hogar, ningún ser humano es imprescindible, pero cada uno es único e insustituible.

¡Bienvenido a casa!

EvitaBlu dijo...

Bien hallado querido Capri fugaz.

Mua.

Le poinçonneur dijo...

¡Capri! ¡Qué bueno reverte!

:)

brokemac dijo...

la luz vuelve a brillar en el azul, ¡qué gran noticia!

Capri c'est fini dijo...

Muchas gracias por los ánimos... sólo era un mensaje lanzado al aire pero por lo que veo, voy a tener que ponerme pronto Capri a actualizar.

Muchos besos

Daniela dijo...

No tienes idea de mi alegría :-)

princesadehojalata dijo...

Bienvolvido!

panterablanca dijo...

Pues dónde si no, debajo de los sobacos... las manos, digo, y con unos buenos guantes. Pues sí, que yo también me alegro de tu decisisón, que espero que no sea sólo un globo sonda sin continuación. Se te ha extrañado mucho.
Besos felinos.

RFP dijo...

No puedes imaginarte siquiera lo que te hemos echado de menos.
Bienvenido.

Arguifonte dijo...

Lo que tienes que hacer con esas manos es aporrear las teclas del ordenador y ponerte a escribir, que nos tenías muy mal acostumbrado.

Bienvenido de nuevo, se te echaba de menos.

Arezbra dijo...

No me lo puedo creer...si supieras la de conjeturas que se han hecho en torno a tu desaparición. Espero que el regreso no hay sido momentáneo y que te quedes para hacer nuestras delicias.

Me alegra comentar en esta parcela de nuevo, la tuya, la de Capri

Un abrazo, Arezbra

Sophia dijo...

Hola, soy super nueva en tu blog, lo lei un día y me quedé prendada de él, pero entonces me di cuenta de que la ultima entrada llevaba más de un año y me dió pena, me hice seguidora con la esperanza de que quizás algún día volvieses. Me alegro que hayas vuelto, bienvenido!

Madame X dijo...

No sabes qué bien te entiendo. No hace tanto que desperté de mi letargo y algo me decía que a ti te pasaría lo mismo, tarde o temprano.

Me alegro muchísimo de tu regreso, porque siempre me ha gustado lo que dices y cómo lo dices.

Un fuerte abrazo de re-bienvenida.

Merche Pallarés dijo...

¡CAPRI! ¡Qué alegría de que hayas vuelto querido! Tuve un descalabro con mis links y desapareciste de mi vida bloguera. Ahora he ido a ver quienes son mis 16 fieles seguidores y ¡vi que tú eres uno de ellos! Bueno, bueno, este es el mejor regalo del 2011. Estoy emocionada. Muchos besotes y abrazotes, M.

Merche Pallarés dijo...

Te he vuelto a linkear... Besotes de nuevo, M.

Capri c'est fini dijo...

Vuelvo a dar las gracias por todas esas palabras que sirven tanto de apoyo... Y Arezbra, sonrío maléficamente por eso de las conjeturas acerca de mi desaparición...

Besos a todos.

Eduardo dijo...

Pues qué alegría!

PATSY SCOTT dijo...

¡Bien hallado Capri! Se te echaba de menos.

Carol Honorio dijo...

Maravilloso tenerte de nuevo por aquí, con nuevas maravillosas entradas, casi me he aprendido tu blog de memoria de revisitarlo una y otra vez, es estupendo que hayas vuelto.
Capri ha vuelto¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Un beso.