miércoles, 21 de mayo de 2008

Catálogo de Arte Contemporáneo

Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos.


El siglo XX se monta en un tranvía que resulta ser un tren supersónico. Arte y más arte, hasta aburrir, todo es arte: delicadas bailarinas haciendo sus ejercicios, campos de trigo sobrevolados por cuervos, máscaras, muchas máscaras, una sobre otra. Formas puras, racionales racionalistas se confunden con hierros retorcidos. De la figura se pasa a la forma, de la forma a la línea, de la línea al cubo y del cubo a la abstracción del firmamento. Manchas en paredes, botes de pintura agujereados por un concepto, el concepto buscado. Minoritario, ininteligible, se decoran paredes, salas enteras de venus cubistas. Mientras el gran crítico grita: Magnifique!, el gran público sale del edificio, moderno, modernista, actual o acristalado. Se graba en video y se expone en una sala decorada con neones, una y otra vez, interminable. Los serios popes surrealistas se sientan en los labios de Mae West a observar los labios de Marilyn. Instalaciones, happenings, vanguardismo, mucho ismo, todo el que sea posible. Todo está numerado, catalogado, serigrafiado, mínimo minimalista. Mecenas millonarios que buscan su lugar en el mundo en un trazo de Picasso abarrotan subastas estratosféricas, otro record, más girasoles, más arlequines. Nombres en letras gigantescas nos indican donde tenemos que mirar, que ver, que sentir y como salir... Nuevos medios, nuevas formas, fotografías de bellos niños exóticos, del drama, del momento. Sin título. La mujer que llora, playas tahitianas, cuadrados de colores, hiperreal, caótico, reflexivo, impresionante, deconstruido, expresivo. Murió Apolo y las Musas llevan cresta. Blanco sobre blanco y dentro, la palabra ARTE.

[Inspirado por el libro Arte del siglo XX (ed. Ingo F. Walther, 2005), estupendo regalo de cumpleaños.]

*Imagen: Marilyn Monroe (Andy Warhol, 1967)

20 comentarios:

Caulfield dijo...

Estupendo texto. Es cierto que en una carrera acelerada, el ser humano ha abierto tanto las puertas de la búsqueda de lo artístico que ya hasta el movimiento que aun no ha hecho un pincel es arte.

nomolamos dijo...

cierto es, que ahora a cualquier cosa llaman arte, y para lo que a unos hay cosas maravillosas para otros las mismas no lo son.
a mi me parece superbien que lo consideren arte, pues como no soy entendida, lo sera, lo que no entiendo es el valor o el ensalzamiento que les dan a unos, y a otros en cambio no.
Te pongo el ejemplo d muchas exposiciones que hay en el gugem, mi hijo en plastica hace cosas mejores, y ves verdaderas maravillas en cualquier feria, a un artista de calle.
bsitos.

CRISTINA dijo...

Me encantan esos cuadros de Marilyn de Warhol.
Casi tanto como "La Crucifixión de S.Pedro" de Caravaggio, por ejemplo.

Saludos

Capri c'est fini dijo...

*Caufield, me alegro que te gustara, he intentado un poco reflejar ese caos del arte del siglo XX. Se ha abierto quizá demasiado dicha búsqueda, aunque pienso que ante tanta variedad, lo que quede para la posteridad será bien poco. Un saludo.

*Nomolamos: Creo que si algo debe ser explicado no se debe considerar arte y este es un poco el problema del contemporáneo, que al gran público no le transmite nada. Es la crítica la que ha dado una vuelta de tuerca a concepto de "lo artístico". En cuanto a las exposiciones, la cuestión es que se busca sorprender y a nadie ya le sorprende un simple cuadro al oleo, por eso se meten en otros berenjenales supercomplicados. Besos.

*Cristina, es que las Marilynes de Warhol son casi las Madonnas de nuestro tiempo. Si te gustan tanto como Caravaggio es que tienes buen gusto. Yo siempre he preferido La conversión de San Pablo. Me encanta ese cuadro. Un saludo.

pe-jota dijo...

El artista se libera de ataduras, busca sugerir, retener sentimientos e impresiones, reflejar el vértigo de su entorno, la deshumanización y el mecanicismo, las tecnologías, el hombre inmerso en el desequilibrio que ha creado.

desconvencida dijo...

Muy interesante texto, Capri...

cure of love dijo...

Capri, como siempre, amalando el noema, proponiendo clémisos e hidromurias. Pero ¿vamos a encontrar alguna vez la clave para el siglo XX? ¿Nos lo dirá Oliveira?

Merche Pallarés dijo...

CAPRI, me ha encantado tu texto. Hoy en dia el arte, como todo, se ha vuelto comercial y para el consumo rápido de las masas. Para mi un verdadero artista es el que es original y sigue su trayectoria sin reparar en las tendencias artísticas del momento. Alguien a quien uno pueda identificar al instante y saber de quien es el cuadro o la escultura. Como Warhol, Picasso, Dalí, Antonio López, Menchu Gal, Giacometti, Chillida, bueno hay tantos que es imposible nombrarlos a todos. Besotes, M.

Capri c'est fini dijo...

*Pe-jota, no dudo de las buenas intenciones del arte contemporáneo, incluso me gusta muchísimo, pero a veces el artista se olvida que la obra se realiza para ser vista, comprendida, sentida... y estos fines no se producen. Está bien que se aprovechen los medios nuevos para la creación pero es necesaria dicha conexión con el público. Un saludo.

*Desconvencida, muchas gracias, eres un encanto. ;) Besos.

*Cure, la clave de un siglo tan loco como el XX es sencilla, no la tiene, pero seguimos analizando, que me gusta mucho eso... Ya me gustaría a mí tener una conversación con Oliveira (y contigo). Besos.

*Merche, totalmente de acuerdo, el arte se ha mercantilizado y ha entrado en los mecanismos habituales de mercado, dejando de ser una cosa única. Se echan de menos de cara al siglo XXI figuras referentes en el arte como las que citas, pero es que ahora ya es todo tan complicado.... muchos besos.

Morgenrot dijo...

El arte está sometido al marketing que todo lo impregna. Música, pintura, literatura...todo

A veces pienso que "nos están tomando el pelo " con tal o cual obra.

Al final, me dejo guiar por ese concepto que Wittgestein usaba de Spinoza del " Sub specie aeternitatis", ésto es, cuando hay arte, te elevas hasta una categoría que roza el alma. Y cuando eso me ocurre, es que ahí hay arte.

Buena entrada, besos.

Capri c'est fini dijo...

*Mongenrat, todo es marketing, somos consumidores en lugar de individuos y el arte no iba a ser menos. Yo creo que mas que el arte, los canales de distribución del arte, pero en fin, sólo es un pequeño matiz. Aunque a veces tb creo que nos toman el pelo, sí. Ese concepto de Wittgestein, a veces es difícil de cumplir en el arte contemporáneo, no por falta de calidad sino porque su función es diferente al del arte de toda la vida. Aún así hay cosas que tocan el alma...

Me alegro de que te haya gustado la entrada. Un saludo.

Madame X dijo...

Puede que para algunas zonas burguesas y urbanas esto sea así... Que rodee algunas élites occidentales. Pero las ciudades tienen inmensas cloacas donde el Arte tal como la pintas, es una idea muy lejana. Desconocida. Una idea que sólo llega a través de la tele en pequeñas dosis.

El Arte se ha convertido en un producto de consumo, pero sólo para unas minorías. Aunque Internet está haciendo un poco de justicia. Crea reductos de subversión. Espacios donde el Arte se descompone y se sirve en formatos más populares. O sea, menos mercantilizados.

Un regalo de cumple interesante, sin duda.

cure of love dijo...

Vuelvo de nuevo. No puedo estar de acuerdo con lo que le ponías a p-jota. La obra de arte (y me da igual la disciplina artística), según lo veo, debe nacer de una necesidad irremediable de comunicación por parte del artista. Alguien que crea, o al menos los creadores que a mí me interesan, no me deben tener en cuenta como receptora. Lo grande del arte es maravillarnos con algo que nada tiene que ver con nosotros, algo que alguien que nada nos conoce ofrece y de repente no hay nada en el mundo que se adecue a nuestros gustos, a nuestro pasado, a veces al futuro.

Lo de la conversación... ahí queda pendiente!

Ciao!

Capri c'est fini dijo...

*Madame, el "arte" digamos oficial siempre ha sido minoritario y es sólo con el tiempo que se ha extendido a la población. Normalmente la obra de arte era fruto de un encargo privado y aún ocurre esto. Así que la mercantilización no es algo nuevo aunque en la actualidad se llegana a unos límites insospechados. Pero el arte urbano que dices también es minoritario aunque sin duda no se vende al capital.

¿Es tu cumpleaños? Pues felicidades y me alegro de este regalo "inconsciente". Pásalo bien, disfrutalo en compañía o sin ella, con o sin cama pero que sea apoteósico. Un beso.

*Cure, me encanta que vuelvas para oponer argumentos... No le decía a Pe-jota que el artista-creador deba estar pendiente del público al que llega la obra. Sino más bien que debe tener conciencia de que la obra tiene una función de comunicación, que creo que el arte contemporáneo (no todo, está claro) ha perdido un poco de vista. Si la obra es totalmente opaca, oscura a sus receptores, el mensaje no se transmite y aquella queda sin emocionarnos, transmitirnos, admirarnos e incluso repugnarnos. No propongo la vuelta al realismo, noooooo, pero hay algunos ejemplos de cosas que se venden como arte que no me inspiran nada de nada. Un beso, gracias por tus comentarios.

Ainhoa dijo...

El arte para mí es aquello que tiene la capacidad de emocionarme, pero está claro que a mí no me emocionan las mismas cosas que a otros, por lo que no estoy de acuerdo con eso de que el artista (el verdadero artista)debería pensar en el receptor de su obra. El artista ha de centrarse en lo que desea expresar, porque de otra forma no sería sincero y me parece que muchos estamos ya hartos de que nos vendan arte falso a todos niveles, fabricado como si fuera un coche (claro que hay gente a la que nada le emociona más que un buen coche).
Me ha encantado el texto, por cierto, tan acelerado y apabullante.
Un beso.

Irene dijo...

Me ha encantado tu post-resumen de tu regalo.
No creo que el arte moderno sea incomprensible, sino mero resultado de la evolución filosófica socio-cultural (???) que nos empuja a ir siempre " más allá" de lo que sabemos o poseemos.
El problema es el de siempre, como ya han mencionado algunos, el de las facilidades de promoción que reciben algunos, golpe de suerte a veces, y otros no.
Lo que sí creo es que, en general, si no comprendemos tan bien el arte moderno es quizá porque no nos lo han machacado desde pequeñitos en nuestra educación. Nos toca hacerlo ahora, de forma autodidacta, y eso cuesta mucho, dada toda la producción -y tan diversa- que hay.

Capri c'est fini dijo...

*Hummm Ainhoa, me parece que es mía la culpa por no explicar bien lo que quería decir. No pienso que el artista piense en lo que quiere el público, ni que se fije en un colectivo en concreto o en una persona para satisfacerla. Sólo quería decir que el artista debe tener en cuenta que su obra será mirada por muchos y que tenga en cuenta la comunicación pública de dicha obra. Por ejemplo, si el mensaje que quiere transmitir el artista no llega al público, la obra es fallida. Con esto no digo que los artistas dejen de ser independientes, porque es lo que más deben ser, sólo que sepan cual es su función principal: la comunicación. Un abrazo.

*Irene: en esto que dices si estoy muy de acuerdo. Nadie nace sabiendo comprender el arte, es algo que debe ser cultivado y adquirido y actualmente no se realiza mayoritariamente. ¿por qué Arte se estudia sólo el último año de Bachillerato y para la opción de Humanidades? No digo 10 años, pero sí que de manera generalizada un poco en cada curso. Es cierto, que como no tengas una buena guía te pierdes en el laberinto del arte contemporáneo si pretendes ser autodidacta. Y luego te hartas de escuchar: ¿esto es tan bueno? yo no lo entiendo. Pero si hasta un niño lo haría... etc.... besos.

Ainhoa dijo...

No, si yo entiendo lo que quieres decir (lo explicabas en un comentario anterior al mío)y tienes parte de razón, pero creo que hay obras que a unos les pueden resultar opacas y sin embargo a otros les pueden iluminar la vida, por eso no creo que haya obras que se hayan olvidado del público. Además, muchos artistas no tratan de transmitir un mensaje como tal, sino que lo que pretenden es provocar sensaciones.
¿Ves? Esto es lo fascinante del arte, que es origen de conversaciones interminables.
Un beso.

Madame X dijo...

No, Capri, no es mi cumple. Lo decía por el libro que te habían regalado y en el que te habías inspirado.

Un besito.

Capri c'est fini dijo...

*Ainhoa, también me encanta encadenar conversaciones a raíz de esto... no me gusta las obras con "mensaje" pero sí que signifique algo o que provoquen algo (también sensaciones). En cuanto a la opacidad de la obra de arte, hay mucho hablado sobre ello, no creo que el artista deba simplificar su concepción sólo para agradar a la mayoría, a veces la opacidad es tremendamente lúcida o es precisamente lo que se quiere transmitir. Un beso.

*Madame, mea culpa, ida de olla mía, me di cuenta cuando releí tu mensaje, pero ya había publicado el mío. Besos.