domingo, 7 de septiembre de 2008

Las muñecas rusas

Recordé todas las chicas que había conocido, con las que me había acostado o las que sólo había deseado… Pensé que eran como muñecas rusas. Te pasas la vida entera jugando a eso. Te mueres por saber cual será la ultima, la más diminuta, oculta dentro de todas las demás. No la puedes coger directamente, tienes que evolucionar. Hay que ir abriéndolas una tras otra preguntándote cada vez: ¿será ésta la ultima?


Es difícil saber que es lo que se debe hacer. Si te dejas llevar por la manada, corres el riesgo de verte en un lugar incómodo, haciendo algo que en la vida hubieras dicho que harías. Con las relaciones pasa lo mismo, uno nunca sabe. Se debe huir del bienintencionado consejo ajeno, pero a veces es más sencillo que te susurren la solución a tener que buscarla por ti mismo. Además solemos buscar un prototipo, creado en nuestra mente, que difícilmente se encuentra sobre la Tierra. Esta es el primer problema. Queremos hallar una especie de Frankenstein, hecho de retazos de diferentes cualidades que creemos inmejorables, pero que nunca se darán en una única persona. Luego existen otros ingredientes que no podemos olvidar, como nuestra propia receptividad en un momento dado o incluso el simple hecho de ver que es lo que hay delante de tus ojos. Parece una tontería, pero a veces, las pistas dejan de serlo para convertirse en evidencias y aún así seguimos ciegos. Con todos estos obstáculos, hablar de parasiempres nos hace sentir un escalofrío que recorre cada músculo de nuestro cuerpo. Es lógica esta inseguridad cuando conocemos a alguien. ¿Es la persona definitiva? ¿Hemos concluido la búsqueda? ¿Es la última muñeca rusa?

Xavier (Romain Duris) vive en el caos. A su alrededor, las cosas tampoco pintan bien para casi nadie. A pesar de que ha cumplido su sueño de ser escritor, malgasta su talento en guiones malos para la televisión, pequeños artículos o como negro para biografías de famosos. Sentimentalmente tampoco anda mejor, ninguna historia le dura. Una chica tras otra, ve como la estabilidad es imposible. ¿Cuál es el problema? Camino de los 30, comienza a planteárselo todo. Lo que antes eran firmes decisiones, ahora pueden ser estrepitosos errores. ¿Qué estoy haciendo mal? ¿Será esta nueva chica la relación definitiva? ¿o ésta está detrás de alguien que conozco muy bien? Preguntas y más preguntas de difícil solución.

Y es que nadie dijo que vivir sería fácil. Las relaciones flotan en un mar donde nadie habla el mismo idioma. Luchamos contra nuestros propios defectos, nuestro egoísmo, nuestra incomprensión, por no hablar de la gente que no rodea. Se supone que llegar a la madurez implica compromiso, equilibrio, solidez... pero nada de esto es posible, por temor a la rutina. Aceptamos con desgana el desorden pero no queremos vernos viviendo la vida de nuestros padres. Los días pasan como balas y pocas cosas mejoran. Pero hay que despertar, los príncipes y las princesas sólo existen en los cuentos de hadas y que yo sepa, no estamos viviendo en un castillo.


Escena de Las muñecas rusas en la que Martine (Audrey Tautou) le explica a su hijo su particular cuento de hadas.

28 comentarios:

CRISTINA dijo...

No he visto esa peli, pero después de lo que has escrito la buscaré y la veré, ya lo creo que sí.
Precioso tu post.

Besos

pe-jota dijo...

No si al final la pobre criatura será el soporte emocional de una madre con síndrome de preadolescente, jejejejeje, me ha picado la curiosidad con esta peli.

Eduardo dijo...

Todos éstos dilemas son más fáciles de resolver de lo que parecen. Hay que dejar fluir. Sólo son dilemas para quien nunca ha estado sólo, nunca ha tenido hambre y es la traducción del aburrimiento solemne en que vivimos. Pero no hay nada grave en lo que tanto atormenta a muchos europeos.
Sobre tormentos, recomiendo "De battre mon coeur est arreté", con el mismo protagonista.

nomolamos dijo...

MISION IMPOSIBLE!!!!!!!
El tema de relaciones, de amores, de parejas, es el mayor conflicto universal,
Ni una misma tiene claro lo que quiere, como para que dos personas coincidan.....
Dices que los parasiempres dan escolofrios... y tanto, con el tiempo y con la edad nos volvemos mas exigentes, porque cada vez nos permitimos menos errores, entonces intentamos elegir mejor, o creemos que podemos elegir, pero normamente, lo que piensa la cabeza nada tiene que ver con lo que siente el corazon, y nos vemos, teniendo la edad que tengamos, como niños, dudosos, carichosos, ingenuos,....
le protagonista del video, esta en plan exagerado, pero te juro, que me identifico con ella en algunas cosas, jejejjej
un besazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

pues eso, que aunque los psicólogos nos pongan en unos pocos casos, cada uno reinventa los sentmientos al sentirlos

Lúcida dijo...

Pues otra que me apunto.
Quién no ha soñado con una persona total y absolutamete especial...es curioso,llega una edad en que sabemos quién son los Reyes Magos y nadie se preocupa de hablarnos del Principe Azul...

El Deme dijo...

Capri, el cine francés tiene historias de relaciones de pareja muy interesantes. No conozco mucho de este director, pero seguro que la peli está bien. Un saludo. La idea de que la pareja perfecta es un apaño de las parejas anteriores es interesante.

Gata Vagabunda dijo...

Glups. Aquí me has pillado. ¡Recuerdo "Las muñecas rusas" como una de las peores películas que vi aquel año! Claro que la lectura personal es independiente de la opinión sobre la película ;-)

Justo dijo...

Creo que la necesidad de estar al lado de una sola persona -que representa a todas las demás- con la idea de que será para siempre es algo que fluctúa.

Después, cuando llega la fase de seguir levantando muñecas rusas también se consigue a veces elevar los instantes de encuentro a la categoría de eternos,aunque quizá no volvamos a ver a nuestro/a partenaire.

Pero no me hagas mucho caso, que yo ahora estoy hecho un putón verbenero.
No vi la película, pero es de las típicas que me gustan.

Sibyla dijo...

La peli pinta bien, pero me gusta más el tema que has cuestionado como producto del guión.

Es cierto, vivir la vida que nos ha tocado no es fácil, pero a veces nosotros mismos lo ponemos más difícil, no siendo honestos con nuestros propios compromisos.
A veces hace falta valentía para cuestionarnos qué es lo que queremos, cuando lo tengamos claro, trabajemos por ello sin trampas...

Exito Capri1
Al final, la vida es un encuentro con el equilibrio.(Encontrando la última pieza de la muñeca rusa o española?)

Besitos:)

Anónimo dijo...

Amor, amor, amor.
A mis 14 años ya he conocido a la persona ideal. Supongo que es ideal para mí, aunque no se por qué. Muchos me lo preguntan.
¿Qué si me gustaría que fuera para siempre?. Pues sí. Pero antes que para siempre, primero tendría que ser.
Y mi gran pregunta (y la que muchos se harán)¿seré (o habré sido) la persona ideal de mi "media naranja"? ¡Espero que si! jajajaja. Que tristeza si no.

PD: ¿Cuándo podré decir: yo ya he visto esa película Capri?
Muchos besos

pon dijo...

Las muñecas rusas siempre me han parecido una cosa tristísima, encerradas unas dentro de otras, sin luz, sin aire. Ni siquiera pueden verse unas a otras. Son muy tristes.

Capri c'est fini dijo...

*Cristina, espero que la encuentres, la veas y te guste, qué menos... muchas gracias. Besos.

*Pe-jota, jajajaj ¿acaso no somos muchos el soporte emocional de nuestro padres? Conozco padres que SÓLO tienen a sus hijos... Si ves la peli, ya me dirás que te pareció.

*Eduardo, no te creas que sontan fáciles de solucionar. Pueden que sean producto del aburrimiento, supongo que nada de esto te importaría si tuvieras otras carencias, pero esto no deja de hacer que sean problemas. Está bien... algunos nos entretenemos con estas chorradas, jejeje. La película del corazón esa que dices, no la he visto y tengo muchas ganas de hacerlo....la buscó ya. Saludos.

*Nomolamos, estás superacertada, como siempre. A veces me pregunto como es posible que dos personas mantengan una relación con la de obstáculos que hay... pero bueno, al final el mundo sigue funcionando. Además es cierto que con la edad en lugar de ser más tolerantes, nos volvemos más exigentes y no estamos para muchos experimentos (con lo divertido que es experimentar). Y me ha hartado a reír cuando he leído que te identificabas un poco con la de la peli, pobre Iker....jejeje Muchos besos.

*Pedro, y esa reinvenciones son infinitas, por eso es tan difícil saber que piensa el otro o incluso uno mismo... Saludos.

*Lúcida, el mito del Príncipe Azul está más extendido de lo que parece y como tontos siempre caemos en las mismas trampas. Para azules prefiero a los pitufos... Besos.

*Deme, yo también pienso eso del cine francés, tienen una buena tradición de películas sobre relaciones... para mí son una debilidad.

*Gata, pues mira, no me extraña, porque Las muñecas rusas no es la típica película que recomendaría. Es muy irregular, pero tiene algunas escenas que merece la pena sólo por ellas. Y luego yo le meto mucha literatura a las ideas de la película, porque me inspira, jejeje Besos.

*Justo, jajajaj, que esté hecho un putón verbenero es perfecto para entender este argumento. Porque ¿qué hay detrás de eso sino buscar y buscar, sea una persona o un buen momento? Entiendo perfectamente los parasiempres que duran sólo un rato... Un abrazo.

*Sibyla, muchas veces nos complicamos tanto que luego no sabemos salir del laberinto que nosotros mismo hemos montado... la vida debería ser más sencilla, pero la verdad es que no lo es. Al menos en mi caso... Espero encontrar ese equilibrio que dices, pero de momento sigo abriendo muñeca tras muñeca. Besos.

*Anónimo, amor, amor, amor, como decía Lolita... el otoño que me pone así de tonto. Yo es que en las personas ideales y en las medias naranjas no creo, porque todas las naranjas terminan por pudrirse, y los ideales también. A mí, los parasiempres me dan escalofríos (como el de la película) porque ha habido pocos parasiempres en mi vida. Con tus 14, aún eres una chiquilla y tienes miles de cosas por probar y disfrutar, no?

PD: ¿para qué escribir sobre Batman o Mamma mía, si no tiene mucho más que decir de ellas? Algunas películas desconocidas por la mayoría contienen grandes verdades.

BESOS

Capri c'est fini dijo...

*Pon, jajaja, no son tristes, son bonitas, con esas caritas felices... ¿acaso has visto a alguna muñeca rusa cabreada? Yo a algunas de carne y hueso sí, pero nunca rusa. Besos.

Eduardo dijo...

Yo he visto unas de Lenin y Stalin y tal, que sí que no parecen muy contentos/as...

princesadehojalata dijo...

El amor es ruido.

panterablanca dijo...

Yo creo que sí que vi la película. Creo que salían dos actrices catalanas jóvenes, de las que no recuerdo el nombre ahora mismo. Sé que la película me gustó, pero no recuerdo como terminaba. Tendré que volverla a ver ;-)
Me parece genial la frase : "Lo que antes eran firmes decisiones, ahora pueden ser estrepitosos errores". Siempre me ha llamado mucho la atención, la soberbia de los veinteañeros (yo también la tenía), siempre creyendo que se comerán el mundo, que van a ser unos triunfadores en todo. Luego tienes que elegir, y la mayoría de las veces te equivocas, y todo sale al revés de lo que habías soñado.
Besos de pantera.

Merche Pallarés dijo...

Habrá que ver la peli... Sobre la polémica de si será o no será la última no sé qué opinar, la verdad. Las relaciones humanas son tan complejas y enrevesadas... Besotes, M.

Capri c'est fini dijo...

*Eduardo, pero eso sí parodias, las verdaderas matrioskas estás muy sonrientes...

*Princesas, el amor es ruido, mucho ruido de fondo y a veces poca melodía.

*Sí, pantera, salen dos actrices catalanas, pero tampoco me acuerdo como se llaman. Me alegro que te llamara la atención esa frase, porque es muy realista. Como dices, la juventud es impetú y las decisiones se toman en gral sin pensarlo mucho, luego empezamos a comernos el coco y cada paso en un cálculo, que no tiene porque salir bien. Muchos besos calculados.

Capri c'est fini dijo...

*Merche, sí, es una cuestión compleja, lo de las muñecas rusas es una mera simplificación, la representación de la búsqueda... Besos.

pon dijo...

Me temo que la Tatou se me ha quedado como Amelie para los restos.

Capri c'est fini dijo...

*Pon, supongo que sí, pero vamos hacer un papel como Amelie se va a recordar por mucho tiempo y eso es algo que a cualquier actriz le gustaría, no crees? Besos.

Juan Miguel dijo...

A mi me gusta decir siempre que en estos tiempos que vivimos encontrar una buena amistad con todo lo que eso conlleva ya es difícil con lo cual una relación de pareja es aún más improbable.

No obstante y a pesar de mi incredulidad el tener alrededor mio personas enamoradas hace que al menos en un rinconcito casi oculto quede algo de esperanza, ¡jeje! Un abrazo.

Capri c'est fini dijo...

*Juan Miguel, estoy contigo en que las probabilidades de encontrar una buena relación son tan pequeñas que no sé como nos molestamos tanto. En cualquier caso, hay que mantener la esperanza porque hay personas que lo consiguen. No es de ser tontos quererlo... Un abrazo.

eva al desnudo dijo...

La búsqueda de la estabilidad con otra persona muchas veces se convierte en algo estresante y agotador que no sucederia si al poco tiempo de conocer a esa persona "ideal" dejaramos de gastar nuestras propias energias intentando cambiar al otro.
Esta tendencia a rectificar y modelar significa que ni el paso del tiempo detiene esas ansias de encontrar a una persona que sea exactamente tal y como nosotros queremos y es entonces cuando la magia se acaba, al darnos cuenta de que lo que tenemos delante ya no puede sorprendernos.
Me gusta pensar que lo que tengo ahora es la última muñeca del juego, ojala dure y si, esta vez para siempre.
Besos de otoño turbador.

Capri c'est fini dijo...

*Eva, como bien dices, son ansias, lo de querer moldear y lo de estar preguntándonos por algo que sólo se puede saber con tiempo... Pero es que somos así de puñeteros, a lo mejor es porque nos aburrimos mucho en nuestra vida y tenemos que darle una chispa especial. Espero que verdaderamente sea tu última muñeca del lote y si no lo es... pues a seguir buscando. Muchos besos.

Zoé dijo...

Capri, esta peli es el segundo capitulo de una pelicula llamada UNA CASA DE LOCOS (L'auberge espagnole, en francés). Te la aconsejo también. Planta los inicios de esta segunda entrega...

En "Las muñecas rusas", también me impacto mucho esta escena cuando Romain Duris recorre toda una calle de St Petersbourg, calle que se supone tiene proporciones ideales y perfectas... Pero ideales y perfectas para quién?!

Me quedo con los 2 minutos de peli que has colgado, y lo que veo es que la "princesa" termina llorando...

Volveré a ver "Las muñecas rusas".

Capri c'est fini dijo...

*Zoé, conozco la película, y además me gusta mucho. Y ahora leyendo el post, no sé como no hice mención a la calle de San Petersburgo con las medidas ideales, porque era una idea que me gustaba mucho. Me alegro que la recuerdes. Éstas es de esas películas que sin ser pretenciosa te hace pensar. Merece la pena.

Un beso.