jueves, 18 de septiembre de 2008

El obelisco de Aksum

Sólo hay una manera de poner término al mal, y es el devolver bien por mal.


Un bloque de piedra puede ser piedra y además un símbolo. Cuando un bloque de piedra traspasa el mar para decorar la plaza de una ciudad desconocida, o la ser estrella de una museo, deja de ser únicamente una piedra. Cuando un país quiere recuperar una grandeza, hace años perdida, puede entrar en una espiral de fechorías, donde hay muertes de inocentes, robos y saqueos. Ir detrás de un delirio sólo trae consecuencias funestas. La Historia, esa que se escribe con mayúsculas, se compone de grandes nombres tallados en mármol y desprecia los nombres anónimos, los que sufrieron sin que su sufrimiento sirviera para algo, aquéllos cuyas muertes sólo fue un hecho biológico dentro de la inmensidad del Universo.

Todo esto significa el obelisco de Aksum, botín de la invasión italiana de Abisinia en pleno auge del fascismo. Un gran pedazo de granito labrado de 1700 años y 25 metros de altura, que desde el año 1937, lucía en la plaza de la Porta Capena de Roma, enfrente de la sede de la FAO y del Circo Máximo. Mussolini lo arrebató de su placidez de siglos en tierras africanas como emblema de la superioridad italiana en el que iba a ser el germen del nuevo Imperio. Después de una ardua restauración y un difícil traslado, el 4 de septiembre de 2008 se reerigió en su ubicación original en Aksum (Etiopía), saldando una deuda que ya duraba 70 años. Un símbolo de los desmanes del fascismo que afortunadamente el gobierno italiano ha solucionado.

Esto me lleva a pensar en otras reclamaciones de patrimonio cultural: en los famosos mármoles del Partenón o la piedra de Rosetta del Museo Británico, en el bello busto de Nefertiti del Museo de Berlín, en el Altar de Pérgamo, también en Berlín o en los leones alados asirios del Louvre o del Museo Metropolitano. Todo ello fruto del saqueo colonial, símbolos de imperios aprovechados por otros imperios para destacar su poderío ante el mundo. Joyas que se encuentran a cientos de kilómetros de sus lugares de origen y que nos hacen pensar por que tienen aún el poder de retenerlas. Y parece ser que nadie da el paso para solucionar paradojas del mundo como la de que en Roma haya más obeliscos egipcios que en el propio Egipto o que para conocer el arte griego clásico lo mejor es ir al Museo Británico. Aplaudo la noble decisión italiana de devolver a los etíopes su obelisco. Con ella, la misma piedra que en Roma sólo podía ser causa de vergüenza del ratero fascismo, vuelve hoy a convertirse en una obra de arte.

28 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

la historia del arte está llena de estos latrocinios

Peggy dijo...

Pues yo voy a ser disidente , sino llega a ser por los estudios arqueologicos de los países "colonizadores " , mucho patrimonio de la humanidad hubiera desaparecido , ejemplo sangrante lo tenemos muy reciente con mesopotamia , el saqueo de los museos tras la caída de Sadam fue de llorar , cuando lo veía en la tele sufrí lo indecible .Además hasta que punto son propiedad de los países donde estaban ? se preocuparon ellos por conservarlo ? el Brithis es un museo magnifico , gratuito , la muestra del friso del partenon magnifica , comparando con museos como el arqueologico de atenas con maravillas conservadas malamente , incluso sin aire acondicionado ...en fin , lo importante es la inversión y la conservacion y que este al alcance del publico , función que cumplen con creces tanto el mencionado como en Berlin.

Emily dijo...

Es la eterna discusión...Si me pongo romántica, devolvería los tesoros, pero luego pienso que gracias a los expolios, se han salvado grandes tesoros. Y he visto cosas, que sin los museos como el British sería imposible!

desconvencida dijo...

La última vez que estuve en el British (uno de mis museos favoritos) reparé en unos pasquines en la Sala del Partenón en los que se exponía la postura del Museo y del Gobierno Británico ante el expolio griego... por lo menos es curioso, así que te dejo un enlace:

http://www.britishmuseum.org/the_museum/news_and_debate/debate/parthenon_sculptures.aspx

pe-jota dijo...

Sabes que no quiero ser impertinente, esto va por adelantado, así que ahora estarás pensando qué irá a decir este, pues bueno también hemos de valorar que muchas de estas obras de arte se han salvado gracias a su traslado a los museos occidentales, es algo que se ha de tener en cuenta y de lo que raramente se habla.

Groucho dijo...

ES MUY COMPLICADO,PERO MI CAFETERA ES MIA Y SI BAJA EL VECINO, ME LA QUITA Y LA PONE EN UNA VITRINA POSIBLEMENTE DURE MUCHOS MAS AÑOS QUE SI YO LA UTILIZO CADA DIA, PERO ES QUE LA CAFETERA ES MIA.
SALUDOS CON CAFEINA..........

Lúcida dijo...

Yo creo que todo va a parar al mismo sitio: ganar. Una lucha continúa por el poder, como decir "tengo esto que es tuyo, soy superior". HAsta el arte tiene un doble fondo.

Capri c'est fini dijo...

*Pedro, latrocinio, tú lo has dicho. Las grandes colecciones de arte del mundo (incluida las españolas) están formadas de manera poco clara. Un saludo.

*Peggy, me encanta que disientas. Veamos, totalmente de acuerdo que muchas de las piezas se han conservado por el esfuerzo de los países colonizadores. Todas estas obras son patrimonio de la Humanidad, estoy también de acuerdo, que va más allá de un país u otro. Pero, ¿es justo que un egipcio tenga que ir a Alemania a ver a Nefertiti?¿o que un griego no pueda disfrutar de los mármoles de Partenón si no viaja a Londres? Los conservan bien, sólo faltaría, pero ya han servido al Museo Británico muchos años y les ha rentado mucho dinero como para que vaya siendo hora de pensar en devolverlo. Ocurre esto porque los que conservan los restos, ex-colonizadores, aún mantienen una preponderancia internacional con respecto a países expoliados como Grecia o Egipto. Parece ser como si el privilegio de admirar estas obras sólo estuviera en manos de países de Occidente. Un saludo.

PD: Lo del museo de Bagdad era para llorar, pero ¿quién empezó la guerra? Actualmente sus piezas son el sustento de los buscadores de antigüedades, una pena.

*Emily, gracias UK por salvar los mármoles, pero vamos, está más que pagada su labor de conservación gracias al dinero que atrae esas piezas. Los mármoles del Partenón, por ejemplo, fueron vilmente sacados de Grecia, aprovechando la confusión por el embajador inglés.

*Desconvencida, a mí también me encanta el British, es un pedazo de museo, estupendo. Gracias por el enlace, es curioso ver la postura del museo en esta polémica. Los argumentos que expone sin embargo son débiles. Aduce que no son el único museo del mundo en tener restos del Partenón (bueno y que?) y que los que quedaron en Grecia han pasado por varios museos (bueno y qué?). No dicen que se llevaron los mejores frisos, son muy cucos... Su postura es tremendamente paternalista en este caso.

*Pe-jota, nadie puede negar eso. Los arqueólogos británicos o alemanes han descubierto e investigado muchos yacimientos y su labor fue estupenda. Sin embargo, ¿ves como ahora el gobierno de Egipto se guarda las espaldas para evitar el expolio? Anteriormente, era imposible, porque Egipto era una colonia y ni siquiera pudieron elegir si permitir la salida de obras o no. Estaban obligados a acatarlo. Creo que los ingresos que obtiene el Louvre o la Isla de los Museos berlinesa con esas piezas, paga con crece la manutención de éstas... Y esto sin contar el derecho de los pueblos de origen a disfrutar del patrimonio de sus antepasados. Saludos.

*Groucho, mucho de eso hay. Continuamente se argumenta que las piezas están bien por ellos, como queriendo decir que en sus países de origen estarían maltratadas... creo que hay una especie de colonialismo paternalista en esta argumentación. Nosotros somos civilizados y podemos y vosotros sois una panda de desastres y sois incapaces. Saludos.

*Lúcida, en el fondo es eso que dices, una lucha de poder en el que siempre ganan los mismos... Besos.

Luz de Gas dijo...

Sevilla también fue víctima de varios espolios y ya es hora de que vuelva lo robado.

Un abrazo

Justo dijo...

No seré yo quien defienda a Sadam, pero si hablamos del saqueo de los museos tras su caída, recordemos tb que esos museos y otras muchos vestigios históricos y culturales fueron destruidos por la vil invasión que se decidió en las Azores.

Ya nos podemos vestir todos de lagarterana, pero que en el British -por poner el ejemplo que más estáis citando- se conserven fragmentos importantes del Partenón me parece una vergüenza injustificable.
Y el argumento de que todo eso se conservó gracias a la bondad británica o francesa me gustaría poder estudiarlo a fondo, porque seguro que sólo es verdad en parte.

No se puede comparar la emoción que produce contemplar el Partenón donde fue erigido que hacerlo en un museo de una ciudad tan poco helénica como Londres.

Pero sí me he alegrado, Capri, de lo que cuentas, que desconocía: menos mal que el Gobierno italiano acierta en algo.

Un abrazo

nomolamos dijo...

No entiendo esos arraigos y que se pueda matar o morir por ese tipo de cosas... pero bueno...
Entiendo que las raices de un pueblo, su cultura es importante, pero ante la vida.....
en fin, sea cual sea el resultado que todos fumen la pipa de la paz...
un beso guapo

pon dijo...

Será deformación profesional, pero me inclino por el conservacionismo de los museos. No solo porque garantizan la conservación, sino porque muchas de las piezas que estarían al aire libre no se conservarían igual. Y desde luego que en algunos países no hay garantía alguna. Cada vez que recuerdo las imágenes de los Budas gigantes me dan ganas de llorar.

Merche Pallarés dijo...

Esto me ha recordado una anécdota maravillosa de Jack Hitt en su libro "Off the Road" sobre el Camino de Santiago. El es un ejecutivo neoyorquino estresado y harto de todo. Decide hacer el Camino desde Arles en Francia partiendo a pie desde una iglesia románica que se encuentra a las afueras. Coge un taxi y le dice al taxista que le lleve a dicha iglesia y el taxista le contesta "Ah, ya no existe. Está en el Metropolitan de Nueva York..." Besotes, M.

cure of love dijo...

El arte, de quien lo mira y ama.

Besos

Francisco O. Campillo dijo...

No estoy muy de acuerdo contigo. Si seguimos el criterio que expones, posiblemente desapareciesen todos los grandes museos del planeta. Es un aspecto que compartimos varios comentaristas del post.
Sin embargo, comparto la esencia de tu pensamiento. Creo que debemos colaborar al desarrollo sostenible de África y del resto de zonas desfavorecidas.
En mi opinión, es la mejor manera de saldar la inmensa deuda que mantenemos con ellos y creo que a las gentes de esas tierras les será de mayor provecho.

Capri c'est fini dijo...

*Justo, es cierto, menos mal que el gobierno italiano toma una buena decisión... Yo estoy contigo, el argumento del buen trato recibido por las piezas no debe implicar su no-devolución para siempre. Eso sí, el Británico no dará a Grecia los mármoles ni otra cosa, menudo son... Si yo fuera su director, tampoco querría que me conocieran como el que devolvió los mármoles. Lo del Museo de Bagdad se veía venir, aún están recuperando piezas entre el expolio de algunos soldados estadounidenses y anticuarios que las pasan de contrabando, qué pena!! Saludos.

*Nomolamos, nadie está hablando de matar o de morirse por piedras, que por muy bellas que sean y muy patrimonio cultural no merecen ni una gota de sangre. Creo que es una cuestión de responsabilidad histórica de las metrópolis colonizadoras. Fumemos todos la pipa de la paz... Besos.

*Pon, la cuestión no es darlo sin más, deben existir unas garantías, de museo a museo. Los mármoles del Partenón o la Nefertiti nadie piensa que se vayan a exponer al aire libre... Creo que Grecia o Egipto son perfectamente responsables para custodiar estas piezas muy bien. Teniendo en cuenta que ya lo hacen con otras joyas arqueológicas. Besos.

PD: deformación profesional? a qué te dedicas? me ha entrado la curiosidad.

*Merche, lo de las iglesias del Met es otro caso singular. Pero bueno, al menos fueron compradas y no robadas... posteriormente a eso los países blindaron sus legislaciones para que no pudieran cometerse tropelías iguales. Para algo sirvieron... Besos.

*Cure, totalmente de acuerdo, pero ¿por qué siempre está al alcance de los mismos? ¿por qué otras personas no pueden acceder a ellas?

*Francisco, ojo y no te equivoques, hablo de patrimonio cultural arrebatado, normalmente coincide con los descubrimientos arqueológicos. No puedo decir nada de ventas legales, por más que nos duela. No estoy pidiendo la devolución de la Venus del espejo de la National Gallery... eso es de locos. Los obeliscos egipcios de Roma fueron robados y llevados a Italia sin permiso de nadie... esos deben ser devueltos, pero las Madonnas italianas o los Rembrandt de los museos del mundo. Una cosa no quita la otra. Saludos.

Capri c'est fini dijo...

*Ay Luz de gas, que se me olvidaba tu comentario... desgraciadamente muchas ciudades han sido objeto de expolio, injusticias de la Historia.... Un saludo a Sevilla.

pon dijo...

jejejeje, soy restauradora de muebles y demás piezas antiguas.

Sintagma in Blue dijo...

El mundo era así.

Anónimo dijo...

Creo que todos estos robos y hasta sus devoluciones son parte también de nuestra historia... ¡Vaya que hemos cogido algo de verguenza de un tiempo para acá! :D

Capri c'est fini dijo...

*Pon, vaya, que interesante profesión... tengo una cómoda hecha polvo, a ver si le puedes echar un ojo, jejeje Besos.

*Sintagma, el mundo era así y sigue siéndolo, no creo que haya cambiado mucho...

*Anónimo, lo poco que se devuelve forma parte un poco de la vergüenza torera de los estados, que parece que no andan muy sobrados de ella. Saludos.

Rubín de Cendoya dijo...

Todos esos latrocinios también son la historia.

No parece de recibo fijar el latrocinio en dos mil o diez mil años y hacer borrón de lo anterior.

Intento explicarme: puede ser necesario devolver lo robado hace medio siglo, pero de ahí a considerar que hay una nación a la que le pertenece el código de hammurabi va un trecho.

Salud

Peggy dijo...

E fin ...es tambien el tema , estoy malosa :) , que la Dama de elche debe volver a esa comunidad autonoma y no estar en el arqueologico nacional .......

Capri c'est fini dijo...

*Rubén, todos esos latrocinios son también Historia, pero no se puede comulgar con algo que está mal hecho. Es el mismo robo el que hicieron los nazis con el patrimonio de los judíos (véase el retrato de Adele Bloch-Bauer de Klimt, ahora devuelto a su familia) que el robo de arqueólogos sacando piezas rumbo al Reino Unido o Francia. ¿Qué hace el Código de Hammurabi en París? Igual de mal están uno y otros. Saludos.

*Peggy, pues dentro de una estado no hay tanto problema, pero sí, ¿por qué la Dama de Elche no puede volver a Elche? Seguro que estaría estupendamente cuidada allí. Besos.

senses or nonsenses dijo...

no debemos despreciar el lenguaje perdido de las piedras.

un abrazo.

Capri c'est fini dijo...

*Senses, las piedras hablan, nunca mejor dicho, pero no sé bien quien interpreta mejor el mensaje que quieren dar. Saludos.

Juan Miguel dijo...

Capri yo estoy totalmente de acuerdo contigo: nunca he podido entender amparándose en qué una potencia extranjera puede robar retazos de la vida y de la cultura de otro pueblo. Si de verdad les preocupara su conservación pues que incentivaran y auspiciaran la creación de museos y espacios en los lugares de origen.

En el fondo supongo que lo que me ocurre es que detecto un tufillo de trauma subconsciente por parte de esas mismas potencias a volver a su pasado colonizador y conquistador apropiándose de lo que nunca debería ser suyo. Un abrazo.

Capri c'est fini dijo...

*Juan Miguel, has dado en el clavo, parece que en el caso egipcio, grandes museos como el British están dando pasos para apoyar otros museos en sus lugares de origen. Supongo que el pasado colonizador ha sido muy condicionante y que aún dar marcha atrás devolviendo determinadas cosas, puede suponer una derrota psicológica. Pero es que es injusto... Saludos.