jueves, 15 de mayo de 2008

Las cajas fuertes

El rufián que intentare descifrar el contenido de este mapa, pagará su osadía con la más terrible de las muertes.

Los Goonies
(Richard Donner, 1985)

Decimos muchas cosas a lo largo del día, nos ponemos serios y sacamos nuestra mejor voz grave, nos reímos, farfullamos en voz baja pero sobre todo decimos muchas cosas insignificantes. Alguna vez, estas palabras totalmente olvidables tienen un significado especial para alguien. Notas como tú abres la boca y el rostro de una persona cambia de expresión, piensas en rectificar pero por más que piensas no alcanzas a saber que has dicho para causar esa reacción. Y resulta que todos custodiamos en cámaras acorazadas nuestros secretos, pasiones inconfesables y otras íntimas alhajas. Y resulta también que una palabra inocente en un principio remueve el mecanismo de apertura. Es como si por casualidad acertaras un número de la combinación secreta, como si dieras a ciegas un paso en el mapa del tesoro. Escuchas el click del resorte pero no sabes como lo has hecho y cuando lo intentas reconstruir no lo consigues, ya es demasiado tarde. No quieres acceder a la caja fuerte, no es esa tu intención, pero desconcierta saber que está ahí, a un paso, medio abierta y sin saber como lo has hecho. Como estos artefactos de seguridad son tan sofisticados, pronto la situación se restablece, volviendo a su cerrada intimidad y parece que nada hubiese sucedido. Buscas, de nuevo, un atisbo, una pista en el dueño de la caja fuerte, como un jugador de póquer, analizando miradas y las cotejas con tus propias palabras, que a estas alturas te arrepientes de haber dicho. Incluso preguntas si pasa algo. Pero nada, la respuesta es un sonoro portazo. Y es lógico si lo piensas, yo también guardo algunas cosas que no me gustaría que me arrebatara el primero que consiguiera llevar a ellas. Lo mejor es olvidarlo, no estoy hecho para ser ladrón de cajas fuertes.

19 comentarios:

Caulfield dijo...

Y luego están los que optan por romper la puerta blindada a base de andanadas (verbales). No suele ser tan efectivo a no ser que tengas vínculos con esas personas.

Donna Pinciotti dijo...

yo tampoco.

Aun.

Pero mi caja fuerte a veces se cierra otras veces no para de entreabrirse...
esta ciclotimia mental me consume muhca energia..

Beso

nomolamos dijo...

Madre mia, dichosa caja fuerte acorazada, normalmente yo la tengo con doble cerrojo, pero siempre pasa que el que menos debe o menos quiere, va y la abre con un suspiro.
nunca nos ponemos de acuerdo con la vida, que pena......

Zârck. dijo...

Muchas gracias por acercarte a mi Jardín. Espero volver a ver tus huellas por él.
Un saludo.

Capri c'est fini dijo...

*Caufield: sí, la dinamita también puede ser eficaz pero corres el riesgo que cargarte el edificio entero. Un saludo.

*Bienvenida al blog Donna. Es cierto, los mecanismos de las cajas fuertes a veces no están tan engrasados como quisieramos. Compra una nueva o contrata seguridad. Besos.

*Nomolamos, sí, hay gente que es buena abriendo cajas y en un pispas fuerzan el mecanismo más complicado. Todo debería ser más sencillo, no crees? Un besazo.

*Zarck, me pasaré, no lo dudes, hay flores preciosas para admirar. Gracias por devolverme la visita, espero que tú tb vuelvas. Un saludo.

pe-jota dijo...

Hay sentimientos, recuerdos y secretos que debemos mantener a buen recaudo

Lúcida dijo...

Nunca se debe forzar una caja fuerte, la confianza la abre sola... auqneu algunas necesitan dosis infinitas.

Capri c'est fini dijo...

*Pe-jota, muy de acuerdo, no soy yo de los que piensan que se debe contar todo, debe existir un reducto de verdadera intimidad sólo para tí mismo. Saludos.

*Lúcida, pero ¿qué ocurre cuando sientes que has removido algo ahí? Como me pasó a mí, nunca tuve intención de forzar ninguna caja, fue una mala casualidad. Besos.

la rata bastarda dijo...

Tengo el "don" por llamarlo de algun modo,de hacer sonar ese "clic" en las cajas fuertes de los demás...y por más que me esfuerzo por arreglarlo,o repaso mis palabras...soy incapaz de saber qué es lo que está mal.....

Me siento identificada al cien por cien en tu post!!!!!!
Gracias Capri.

Biquiños....puedo??? No sonará clic si lo hago verdad?
jjj
;))))

Capri c'est fini dijo...

*Ratita, puedes hacerlo, claro, pero te advierto que acabo de instalar un nuevo sistema de seguridad a prueba de bombas. me alegro que te gustara el post. Muchos besos (con o sin click).

Lula Fortune dijo...

A veces pienso que esto de los blogs es como dar la combinación de tu caja fuerte poco a poco. El que lo lee, siempre quiere más y a veces da la impresión de que este anonimato nunca nos protegerá lo suficiente: acabaremos abriendo la puerta de par en par o desapareciendo para siempre.
En lo que a ti respecta, será un placer dejarte entrar.
Besos secretos.

Eduardo dijo...

Los pobres tenemos cajas de zapatos

Capri c'est fini dijo...

*Lula, es exactamente eso, en los blogs es como si dieras poco a poco la combinación secreta, no directamente sino a través de pequeñas pistas. Sólo el lector inteligente puede hallar la clave. Muchas gracias, entraría de puntillas y sin hacer ruido. Muchos besos.

*Eduardo, a veces una caja de zapatos puede ser más discreta y mejor para guardar algo valioso que una caja de caudales. Un abrazo.

Irene dijo...

Una caja como un cuarto, da igual, hay que ventilarlo de vez en cuando, no conviene mantenerlo cerrado siempre. Así que el valiente que consigue abrirla será bien apreciado, creo yo.

Capri c'est fini dijo...

*Hummm Irene, me has dado que pensar, pero no sé si estoy de acuerdo contigo. Me parece que contrataré ventilación artificial, creo que en mi caja fuerte sólo entro yo (de momento), guardo cosas tan íntimas y valiosas que no sé si quiero que alguien entre y las manosee. Sé a lo que te refieres, que no debe encerrarse uno, y estoy de acuerdo con ello, pero creo que también es necesario un espacio de absoluta intimidad. Un beso y gracias por hacerme pensar.

Anónimo dijo...

This, of course, is a matter of choice...

Capri c'est fini dijo...

*Anonymous, I agree, it's a matter of choice where you want to keep your valuable things: memories, experiences... i have a big safe for them. Best regards.

princesadehojalata dijo...

Una cita de Los goonies! El departamento de completar infancias trabaja a pleno rendimiento. La semana pasada entregó esa película, fue recibida con más de ocho mil besos.

Capri c'est fini dijo...

*Jajajaj princesa, Los goonies son geniales, completeme las infancias, que cada vez se hacen más largas... un beso.