martes, 27 de mayo de 2008

Estrellas cosidas a la ropa

Como niños que creen en la vida,
muchos se estremecen ante el espectáculo de la nieve
en un extraño país
necesitando algún tiempo para comprender
la clase de frío que les asalta.

Max Frisch (sobre los inmigrantes italianos en Suiza)

Italia recibió a los artistas venidos de todo el mundo durante el Renacimiento, era el destino del Grand Tour para los ingleses en el siglo XIX que llegaron a formar colonias en ciudades como Florencia, reunía a los excéntricos ricos de la Jet Set internacional en la Costa Esmeralda o Amalfitana y millones de turistas recorren cada año sus calles y plazas. Pero parece que el Gobierno de Silvio Berlusconi, recientemente elegido, busca que los extranjeros lleguen a Italia, consuman, compren postales y se vayan. Han decidido que no se puede aguantar más con tanto inmigrante ilegal, que además no son rubios ni con ojos azules, ni siquieran traen dinero. Lleguen en patera o en avión, los que no tengan papeles serán delincuentes y como delincuentes serán expulsados del país. Además los que se atrevan a alquilar alguna vivienda a éstos, correrán la misma suerte, el delito, por favorecer la estancia de los indeseables. Es que ya no se puede pasear por las calles de Roma...
En Nápoles tienen otro problema, hábilmente solucionado por el gobierno del empresario. Hay asentamientos de gitanos rumanos, que claro, afean el entorno y encima nadie conoce de que viven, seguramente de robar. Una cosa es la Camorra, que es de allí y otra, estos rumanos. Los gitanos tampoco son rubios y visten con harapos. Para eso, el gobierno controlará los poblados para que no salgan a relacionarse con los napolitanos. Es mejor que estén vigilados por lo que puedan hacer, está claro. Si incumplen las leyes, pueden ser detenidos y conminados en centros de detención durante 18 meses. Espero que la UE no se ponga pesada y esgrima la libertad de movimiento que tienen declarada todos los ciudadanos incluidos los rumanos; éstos que se muevan por donde quieran pero no en Italia. Yo, desde aquí, además, propondría a Berlusconi que hiciera algo con el atuendo de los gitanos que da muy mala imagen, que luzcan algo distintivo para que la población de bien los reconozcan, no sé, estrellas de diferentes colores, triángulos o brazaletes cosidos a la ropa. Como algún gitano de esos puede que no tenga los rasgos que denoten su raza, el sistema de clasificación sería muy buena idea. Así todos estarían más tranquilos sabiendo quienes son. Y si viven todos en un mismo sitio, también mejor, que nunca se sabe que puede ocurrir.

La Historia de la Humanidad es la historia de los movimientos migratorios. La emigración italiana ha sido un caso singular, se estima que desde fines del siglo XIX hasta los años 70 más de 30 millones de italianos salieron de su país en busca de nuevas oportunidades laborales, fundamentalmente a Estados Unidos, Argentina, Brasil y Centroeuropa. En la actualidad, hay aproximadamente 15,7 millones de italoamericanos y entre 15 y 20 millones de argentinos que en distinto grado tienen también esta ascendencia italiana. Menos mal que no se toparon con gobiernos como el de Berlusconi.

41 comentarios:

CRISTINA dijo...

¡Qué pena todo! ¿verdad?

Qué pena...tanto rechazo, tanta xenofobia, tanto miedo al de fuera, tanto racismo...

Justo dijo...

Suscribo de arriba a abajo todo lo que dices. Qué pena de Italia; y aquí nos puede pasar lo mismo como no espabilemos, hay que combatir ese discurso atroz que se va colando en muchos sectores.
Como dices, el ser humano es migrante, y nadie debe tener la exclusiva de ningún territorio.
Lo de los centros de internamiento es una violación clara de derechos humanos, tal como parece se está haciendo: denunciémoslo.

pon dijo...

Bueno, nada como tener unos cuantos extranjeros morenitos para echarles la culpa de todo, practicar con ganas el racismo, difundir el miedo entre la gente y ser más demagogo que nadie. Totally Berlusconi, es su marca. Y lo pero es que no tiene oposición......

pe-jota dijo...

Italia y los italianos han hecho lo que mejor saben hacer, esconder la cabeza bajo su ala de diseño y culpar a los demás de sus problemas y su decadencia, creo que el grabe problema de Italia es un enorme e infranqueable complejo de inferioridad frente a su pasado romano y al Renacimiento, por suerte o desgracia he tenido que trabajar con ellos y son puro aire de diseño incapaces de afrontar la realidad con seriedad. Lo cual no quiere decir que haya gente válida, pero en estos momentos ha sido borrada del mapa y ha sido el pueblo italiano el que mayoritariamente así lo ha decidido.

Irene dijo...

¿complejo de superioridad o de inferioridad enmascarada con dinero?

me temo que todos necesitamos invertir más tiempo y dinero en informarnos y educarnos, porque la cosa tampoco está especialmente bien en Francia que digamos, no hago más que oír "más seguridad, más policía".

¿pero acaso es una utopía? ¿qué debemos hacer a esta alturas?

Capri c'est fini dijo...

*Cristina, mucha pena y lo peor de todo es que nadie reconoce ser racista, así que doble tazón: racismo e hipocresía. Un saludo.

*Justo, lo Italia me parece sangrante porque es un país de nuestro entorno muy ligado al nuestro y tengo pánico de que se reproduzca aquí. Es cierto que va calando cierto discurso catastrofista en la población con respecto a la inmigración, siempre vista como un problema. Adornan las políticas de inmigración para que bailen al filo de la legalidad pero con unos objetivos muy nefastos. Un saludo y gracias por la referencia en tu blog.

*Pon, exacto, ya antes lo han hecho otros políticos, ¿para qué buscar causas internas si pueden encontrarse las externas? Lo peor no es Berlusconi, es que el pueblo italiano lo crea, lo apoye y lo institucionalice. Y mientras la izquierda italiana recogiendo sus añicos. Saludos.

*Pe-jota, pensando en este tema de Italia pienso igual que tú, ¿dónde está el pueblo? ¿de verdad apoyan a este Berlusconi xenófobo? Me cuesta creer que sí, pero es que acaba de ser elegido. No sé si será por cuestión de inferioridad, pero si es que sufre una decadencia (cosa que ningún italiano va nunca a reconocerte) debería servirle para hacer balance y sacar lo mejor que tienen, que para eso sirven las crisis. Ah la bella Italia... Un abrazo.

*Irene, las cosas no andan mucho mejor en otros lados de Europa, la ultraderecha gana elecciones en Austria, Suiza y los Países Bajos, en Francia Sarkozy usa la mano más dura para reprimir disturbios... ¿vivimos en Europa tan ensimismados en nosotros mismos que no nos damos cuenta de nuestra posición tan privilegiada? Cuando los europeos tuvimos las cosas chungas se nos permitió emigrar y ahora que son otros pueblos sólo pensamos en cerrar las fronteras. Hoy también he leído que más de la mitad de esos inmigrantes ilegales de Italia trabajan cuidando ancianos y cuando los expulsen ¿quién realizará esa labor? Un saludo.

panterablanca dijo...

Tienes toda la razón del mundo. Me encanta la fina ironía con que tratas el tema. Es una vergüenza. Parece que los humanos tenemos muy poca memoria, y que tendemos a olvidar la historia. Y quien olvida la historia, está condenado a repetirla.
Besos salvajes.

Reggis FraPe dijo...

Wow!, conforme leía tu post, venían a mi mente imágenes tras imágenes nada gratas de lo ocurrido en Alemania, y nosotros podríamos pensar, ¿En pleno siglo XXI? si señor en pleno siglo de la genética-nanotecnología-robótica.

Un saludo….La Reggis

Merche Pallarés dijo...

CAPRI, ¡Cuánta razón tienes! No sé a dónde nos llevarán estas políticas racistas ¿al resurgimiento de un nuevo nazismo? Por ahora, por lo menos España se salva pero ¿hasta cuando? El problema es que los "pueblos" están ya muy "brainwashed" (lavado de cerebros) con los programas basura, publicidad engañosa, medios de comunicación, educación muy deficiente, demagogia. Y, no olvidemos que "el pueblo" es la mayoría... así votan a un tipo impresentable como Berlusconi. Besotes, M.

Poledra dijo...

Buen post...porque la situación lo merece...es tremendo que rechacen así a esa pobre gente. :-(

Un abrazo

Capri c'est fini dijo...

*Pantera, sólo pude usar la ironía porque si no me calentaba y empezaba a despoltricar y me quedaba sólo. Esa falta de memoria parece contagiosa, como si todas esas naciones hubiesen sido ricas siempre... en fin. Un beso.

*Reggis, ocurre por mucha nanotecnología porque las relaciones humanas siempre se topan con la intolerancia y la falta de solidaridad. Ayuda a África sí, pero siempre que los negritos se queden en sus países... La hipocresía no está reñida con la tecnología. Que en Europa haya aires "nazis" a esta alturas es para comprarse una lista y retirarse del mundo. Un beso.

*Merche, como decía antes, espero que Europa no sucumba a estos nuevos aires porque caer en lo mismo en menos de 100 años es ser gilipollas. Por una vez no va genial no estar bajo la influencia de Europa, pero todo llegará, a veces noto que la intolerancia se va posando poco a poco en la sociedad. Que la mayoría haya votado a Berlusconi no significa que esta política está legitimada si es injusta... pero es algo sangrante que Italia caiga en la demagogia futbolera del empresario. En cualquier caso parece que han perdido la capacidad de crítica, aunque estoy seguro que no del todo, porque es un disparate. Un beso.

PD: Eres de mis fijas...cuanto me alegro. Espero estar al nivel.

*Polendra, si no se puede hacer nada al menos nos queda el derecho al pataleo, no crees? Un beso.

atikus dijo...

Estupendo post, si señor, a Berlusconi le vendría muy bien leer esto, pero también a mucha gente y políticos aquí, y es que la globalización parece chula sólo para unas cosas, vamos para explotar al tercer mundo y poner trincheras en lugar de hacer un mundo mas justo, solidario y eficiente...y quizás en un futuro sin problemas de fronteras, razas, religiones,guerras ...uy que parezco John Lennon jijiji!!

Caulfield dijo...

Me ha gustado mucho tu exposición, la suscribo plenamente y desconozco como han vuelto a poner a semejante tipejo al frente del gobierno italiano. Sólo espero que en uno de sus liftings mensuales se quede tan estirajado que lo tengan que sustituir.

hermes dijo...

Lo que has escrito es tal cual es, es una pena pero es así, pero ¿ quien puede ponerle barreras al campo ?, cuando la gente pasa necesidad se busca la vida donde puede, eso ha sido así en todas las épocas de la humanidad y hay que estar muy ciego y ser de una insensibilidad casi inhumana tratar a estas personas como si fueran ladrones o usurpadores de nuestro mundo maravilloso, que por otro lado si algo tiene de eso es gracias a la aportación de ellos.

¿ Ya no nos acordamos cuando tanto españoles, italianos , porugueses, griegos y de otros paises teníamos que emigrar a millares en busca del pan ?, que mala memoria tienen los políticos.

Un saludo.

Capri c'est fini dijo...

*Atikus, gracias por el elogio, yo se lo daría a leer a los votantes de Berlusconi que al fin y al cabo estarán en mayor o menor grado de acuerdo con esta reforma. A nadie en Europa le pareció mal el colonialismo, casi nadie en Alemania se quejó por los ghettos judíos y ahora parece que nadie quiere ver otra práctica más xenófoba y discriminatoria. Un saludo.

*Caufield, no caerá esa breva, Berlusconi ha ganado holgadamente y la izquierda italiana es más débil que nunca, buscando su propia identidad. Espero que el mensaje italiano no cale en Europa porque si no vamos apañados!!! Un saludo.

*Hermes, eso mismo pienso yo. Si yo hubiera nacido en Mauritania o en Senegal o en Rumanía arriesgaría mi vida por mejorarla, yendo a donde fuera. Qué poca memoria tienen los pueblos, si hasta hace nada eramos nosotros los inmigrantes... Los papeles no dejan de ser una mera formalidad, ahora considerar delicuente a otra persona por el mero hecho de ser de otro país me parece un patada en los huevos a los Derechos Humanos. Un abrazo.

el otro amante dijo...

ufff el tema que planteas es bastante complicado. El racismo suele aflorar cuando los países van mal y, como bien decís, hay que echarle la culpa a alguien. Los italianos siempre se han caracterizado por estar en todos los continentes, con sus pizzerías, trattorías y tiendas de diseño, y tener una gran capacidad de adaptación. Ahora en Italia tienen una situación muy difícil, especialmente en la región Campania. Nápoles se la están cargando desde hace tiempo, casi desde 1861, las empresas de Milán -a través de la mafia- ha llevado trailers llenos de residuos radiactivos al sur y los han enterrado -con camiones incluidos- allí. Todo ello ha producido una contaminación generalizada de personas, animales y alimentos -con el consecuente aumento del número de canceres y malformaciones en recien nacidos- y la degradación total y absoluta de una zona tan importante desde el punto de vista paisajístico y patrimonial. A ello se suma ahora que el sinverguenza del gobernador de la Campania, Antonio Basolino, ofreció, durante su etapa como alcalde de la capital, la recogida de basura a la camorra. Cuando han intentado controlar la situación, la camorra ha reaccionado quemando basuras, provocando desórdenes callejeros y utilizando a los pobres gitanos rumanos para descargar parte de sus culpas y desviar la atención de la opinión pública. Yo lo único que deseo es que se produzcan soluciones porque la población civil ya no puede más y además están dando una imagen de xenofobia que, en muchas ocasiones, no se corresponde con la realidad. A pesar de todo, sigo admirando profundamente la cultura italiana y su capacidad creativa. ¡Que mundo tenemos!. Saludos.

Ainhoa dijo...

Es indignante que sea un tipo como Berlusconi el que equipare inmigración a delincuencia; él, que se metió en política para conseguir inmunidad diplomática y así evitar ir a la cárcel. Si aquí hay un delincuente, de los de verdad, de los que no lo son por necesidad (si es que llegan a serlo), es él. Eso sí, un delicuente con traje y corbata, bronceado, estirado y con injertos capilares, que ya sabemos que la imagen es muy importante.
Un beso.

Capri c'est fini dijo...

*Amante, la situación en Italia es delicada pero no deben ser los extranjeros los que paguen los platos rotos. Supongo que la xenofobia no es generalizada, sólo faltaría, pero sí va a ser institucionalizada. Tienen problemas para controlar su propia mafia, el problema de la basura en Campania... ¿y eso se va a solucionar declarando como delincuentes a los ilegales? La reforma esta me parece atroz, a la altura de ese presidente de Gobierno. Nada tiene que ver el tarambana este con la cultura italiana, que admiro y disfruto mucho. Un saludo.

*Ainhoa, tienes razón, para escpar del delito lo mejor es recalar en política, que el negocio del fútbol y de la tele se hace muy pequeño comparado con la majestuosidad de gobernar un país. Vergonzante mamarracho para Italia... Un abrazo.

el otro amante dijo...

Hola Capri, como comprenderás en ningún momento estoy defendiendo al payaso de Berlusconi, ni mucho menos la xenofobia, que me parece lo peor de lo peor. Solo es que últimamente las críticas a Italia son generalizadas y hay mucha gente allí que está en contra de lo que está sucediendo y lo está pasando mal. Lo del control de la camorra parece fácil desde aquí, pero cuando estás allí se vé de manera diferente. Saludos.

Merche Pallarés dijo...

Es un placer entrar en tu blog. Besotes, M.

Capri c'est fini dijo...

*Amante, estaba seguro que no defendías a Berlusconi, no se me pasa ni por la cabeza. Es verdad que las críticas arrecian contra Italia pero eso no significa que ni todos los ciudadanos están de acuerdo (véase igual caso de estadounidenses en contra de la invasión iraquí o israelíes en contra de la ocupación de Palestina) ni que dejen de ser admirables los logros italianos (culturales, históricos...). En cuanto a lo de la Camorra, es difícil hacer un balance sin conocer en profundidad, pero me da la impresión que estamos en esa situación de las madres que descubren que su hijo adolescente comete delitos y se pregunta ¿cómo es posible? ¿qué hecho para pase esto? Mucha gente en Nápoles ha comido de la Camorra y está medio socialmente aceptada y esto le da un poder inaudito. Un saludo.

*Merche, eres un encanto, gracias.

el otro amante dijo...

Hola Capri, me alegra que me entiendas un poco. Respecto a lo de la camorra en Nápoles, no veo igual que tú el tema. No es cierto que esté socialmente aceptada, la mayoría de los napolitanos están bajo su presión e incluso algunos amigos (muy queridos) que tengo allí están amenazados (llamadas de teléfono a altas horas de la noche, amenazas, ruedas pinchadas, pintadas en la puerta de sus casas, etc). Es una situación bastante difícil, lo siento pero Nápoles me duele mucho y no tengo más remedio que dar "otra" visión a la que hay en España. Saludos afectuosos y hasta pronto.

Lula Fortune dijo...

Precisamente en mi examen escrito de ayer (agggggg!!!) me pusieron el texto de la Ley de Inmigración. A pesar de estar preocupada en escribirlo bien y en entenderlo todo, no deja de sorprenderme que se puedadn hacer cosas así en un país tan malo o tan bueno como el nuestro.
Yo también soy una defensora de la cultura italiana. Hay muchos políticos de izquierda, intelectuales y gente de a pie (muchos amigos mios) que están sufriendo en carne propia estos
desatinos,por no hablar de los propios inmigrantes.
Me ha gustado la (amarga) ironía con la que lo cuentas (ya sabes que tú me gustas mucho)aunque me gustaría creer que no es el único recurso que nos queda para evitar la barbarie.
Besos rebeldes.

El Deme dijo...

Es muy triste dejar tu país para buscarte la vida en otro, no creo que nadie lo haga por gusto o por dar la lata...

Capri c'est fini dijo...

*Amante, la situación de la Camorra es desde luego sangrante, no digo que sea del gusto de los napolitanos, pero sí que muchos la han aceptado como parte del paisaje. Por supuesto, los amenazados no entran dentro de esta categoría. No me gusta criticar a Italia, porque aquí en España tenemos problemas como para no sacar pecho. Pero estas posturas tan extremistas y discriminatoria se producen porque hay problemas con los que no se puede lidiar. Coincidimos en nuestro cariño y admiración con Italia, que nada tiene que ver con esto. Un abrazo.

*Lula, yo también soy un enamorado de Italia por eso que me duele aún más esta sangrante situación. La izquierda italiana está ausente en este momento buscándose a sí misma y claro no hay oposición posible a los planes de Berlusconi. A veces no me queda más que la ironía para intentar plasmar tanta barbarie. Espero que te fuera bien el examen. Un beso.

*El Deme, no, en absoluto, nadie se va porque quiere, la inmigración tiene siempre razones, económicas, políticas e historias particulares llenas de dificultades. Un saludo.

Ulysses dijo...

En latinoamerica hemos recibido a muchos Europeos con los brazos abiertos, que han llegado en momentos dificiles. Ahora se nos trata como indeseables. Como cambia la vida.

Saludos

el otro amante dijo...

Gracias Capri, otro abrazo para tí.

Capri c'est fini dijo...

*Ulysses, no te equivoques en España hay una colonia estupenda de latinoamericanos de todas clases y condición, están muy bien integrados, el idioma es una gran ventaja desde luego. No quiere esto decir que todo sea de color de rosa, hay casos de discriminación, de miradas por encima del hombro, que unidas al dolor de la nostalgia del lugar de origen hacen de sus vidas algo muy gris. La inmigración no es fácil ni suele ser elegida por eso apuesto tanto por la integración que no por la exclusión. Supongo que cuando los europeos fuimos a América se reproducirían situaciones parecidas. Un saludo.

*Amante, de nada, gracias a ti por tus comentarios. Abrazos.

Senses & Nonsenses dijo...

berlusconi está cumpliendo un programa que los italianos votaron (aunque controlando todos los medios imagino lo objetiva que habrá sido la campaña...).
el problema es un discurso que está calando en la europa occidental. y nosotros somos los siguientes: un país por el que han pasado todos, y nosotros, que hemos emigrado a muchos sitios.
mezclémonos, contamínemonos, lo antes posible... que será la única solución a este problema, y nacerán niños y niñas mucho más guap@s.

un abrazo.

Capri c'est fini dijo...

*Senses, lo más grave de todo es que el mensaje está calando en la sociedad. Pero yo soy de tu misma opinión, mezclémonos cuanto antes, España (y cualquier país) no es sino el fruto de continuas mezclas. ¿Somos perros acaso para conservar nuestro pedigrí? Un saludo.

Anónimo dijo...

No soy europeo y por ello les voy a preguntar si el español y el italiano se considera mezclado? ¿Cuál es la percepción de la mayoría?

Capri c'est fini dijo...

*Anónimo... te hablo de España que es lo que conozco. Aquí no hay conciencia de raza pura, por aquí han pasado griegos, romanos, fenicios, visigodos, árabes... así que no creo que nadie considere a los españoles por su pureza. Supongo que habrá gente que lo piense, pero este pensamiento es minoritario. Un saludo.

Casanova dijo...

Hola,es la primera vez que entro en tu blog,y he leido esta entradita de buen rollo solidario que es muy respetable.Pero me gustarìa decirte un par de cosas,viviendo como vivo en Italia desde el 2004.
Primero me gustarìa aclarar que los italianos son racistas ,como lo son los espanoles,ni màs ni menos.En Espana tenemos también problemas con los gitanos,con los nuestros,con esos que llevan màs de 500 anyos con nosotros.Y todos conocemos brotes de xenofobia hacia ellos,todos conocemos comentarios racistas sobre ellos,etc...En Espana tenemos levantada una supercancela muy larga que separa Melilla de Marruecos y todos hemos visto como actùa la guardia civil ( con el gobierno de Aznar y con el gobierno Zp) con los ciudadanos africanos.Pero hay màs,todos conocemos lo que piensan los ciudadanos del norte de Espana sobre los ciudadanos del sur.Es decir,los espanoles somos racistas y tenemos tantos prejuicios,como los italianos.
Aclarado esto,sigo.
En Italia ha habido en los ùltimos meses un alarmismo con la poblaciòn rumana gitana,no porque vivan en campamentos,porque ellos sòlo viven en campamento como dicta su cultura y sus tradiciones,como vivìan nuestros gitanos,hasta que los metieron en ghettos,en Huelva se llama El Torrejòn,en Sevilla Las Tres Mil,en Càdiz,no tengo ni idea...
Los gitanos rumanos se dedican a mendigar,a molestar en puertas de supermercados,en taquillas del metro,en puertas de negocios,y mientras una chica te pide,la otra te roba.Se ha dado casos de entrar en casas para robar a los bebés,éste ùltimo caso es el que ha colmado la gota en Nàpoles y ha provocado esa especie de linchamiento.Pero anteriormente casi todos los dìas habìa noticias de rumanos que violaban a una chica,de rumanas que saltaban el ojo a otra con la punta de un paraguas,el rumano bebido que mataba a tres en un coche y se daba a la fuga,y un largo etc que ha causado este alarmismo.
Claro que hay libertad de movimiento para los ciudadanos europeos,pero uno se mueve para buscar una mejora ,trabajando en otro sitio y adaptàndose a las normas del paìs que les acoge,los umanos no cumplen nada de eso.Se mueven para mendigar,secuestran y sedan a bebès para dedicarse a la mendicidad,y no hablo de leyendas urbanas.
Yo me he llevado dos anos viajando en metro a las seis de la manana para ir al trabajo.En el metro habìa marroquìes,turcos,egipcios,tunecinos,senegaleses,etìopes,y un largo etc.'ibamos a trabajar.Los rumanos a esas horas duermen,porque tienen otra cultura...Y luego hay que oir comentarios demagògicos.Bien sabe Dios que no estoy de acuerdo conn Berlusconi,pero con los gitanos rumanos no hay otra forma de arreglar el problema,y veràs como èsa sera una polìtica comùn a todos los paises.
Cuando yo llegué a este paìs tuve que sacarme un permiso de residencia,y para ello,tienes que presentar un contrato de trabajo,porque si no tienes trabajo qué haces en otro paìs que no es el tuyo?.Ahora la cosa ha cambiado,las leyes italianas son màs permisivas,y por ello,la poblaciòn gitana de Rumanìa ha venido hasta aquì,y no a otros paises.Ya sabes el refràn,"cuando las barbas de tu vecino veas pelar...."
Yo me siento còmodo con el crisol de razas y culturas,y creo que una sociedad es màs rica si es plural.Pero el tema de la poblaciòn gitana rumana es bastante delicado,tanto que el gobierno italiano està trabajando con el rumano.Hay que decir también que la soluciòn de este tema es una promesa electoral,pero no de Berlusconi,sino de la Lega Nord,aliada y cogobernante con la derecha Berlusconiana ,a travès de la cesiòn de una serie de ministerios.Por ejemplo el ministro de asuntos internos se llama Roberto Maroni,abogado que en los sesenta pertenecìa al partido de extrema izquierda,y desde 1990 forma parte del partido Lega Nord que aspira a la independencia de una regiòn imaginaria llamada Padania,que se situarìa entre Piemonte y Veneto con parte de la Lombardìa.
Bueno,no te suelto màs rollo,pero desde fuera se ve en plan Schindler List,pero yo,ahora mismo expulsaba a toda la poblaciòn gitana rumana de Italia,como lo harìa de Espana.

Capri c'est fini dijo...

*Hummm Casanova, muchas cosas para comentar... me alegro que te hayas molestado en escribir este comentario tan extenso. Intentaré contestar lo mejor que pueda.
En primer lugar, no creo que mayoritariamente España sea racista o xenófoba, creo que se tiende a eso, quizá impulsado por la existencia de una mayor colonia extranjera aquí (que curiosamente nunca es discriminatoria con los ingleses o alemanes que se establecen en la Costa del Sol). No hay especiales problemas con los gitanos en España, suelen vivir integrados con el resto de la población y aún en los barrios que citas sigue existiendo población paya. Los gitanos españoles trabajan en mercadillos, como tratantes, chaterreros, como artistas... profesiones muy tradicionales por la singularidad de su cultura. Tampoco pongo la situación como idílica, hay casos sangrantes como en todos sitios, pero al menos mayoritariamente no son significativos (¿conoces el caso Mariluz y como la población se ha volcado con esta familia gitana?). Con respecto a otras razas en España, todo es mejorable, mejorar en la integración que no puede ser la exclusión social del resto de españoles o física en los ghettos. Ahora mismo tengo que salir urgentemente pero seguiré contándote lo que me parece la política de emigración de Berlusconi. Un saludo.

Madame X dijo...

La política de Berlusconi me parece indignante, pero lo que de verdad me indigna es que las fuerzas progresistas italianas estén tan calladas y no se movilicen en contra de estas aberraciones legislativas. Es muy sintomático. Pero, ¿y Europa? Sarkozy pidiendo más endurecimiento con la emigración. ¿Y las propuestas del PP en tema de emigraión? No nos engañemos, aquí en España empiezan a aflorar los mismos rasgos xenófogos que en otros países. En épocas de crisis se agudizan. Yo veo actitudes asi todo los días contra la población emigrante. Incluso de gente que no te lo esperas. No somos diferentes a los italianos. Sólo las circunstancias lo son. Arrastran un caos político endémico y un conflicto norte-sur tremendo, amén de otros lastres muy enraizados en la sociedad italiana.

A pesar de todo, estoy con El otro amante, admiro la cultura italiana y me parencen injustos algunos de los jucios que se han hecho, echando por tierra otros valores admirables que siguen persistiendo.

Y en cuanto a la población gitana rumana, recordar que son y han sido uno de los pueblos más machacados de nuestro continente. Es sangrante lo que se está permitiendo con ellos. Se les acusa de delinquir... ¿y cómo se supone que se sobrevive en la marginación más absoluta y con cero posibilidades de integrarse?

Me sobrecogen los vientos que soplan sobre Europa. No tengamos la soberbia de excluirnos.

Un abrazo.

Casanova dijo...

Cuando hablo de nuestros gitanos ,lo hago desde el punto de vista de una poblaciòn que lleva con nosotros,o nosotros con ellos,porque ya no sé quién està con quién,500 anyos,y a pesar de ello ,aùn no nos hemos mezclado,por culpa de ambas partes,claro està...
Pero si creo que seamos racistas,porque no sòlo lo somos con el diferentes,sino con el igual.Claro que la gente se ha volcado con el caso mariluz,faltarìa màs.Somos racistas,pero no del KKK!.Tampoco los italianos son del KKK,y actùan de la misma forma que actuarìamos o actuaremos en Espana,cuando se dé el caso.
La poblaciòn italiana se ha sensibilizado mucho con una serie de hechos que han ocurrido,y luego salta la noticia que han metido fuego a algùn campamento,o los han puesto a todos en un bus caminito de Bucarest,pero todo tiene una explicaciòn.Y te digo,yo no soy racista,o sino lo justo,como cualquier persona,los gitanos rumanos no me gustan,pero si no me molestan yo no les molesto.Sì es verdad que como dijo el sabio cuando le preguntaron ,a usted le gusta los rumanos? y aquèl respondiò "no lo sé,no los conozco a todos".Bueno,pues vale,yo tampoco los conozco a todos,pero si vienes a otro paìs,y haces uso de las mejoras,debes de adaptarte e integrarte en su sociedad,y eso comprende:
-No meteràs las manitas en bolso ajeno
-Llevaràs a los ninyos a la escuela
-No mendigaràs con bebès sedados en brazos
-No daràs por culo delante de la taquilla del metro para que te dè una monedita,o en la puerta de un super,cùrratelo,te lavas la carita y las axilas y te vas a buscar trabajo,que hay
Lo que màs me jode es que las autoridades italianas no hacen nada cuando los ninyos rumanos mendigan o suenan el acordeòn en el metro en hora escolar.Hay que hacer algo con esos ninyos.Yo se los quitarìa a los padres,asì de sencillos,y mandaba a los padres a su casa.Asì de sencillo
Y mira que no te hablo de peruanos,ecuatorianos,que hay un mar en Milano,màs que de otra nacionalidad,ademàs de àrabes,turcos,eslavos,africanos negros y no hablo de ninguno de ellos,y no soy un racista selectivo.Como se dice en italia
"mi stanno sul culo questi cazzi di...."Pues eso.
Y ya termino,jejej,escribir como tìtulo "estrellas cosidas a la ropa" està muy bien como efecto,pero es algo demagògico,sobretodo cuando de Italia salieron tantos judìos desde la estaciòn de Milano,en direcciòn venecia,y de ahì a ya sabes donde,pero nada màs lejos,crèeme.El estado protege los campamentos de los rumanos,y en Milàn hay desde los anyos cuarenta uno perenne.Los extracomunitarios no pagan impuestos si abren un negocio,que no,que el gobierno protege a las minorìas,pero claro,a veces,todo se va de madre,y suceden cosas que luego la prensa viste de colores demagògicos,porque es el discurso màs fàcil...

el otro amante dijo...

Con la venia del autor de este blog, intervengo de nuevo. No quiero ser pesado, pero los últimos comentarios me provocan la entrada. Sigo pensando que todo el tema italiano de los gitanos rumanos es a consecuencia de esconder la cabeza debajo del ala con lo de la mafia y, sobre todo, con los residuos tóxicos y la basura de la región Campania, capital Nápoles. Es cierto que algunos asentamientos rumanos están en el centro de ciudades italianas y que eso genera una gran problemática, soy contrario a los ghettos pero ya podrían las autoridades púbicas acondicionar zonas donde existieran servicios mínimos para esa pobre gente. La fuerza del estado en Italia se nota poco, muchas veces el gobierno esconde la cabeza ante ciertos temas o desvía la atención con otros. Allí se han dicho cosas de los españoles que son totalmente inciertas, con esa obsesión que tienen en los últimos tiempos con nosotros, tipo lo del G7 que, en principio, era la reunión de los países que participaron en la Segunda Guerra Mundial en el bloque de los aliados, aunque al final se haya querido convertir en un indicador económico en el que estoy seguro que falsean datos. Otra de las obsesiones es decir que los españoles mandan la guardia civil a Melilla y a Ceuta cada 2x3 y que empiezan a disparar sin tregua. Todo ello por contar mal el asunto aquel en el que la guardia civil impidió la entrada de los 1000 marroquíes que querían derribar la frontera en Melilla. Así nos acusan de xenófobos y se sienten más tranquilos con el tema rumano. Lo de los barrios, en el caso de las 3000 y 6000 viviendas de Sevilla, son barrios construidos no para gitanos, sino para los que no tenían un sitio donde vivir. La zona ha mejorado mucho, tengo un amigo que está participando en su rehabilitación y además estàn haciendo las escrituras de propiedad de los pisos a los que vivían allí en un regimen parecido al arrendamiento. Lo del Torrejón de Huelva lo conozco menos, pero el amigo del que hablé antes me ha comentado la mejora de la zona y la conexión con el resto de la ciudad. No niego que en nuestro país exista la xenofobia, claro que la hay, pero la profunda y permanente crísis italiana está haciendo que estén perdiendo el norte en muchas cuestiones y que (curiosamente) nos pongan como referente negativo. Lo único que deseo es que todo se solucione de la mejor manera posible para el país amigo, que acepten sus responsabilidades y no creen cortinas de humo con otros cuya situación es completamente distinta a la suya. Perdón por la larga entrada y por reavivar la polémica. Un abrazo, Capri y gracias por dejarme participar.

pon dijo...

Qué interesantes se han puesto los comentarios!!!. Tengo algunas cosas que añadir, sobre todo al hilo de Casanova. En Madrid hace unos años tuvimos problemas con los gitanos rumanos, cuando empezaron a venir. Mendigar con niños de pecho en el suelo es el más sangrante para mí, y el más vistoso para los periódicos. Mendigan en las puertas de grandes almacenes, del metro, por todas partes; salvo los mendigos que están mal de la cabeza o son adictos a alguna sustancia, el resto son gitanos rumanos. En su momento cuando llegaron y se asentaron en chabolas, los servicios sociales de la comunidad de Madrid les buscó colegio a los niños, enviaron unidades médicas para adultos y niños, y cuidadores para los críios pequeños cuando sus padres se iban a buscarse la vida. De todo esto el único beneficio fue el médico, porque los niños grandes y pequeños desaparecían antes que llegara el bus escolar y los cuidadores. Se intentó respetar su forma nómada de vida pero procurando que al menos tuvieran servicios escolares u médico. Sin embargo, la respuesta de los patriarcas fue que los gitanos rumanos necesitan estar con sus hijos, que su cultura es así.......pero se van a mendigar con ellos. A mi personalmente me indigna.
Despues dejaron de llegar y parece que la colonia es estable. Sin embargo, en el metro de Madrid, el 90% de los robos es con gitanos rumanos por medio, concretamente chicas jóvenes. Las he visto, las he sufrido y las sigo sufriendo. Por otra parte, en el negocio de mi marido hemos tenido trabajando a rumanos no gitanos con y sin papeles, y nunca hemos tenido problema alguno, al contrario, ahora son amigos del alma como buenas personas que son.
Con los gitanos españoles hay problemas de vez en cuando, y recordaré que, viviendo como vivo en Lavapiés, los problemas en este barrio vienen de la mano de gitanos españoles, y no de los senegaleses, marroquíes, pakistaníes y cualquiera de las docenas de etnias que convivimos. Los gitanos españoles de Lavapiés son las peronas más racistas que he conocido en mi vida, de una forma increíble, insultante, despectiva y abusadora. Te aseguro que en mi vida imaginé algo asi, siendo que me crié entre gitanos en San Blas. Y nunca encontré nada igual entre los gitanos chabolitas de mi barrio.
Pienso que ono es racista en la medida en que los extranjeros aumentan. Cuantos más hay, más racismo habrá, es la ecuación. Como aquello de......yo no soy racista pero que no se case mi hija con un negro.....o sea la proximidad y el número, y se dan todas las papeletas. Es difícil quedarse fuera porque lo diferente asusta. Y te hace sacar la autoprotección mal entendida hasta el extremo.
El racismo es una consecuencia también económica, claro; si vienes de Marruecos con pelas eres un turista, si vienes sin pelas, eres un moro inmigrante. Así de sencillo. O sea, una pena.

pon dijo...

Por otra parte, si hablamos de los centros de internamiento para extranjeros que tenemos en España, quizás se nos pongan los pelos como escarpias de ver que no estamos tan lejos de Berlusconi, qué miedito......

Capri c'est fini dijo...

Ay, cuantas cosas, se me acumulan las ideas.

*Casanova, perdona por cortar mi comentario tan abruptamente ayer... sigo con mis razonamientos. La política de Berlusconi me recuerda un poco a la mentalidad de otro "político" español, Jesús Gil, que metió a todos los yonkis de Marbella que pudo recolectar y los mandó en bus a las localidades colindantes. Todo un logro social, eso sí, Marbella se vio preciosa sin ellos. ¡Qué feo es ver mendigas, coger cosas de la basura, qué molesto! Hombre por Dios, es como si lo hicieran por molestar y no que tienen otra oportunidad de sobrevivir. Todo el mundo en una situación similar actuaría de la misma manera teniendose que enfrentar a las malas caras de la gente. Otra de las cosas que peor llevo de esta política es que parte de la base de un prejuicio, todos los inmigrantes son delicuentes. ¿Y si yo fuera un gitano rumano que no entra dentro de este patrón? pues tendría que joderme por ser gitano y rumano y por ende delincuente. Precisamente no por demagogia he elegido este título, muriendo muchos italianos judíos en los campos de concentración nazis, el ghetto de Roma fue enorme... y de un país que ha vivido esta experiencia no puede llevar una política inmigratoria xenófoba y fuente de exclusión. Decir que todo los rumanos son delincuentes es una generalización perversa, el que delinca que se enfrente a la justicia, está claro, pero que no paguen justos por pecadores. La justicia penal es individualizada y no se puede penar a un conjunto de personas por los hechos de algunos. Conozco lo que predica la Liga Norte, ahonda más en el conflicto norte-sur de Italia y que obtiene el apoyo mayoritario por los votos de Forza Italia y su alianza.
En cuanto a España, no creo que es esto sea el paraíso, hay problemas, quizá más graves que los italianos pero al menos el Gobierno no los achaca a los extranjeros. No creo que mi discurso sea demagógico ni buenrrollista, simplemte no soporto esa injusticia con un colectivo. No tengo un gramo de racismo, si acaso me cae mal alguien no tengo en cuanta su procedencia o raza, porque es un detalle que no tiene nada que ver con su personalidad, no pueden caerme mal ni todos los marroquíes ni todos los gitanos, ni todos los rumanos, por lo mismo que tampoco pueden caerme todos bien solo por el hecho de serlos. Es lo mismo que decir que todos los gitanos rumanos son delincuentes, una falsedad. Convengo en que hay racismo en la sociedad, es inevitable que haya gente que lo sea, pero que esto se institucionalice mediante una política es infame.

Un saludo.

PD: Me ha encantado ver tu punto de vista gracias a tu situación privilegiada en el meollo del problema, aunque estemos diametralmente en desacuerdo.

Capri c'est fini dijo...

*Madame, de acuerdo contigo, yo también me asombro de oír cada vez más comentarios racistas en la gente de la calle, como si todos los problemas del país provinieran de ellos. El binomio inmigración-delincuencia no siempre se cumple y no se puede legislar en contra de un grupo de población por el mero hecho de pertenecer a ello. Las leyes nazis antijudíos fueron el gran ejemplo de esto en el siglo XX y espero que los aires xenófobos en Europa amainen, porque ya sabemos como acabaron la última vez. Coincido también contigo en mi admiración a la cultura italiana, nada tiene que ver con esto ni con su gobierno. Me apena que la izquierda italiana esté perdiendo el tiempo en encontrarse a sí misma mientras van para adelante estos planes. Deberían dejarse de luchas de poder por la sucesión de su líder y luchar a una contra la barbarie de lam política inmigratoria del presidente-empresario. Un beso.

*Amante, tienes todo el permiso de mundo para meterte en cuanta conversaciones surgan en los comentarios. Me da igual que desde Italia se acuse de xenofobia a España para lavar su propia conciencia, porque sé que son comentarios malintencionados y falseados. En la frontera marroquí no hay más guardia civil que la que había anteriormente (esto lo sé de primera mano) y el plan para evitar el drama de las pateras está funcionando correctamente. Italia tiene un verdadero problema por más que no quiera verlo y no soluciona nada echandonos a nosotros en cara algo negativo. Un verdadera pena. Gracias por tu comentario. Un saludo.

*Pon, das en el clavo de una cuestión, es más que racismo una feroz clasismo porque son pobres, nómadas y excluídos. Las servicios sociales lo único que pueden hacer es poner parches ante una situación tan penosa, aunque es necesaria su labor. Todo es una cuestión de educación, es necesario que niños y adultos puedan acceder a una educación que les evitará vivir y generar su propia exclusión. El que cometa delitos que los paguen pero que no lo hagan los que no lo hayan cometidos. En cuanto al racismo de los gitanos es igualmente condenable, no creo que los gitanos sean santos, como tampoco lo somos los payos en nuestra totalidad, pero resulta curioso como siempre se achaca los errores de algunos de sus miembros a la comunidad en general cuando son gitanos, negros, chinos... pero no cuando somos blanquitos y autóctonos. ¿cuáles son las opciones? ¿la expulsión? es que acaso nos dan pena los niños que pasan hambre en Africa y somos feroces con los que lo hacen en nuestro país. Debe ser la crisis, que sé yo, pero no echemos culpas sin ton ni son a los que no la merecen. El racismo aún socialmente está desaprobado y por eso es que se esconde con fórmulas como la de Yo no soy racista pero... esos son los primeros racistas y además hipócritas. Gracias por tu aportación. Un beso.