domingo, 17 de mayo de 2009

Eurovisión 2009

I'm in love, with a fairytale
even though it hurts.

Fairytale (Alexander Rybak, 2009)

Se acabó la fiesta, se apagaron las luces, las voces. Moscú se quedó en silencio. Los fuegos de artificio, las lentejuelas, los gritos, las banderas pasaron. Ya forman parte del recuerdo. Un año más. Esta vez, unánimemente, se eligió al ganador, Alexander Rybak, que representaba a Noruega. Quizá sea la hora de la reflexión, del análisis de las votaciones, de arañar el significado de cada voto, pero creo que una vez pasado todo el festival, todo lo que se pueda decir es inútil. Podremos decir lo que queramos, pero finalmente si entramos en el juego, después no podemos quejarnos del resultado. Eurovisión reúne un poco de todo cada año siempre dando una vuelta de tuerca para no aburrir a nadie. Así que, hubo música, espectáculo, vecinismo, votaciones justas e injustas, como cada edición y emoción, aunque quizá este año menos ante la aplastante rotundidad del ganador noruego. Así es el juego, un divertimento para pasar una noche divertida, oyendo canciones y artistas que jamás hubieran traspasado sus fronteras de no existir este concurso musical. Pero claro está que en Eurovisión sólo una canción gana y el resto son perdedoras, clasificadas mejor o peor, para el que le importe eso. Al menos oficialmente así es, porque la música tiene el enorme mérito de tocarnos a cada uno de una manera diferente. Así cada cual tiene su propio ganador, sin premios, ni trofeos, nada más que simples baratijas que no tienen valor alguno. No queda más que dar la enhorabuena al campeón y a seguir viviendo y escuchando.

24 comentarios:

RFP dijo...

Pues a mi me toca las narices que se pague con el dinero de mis impuestos...
Y me parece cutre cutre...
Y no te ríes tanto como con la OTI, que si era divertidísima

Justo dijo...

Este año me ha costado mucho verla, tenía invitados en casa y querían salir a disfrutar de la noche. Llegamos a un acuerdo, cenamos con la tele y después ellos salieron y yo me reuniría más tarde, tras las votaciones.. al final no fue así,pero eso es otra historia.

Si te digo la verdad, no me ha gustado nada, lo que pasa es que soy muy de costumbres.. apenas me pareció digna la canción francesa (y Patricia Kaas arriesgó mucho presentándose, ella tiene un carrerón a sus espaldas), algo la de Israel con Noa y también la que ganó, de Noruega.

Me sorprendió ver el alboroto que se armó en Prado del Rey por el lugar que ocupó nuestra representante. ¿De verdad esperaban otra cosa? Y ya no cabe hablar de complot, con los resultados que hubo..

Bueno, si sigo hablando de Eurovisión no acabo.. un abrazo

Viperina dijo...

Hace un montón de años que dejé de ver Eurovisión, desde que dejó de ser un trampolín para sus participantes y se convirtió en un circo de tres pistas. Si yo fuera cantante no aceptaría el dudoso honor de representar a mi país, porque al menos en el caso de España, la inmensa mayoría han caído en el olvido o el ridículo después de participar. Y estando como estamos en plena crisis, hay ciertos eventos de los que sería mejor pasar y dedicar ese presupuesto a cosas más urgentes y necesarias.
Besos.

Suel dijo...

A mi tampoco me va demasiado Eurovisión, porque creo que es un espectáculo televisivo de madio pelo y no un programa musical como nos lo quieren vender (el que la música sea grabada no deja lugar a dudas).
De todas formas siempre me gusta ir haciendo zapping y escuchar alguna canción que otra. Este año he visto autenticos bodrios y justo me he ido a perder la ganadora!!!
Otro año será.

Peggy dijo...

A mi esta horterada de festival paneuropeo...me chirria mucho el intelecto ......

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Definitivamente, este festival se ha convertido sólo en un espectáculo para consumo interno de las televisiones participantes. Ya no es lo que era.

El futuro bloguero dijo...

Hace muchos años, asistí en directo a una gala de festival, no el de eurovisión sino el de la OTI.

Entonces vivía en Paraguay, y fue una tremendísima experiencia. A lo mejor la cuento algún día. Fuimos con bocadillos de tortilla de patatas, y finalmente ganó España, con protesta del representante de Paraguay, que creía que iba a ganar. Fue un pequeño escándalo.

El lugar era precioso un auditorio al aire libre en la ciudad de SanBernardino.

De las canciones, ni me acuerdo. Ni del nombre del ganador.

Igual futuro le espera cada año a los que van al festival.

Mi amigo el Pingüino se quiso presentar este año, de coña, con una canción que se llamaba YA NO PIENSO EN TI, AHORA PIENSO EN GUAYOMINÍ.

(pero no fue elegido)

Merche Pallarés dijo...

Querido Capri, no vi Eurovisión, por lo tanto no tengo una opinión sobre el tema. He ido leyendo tus maravillosos posts a los cuales volveré con más calma. Lo que sí vi es el maravilloso cuadro de la dama de naranja, alegoría de la muerte, sobre la cual escribiste hace unas semanas. Fui al Prado a verla especialmente en tu honor. Me encantó. Muchos besotes, M.

Capri c'est fini dijo...

*RFP, pues tendrás que exiliarte a la Antártida, porque nadie elige en ningún lugar del mundo a donde va el dinero de sus impuestos... hay tanto que se paga con el dinero de todos y con lo que no estoy de acuerdo... La OTI era muy divertida, es verdad... Un saludo.

*Justo, otro año más, comentando Eurovisión contigo... eso es buena señal. Mi favorita absoluta fue Patricia Kaas, ya no sé si por mi francofilia galopante o por qué, pero me gustaba mucho esa canción. La ganadora me parece muy cursi, pero siempre lo digo, con lo difícil que es elegir una canción que guste a un grupo de persona, imagina que eligen 43 países enteros. En cuanto a la española, la canción era mala de solemnidad, pero no más mala que la turca, o la de Azerbaiyán... de todos modos, dudo mucho que alguna vez se elija en España una canción del corte de la francesa. Eso sí que es imposible. Hay que asumirlo. Un abrazo.

*Viperina, bueno, es cuestión de gustos. En España no tiene buena prensa pero finalmente tiene una audiencia millonaria, este año más de 5 millones y la actuación de la española más de 8 millones. Pocas cosas alcanzan esa audiencia y a TVE le sale rentable. Lo del cambio a circo como tú dices viene propiciado por la ampliación del festival al este de Europa, todo cambia, todo muta. Nada puede ser igual que hace 50 años. Un beso.

*Suel, a mí lo que más me ha llamado la atención, no es la canción ganadora sino el impresionante escenario que montaron los rusos. Muy pocas estrellas musicales internacionales pueden cantar en un escenario como ese. Un beso.

*Peggy, la verdad es que eurovisión y el intelecto son realidades que no van de la mano... sin embargo hay que tomarlo como algo lúdico, frívolo, para pasar el rato. Total, es sólo una noche al año... no todo va a ser Brecht, Proust o Joyce. Al menos así pienso yo. Un beso.

*Pedro, claro que ya no es lo que era, porque nada después de 50 años puede ser lo que era sin cambiar. Han cambiado los gustos, la música, la gente y Europa misma, el festival es reflejo de ese cambio. Saludos.

*Futuro bloguero, uy, el festival de la OTI, la verdad es que tengo vagos recuerdos de ese festival. Y sobre tu amigo, no sé como sería la canción pero el nombre mola mucho... jajajaj Un abrazo.

*Merche, gracias por leerme con tanto cariño... me alegro que estés de vuelta y que te hay servido de mucho el descanso. No me merezco tanto honor por tu parte, pero eso sí, me alegro mucho de que te gustara el Sol ardiente de Junio... Con eso me siento tremendamente satisfecho y feliz. Un beso.

atikus dijo...

Pues la verdad es que no vi eurovisión la verdad es que no veo la tele, si te digo la verdad no se ni como er la canción de España, desde que gano ABBA ya no recuerdo muccho mas...que soy muy mayor , pero creo que salvo alguna excepción no me he perdido gran cosa, y es que las votaciones por SMS digamos que son mas bien aleatoriamente económicas y publicitarias, claro que a las discograficas igual les queda ya pocos recursos aparte de la tele y cosas así.

Me quedo con la Eurovisión de los 60-70 sin duda.
Saludos

atikus dijo...

lógicamente igual este año era una maravilla las canciones...no lo sé porque no lo vi

(por cierto que hacía coros en la canción que se presento del pingüi jeje)

pero las canciones de años atras eran potosas...incluida la del chiqui chiqui y el año pasado que me quede en casa por que estaba malillo me trague el festival, nunca mejor dicho y eso...lo que dije antes...

eva al desnudo dijo...

Tampoco yo lo ví, hace muchos años que no lo veo me parece muy cutre la verdad y creo que las canciones que nos han representado no han sido para tirar cohetes (aunque a Remedios Amaya tendría que hacérsele un monumento) y más cuando las escuchas o ves algun vídeo de esas actuaciones¡mamma mía! Por cierto, a mi padre siempre le ha encantado, él ve los previos y todo. Besos Capri ¡cuánto tiempo!

Capri c'est fini dijo...

*Atikus, desde luego la Eurovisión de los 2000 no es la misma que la de los 60 ó 70, porque casi nada es igual cuando pasan 40 ó 30 años. Pero bueno, ¿tú también piensas en Guayominí? cuantas sorpresas me deparáis por aquí... Un abrazo.

*Eva, cuestión de gustos... yo me lo tomo como un pequeño divertimento frívolo una vez al año. Entre tantas canciones siempre encuentras alguna que te gusta, eso sí, nunca española. No se elige bien en este país o simplemente no se hace buena música. Saluda a tu padre. Besos.

eva al desnudo dijo...

¡Gracias!

el centollo mecánico dijo...

Para que despues digan que el "chiki chiki" era malo jajaja...este concurso es una porqueria ¡que no se presente nadie! jajaja...pasate por mi blog que hay un premio para ti y coge numero para el sorteo...un saludo paisano

panterablanca dijo...

¿Es que nadie vio Eurovisión?, jajajajajaja!!! yo tampoco lo vi, salvo algún trocito pequeño, incluído al ganador, pero no presté demasiada atención, la verdad...
Deberían montar un referendum para decidir si se participa en Eurovisión o no. Yo desde luego, votaría que no.
Ah!, me encanta verte por aquí otra vez :-)
Besos felinos.

troyana dijo...

Capri,no vi este año Eurovisión,estaba en un concierto mestizo al que fué especialmente para ver y escuchar a Macaco.Me han contado el resultado,y en fin,un poco frustrante,no?
bss

pe-jota dijo...

Eurovisión es mi castigo, no le he dedicado ni un segundo, y cada año por estas fechas, tengo que dejar aquí y allí algún comentario, sniffff.

Puedes creer que soy feliz sin pensar en el Eurofestival, pues sí lo soy.

Siempre me han dicho que soy algo raro, pero cada uno es como es.

calamarin dijo...

A mi el niño este noruego no me gusta nada de nada ni como canta, ni esa sonrisa de anuncio, ni su cara... ni mucho menos la canción. Este es el segundo año que veo Eruvision, más que nada como dices por un divertimento frívolo y superficial... pero cuando subo en mi coche pongo de nuevo a todo volumen el ultimo disco de "Dj Hell" que me tiene loquitas las neuronas...

Capri c'est fini dijo...

*Eva, de nada, guapa!!!

*Centollo, ¿es que quien dijo que el Chiki Chiki era malo? Para mí fue una apuesta muy buena. Ya me he pasado por tu blog. Muchas gracias.

*Pantera, pues parece que nadie lo vió... pero las audiencias fueron millonarias. ¿No seréis de esos que dicen que ven los documentales de la 2 cuando no los ven ni el gato? Y en cuanto al referendum, pantera, sinceramente: ¿es necesario montar una votación popular para esa chorrada? Parece que la gente está ansiosa por votar cualquier cosa. Besos.

*Troyana, muy buena elección Macaco, la verdad... me gusta mucho su nueva canción, la de Moving, es perfecta para canturrear todo el día. El resultado de Eurovisión es lo de menos, al menos para mí.

*Pe-jota, no es obligatorio ver Eurovisión ni saber nada de la canción ucraniana o moldava. No te sientas un bicho raro porque viendo los comentarios, este tema no ha tenido ni media aceptación. Así que el que bicho raro soy yo, por el momento. Y si puedes ser feliz, haya o no Eurovisión de por medio, pues mucho mejor. Me alegro infinitamente. Un fuerte abrazo.

*Calamarín, a mí, si te digo la verdad, tampoco me gustó. La canción y el show que montó fue tan previsible, que no me extraña que se metiera a todo el público en el bolsillo. Jajaja DJ Hell, pues menuda marcha de coche... Saludos.

sweetelectric dijo...

Genial blog!
Me he quedado atónita al ver que compartimos gustos muy parecidos en música, cine y literatura!!

senses or nonsenses dijo...

otro bicho raro, u otro harto de tantos años en el armario con eurovisión. no interesa a nadie, pero audiencia millonaria, toda la prensa hablando de soraya, y hasta proponían un referendum por ahí arriba...
menos mal que has llegado tú, porque además creo que compartimos el mismo espíritu respecto al festival, también creo bastante alejado de los frikis y europetardos (que berreaban con el chiki-chiki y aplaudían a coral y mirela, puaj). tanto que ya hoy encuentro desfasado comentar nada sobre el festival: además, nada que objetar al noruego, aparte la canción se comía la pantalla, un segundo lugar para patricia kaas hubiera sido muy justo, y el tema soraya no me interesa en absoluto. lo único que están consiguiendo es toda mi solidaridad hacia ella.
y a ver si el próximo año llegamos on time a guyaominí duspua.
nos vemos en noruega.
madrid, calling...

y hasta en los documentales de la 2 estamos de acuerdo. eso sí, ya me explicarás qué tenía de divertido la OTI.

un abrazo.

senses or nonsenses dijo...

ah! lo de Sakis, extramusical, completamente.
a ver si vuelve a intentarlo antes de que su cara parezca una caricatura de sí misma. parece que ha empezado con el botox, no sé, algo....

Capri c'est fini dijo...

*Sweetelectric, bienvenida a Capri... sí, tenemos gustos coincidentes, y seguro que ahondando encontramos más. Un beso.

*Senses, muy bueno lo del armario eurovisivo. Pues sí, yo comprendo que es como cualquier cosa, no puede ser del gusto de todos, pero luego llegan las audiencias y claro... es un programa mayoritario, pero con mala prensa. Es una especie de hipocresía televisiva, pasa igual que con los programas de corazón. Ahora, si dices que ves un partido de fútbol, nadie se escandaliza... Este comentario, por problemas técnicos, llega muy tarde, así que no entro en más detalle. Como dices, mi gusto se aleja del eurofan oficial, que parecen que son todos muy listos, pero no dan una.

PD: Y lo de Sakis no podía ser por cuestiones musicales, claro está... y en cuanto al botox, cuanto daño está haciendo...

Un fuerte abrazo.