miércoles, 3 de diciembre de 2008

El presentador de informativos

Los periodistas dicen algo que saben que no es verdad con la esperanza de que, si lo siguen diciendo, acabará siéndolo.


Esto ha sido todo por hoy. Para más información, consulten nuevas ediciones del informativo. Recito esto con mi mejor voz neutral. Sintonía final y focos fuera. Recojo mis folios, me quito el maquillaje en el camerino y me subo al coche sin decir una palabra a nadie. Este no era el trabajo que yo había imaginado. Me siento mal por quejarme, siquiera por pensar en quejarme. Cualquier compañero mataría por la silla que yo hoy ocupo. Eso sin contar a todos aquellos que sufren en trabajos precarios. No, no tengo derecho a quejarme, por eso callo. Hoy incluso, camino de casa, me han parado dos veces en la calle para felicitarme. Sigue así, lo haces muy bien o te vemos en todos los días. Palabras que deberían honrarme pero lo único que hacen es ahondar más en mi herida. Sólo cuento lo que me dicen. Yo únicamente pongo la cara y la voz a las noticias. A veces ni me interesan, pero debo poner cara de interés. Otras veces, sirvo de portavoz de medias verdades interesadas, insidiosas siempre hacia los mismos y que favorecen justo a los contrarios. Ni siquiera estoy de acuerdo con aquello que digo, pero leo y callo todos los días. Hoy hubiera gritado en medio de la emisión, pero no lo he hecho. Hubiera dicho que esa noticia no era del todo como la había leído, que hay grandes huecos que no somos capaces de tapar y temas que no interesan, que recibimos telefonazos con presiones para dar "otro enfoque" que sea más positivo. Hoy hubiera contado que cuando llego a mi casa abro la puerta y el gélido abrazo de la soledad me recibe todos los días. Lo hubiera dicho, pero no lo he hecho, soy cobarde, me confieso. Soy un cuerpo vacío, sólo una voz que lee. Soy un hombre sin contenido.

30 comentarios:

Lola dijo...

Hola

La verdad es que me he preguntado muchas veces por lo que piensan de verdad los presentadores del telediario. Si una noticia les produce algún recuerdo, o si les da grima contar algo con lo que no están de acuerdo y depende de la inclinación política de la cedena de t.v. que emite el telediario.
Supongo que personas, al fin y al cabo.
Me ha gustado mucho este texto, muy ocurrente.
Saludos

Funksturm dijo...

Muy interesante la cita de Bennet. Tiene toda la pinta de que Goebbels la reescribió para adaptarla a sus consignas de propaganda nazi.

Natu dijo...

Me parece ¿loco? ¿absurdo? Alguien que según entiendo brinda tanta información y se considera carente de contenido. La gente confía demasiado en las palabras, ¿no?

Adrianina dijo...

Claro, y por qué esa señora todo lo cree, porque lo dice la radio
¡y lo dice la tele!!!!!

Para la reflexión esta entrada.
Un beso

Jessi dijo...

Totalmente de acuerdo con Natu.
Parece un oxímoron.
De todos los blogs que conozco, este es el mejor. Lejos. ADORO tus historias!!
y el otro día escuché Capri c'est fini y me agarró nostalgia, tristeza... que mal que Capri se hundió.
abrazos

Merche Pallarés dijo...

Siempre me he preguntado lo mismo que tu expones en tu excelente post. Cuando veo a los presentadores de telediarios, me alegro mucho de no estar en su lugar porque yo no podría estar como una estaca recitando las noticias como un loro. Menos mal que Iñaki Gabilondo da su opinión al principio de su telediario. Ayer, a raiz del asesinato vil y cobarde de Uría, dijo cosas muy interesantes y sensatas, despertando las conciencias de los euskalduns. Besotes, M.

Caronte dijo...

qué miedo me da la cita que has puesto, me recuerda a la propaganda de cierto partido que afirmaba que "Una mentira repetida un millón de veces se convierte en verdad", qué miedo...

1 abrazo.

la rata bastarda dijo...

Que historia mas chula,tengo que reconocer que yo tambien me preguntaba lo mismo sobre los presentadores de la tele...se creeran lo que dicen? pero bueno,esta pregunta tambien se puede extender a los presidentes de gobierno,reyes y diversos mandatarios que hay por el mundo adelante,no?
Bicosssssssssssssss
;)

dvd dijo...

Siempre me he preguntado una cosa que tiene difícil respuesta: Si tenemos en cuenta la tremenda cantidad de informativos que cuentan lo mismo cada día ¿por qué cambiamos de cadena frenéticamente? ¿Y cómo podemos decir que somos asiduos a tal o cual informativo? Me dan pena H. Pino y L. Milá, que son un querer y no poder tras ese (forzado) nudo de corbata tan aseadito.

desconvencida dijo...

Curiosa reflexión sobre los "bustos parlantes", el hieratismo que en general caracteriza su profesión hace pensar a veces cuál será su verdadera opinión sobre las noticias que cuentan, como bien señalas...

Capri c'est fini dijo...

*Lola, claro, son personas y además deben ser personas, aunque lo cierto es que a veces parecen más máquinas que otra cosa. Supongo que tienen opinión sobre todo lo que hablan pero la fuerza de la costumbre les hace que no se les note. Un beso.

*Funksturm, sí, Goebbels la puso en todo su funcionamiento. Da miedo y resulta que nuestro mundo más que de publicidad es de propaganda. Un saludo.

*Natu, pues precisamente ese es el problema. Hay que escuchar las noticias con cierta mirada crítica y no como si fuera el evangelio a pues juntillas. Creo que nuestro presentador se ve sin contenido porque no siente las noticias que da. Un saludo.

*Adrianina, es que no hay que creerse todo lo que se oye ni se ve en la tele, porque si no somos esclavos de ella. Muchos besos.

*Jessi, muchas gracias, eres muy amable. Con que vengas y me leas de vez en cuando yo me siento la mar de honrado. Capri se hundío pero sigo en pie en la barca buscando un nuevo destino. Muchos besos.

*Merche, yo también odio ese tono neutro (que no es neutro en su contenido) con el que nos dan las noticias, porque no sabes al final que es lo que piensan los que supuestamente te transmiten las noticias. ¡Qué pena de muerte de Uría, pobre hombre y pobre familia! Otro inocente al que le arrebatan la vida, que asco. Un abrazo.

*Caronte, es verdad, da miedo, pero es una máxima que usan muchos que intentan comer el coco al personal, incluido los partidos políticos. Lo que hay que hacer es no dejarse, aunque no siempre sea fácil. Un abrazo.

*Rata, es cierto, hay tanta gente que dicen cosas que no sé hasta que punto se pueden creer. He escuchado algunos comentarios a políticos, que dice uno: ¿pero tiene la cara tan dura de decir esto y quedarse tan pancho? Pues sí, lo hacen. Un beso, ratiña.

*DVD, yo también me pregunto ¿por qué no hay más variedad en los informativos? Hay noticias (las primeras) que son de conocimiento general pero luego apenas varían el planteamiento. ¿Y los deportes? ¿Por qué siempre hablan de fútbol incluso cuando no hay liga ni otras competiciones? Opio del pueblo...

*Desconvencida, pues vete tú a saber... porque a veces dudo de que le importe algo las noticias que cuentan. Hay grandes profesionales desde luego, pero son más buenos lectores (de noticias) que otra cosa. Un beso.

panterablanca dijo...

Pues no sé qué decirte, no creo que les pase esto que le pasa a tu protagonista a muchos, y si les pasa pues deben de ser muy buenos actores, porque cuentan las noticias políticas de forma neutra, los sucesos de forma neutra pero muy serios, luego los de los deportes, ya no están tan serios, y en general se suele notar de qué equipo de fútbol son, y cuando hablan de las noticias culturales, ya no están tan hieráticos, y algunos se despiden de una forma bastante cachonda, como por ejemplo Matías Prats.
Besos selváticos.

M.Eugenia dijo...

Yo creo que son de cartón, no expresan nada, lo dicen todo en el mismo tono,parece que tiene la misma importacia que la bosa baje o que se sumen victimas en la carretera.
Muy buen post.
Saludos

Capri c'est fini dijo...

*Pantera, hay presentadores y presentadores, pero si te fijas el esquema de telediario que dices es el usado por la mayoría de medios. ¿O es que a todos los presentadores de informativos les pone de buen humor los deportes? Creo que hay mucho de escenificación en las noticias en cuanto a su presentación. No digo que a todos les pase, sino que a veces contarán cosas con las que no estén de acuerdo, no crees? Un beso.

*M. Eugenia, bienvenida a Capri. Pues sí, a veces el tono neutro es necesario pero normalmente es irritante porque uniformiza demasiado las noticias, teniendo cada una una gravedad diferente. Además ya nadie cuenta las noticias, las leen con su mejor dicción y listo. Un abrazo.

panterablanca dijo...

Pues eso digo, que deben se muy buenos actores ;-)
Besos felinos.

Justo dijo...

Me llega mucho esta entrada, y el punto de vista que adoptas.. Somos muchos los que hemos conocido esa realidad que con tanta sensibilidad retratas -Espana està llena de periodistas- aunque normalmente desde atalayas menos glamourosas que los telediarios.

En mi caso, dije que no. Y una vez màs que no, y muchas veces que no. Por supuesto perdì los empleos, hasta que encontrè un diario nuevo de centro izquierda con el que no tenìa problemas de conciencia y en el que incluso me dieron un espacio para la opiniòn.
Pero un dìa el diario me despidiò para no tener que hacerme fijo -poco después cerrarìa-.

Cambié de oficio. Y nunca me he arrepentido.

Un abrazo: ya ves, te he revelado parte de mi currìculo.

Capri c'est fini dijo...

*Pantera, cuantos buenos actores hay en este mundo... pues más de los que nos imaginamos... y no reciben ni Goyas ni nada. Besos.

*Justo, verás, yo siempre he defendido el periodismo (yo incluso me lo plantee cuando elegí carrera, me hubiera encantado). Creo que es una profesión cada vez más necesaria por el servicio público que prestan. Pero quitando esto, odio cada vez más a los periodistas intercambiables, que lo mismo sirven para una cosa que para otra porque adoptan el mismo tono en sucesos que en corazón. Se van perdiendo (supongo que es cosa de las empresas) el periodista-autor y me parece una pena. Gracias por compartir el currículo, ex-periodista de opinión, pues no me extraña, porque escribes muy bien. Y finalmente si está más feliz haciendo lo que haces ahora, pues eso es lo importante. Y está es París... qué envidia. Abrazos.

trustingcity dijo...

Ains "el pisha" que está hecho un poeta.
¿Cómo van los bolos?.
Felicidades por el blog.
Besos.

Groucho dijo...

¿INSINUAS QUE ALGUNAS VECES LA TELE DA LAS NOTICIAS DE FORMA SESGADA?
¡¡¡MENTIRA!!!
NO ES ALGUNAS VECES, ES SIEMPRE.

HAZ EL EJERCICIO DE VER ANTENA 3 Y
LA CUATRO. TE HABLAN DE DOS PAISES DIFERENTES.
SALUDOS...

pe-jota dijo...

No creo que sean tan inocentes como tu los pintas, creo que tienen mayor poder decisorio del que en principio puedan aparentar, y que no desean que les chafen un buen titular aunque no sea toda la verdad que debiera.

Peggy dijo...

lo mas triste es ser apariencia .....se acaba harto de tanta teatrealidad vacia ....

pon dijo...

La verdad yo antes pensaba que eran gente que leían bien y de cara agradable.....pero desde que tenemos esta TeleEspe en Madrid, me he dado cuenta que son capaces de decir las noticias de una forme vomitiva. Supongo que están algunos atados `por contrato, pero otros no tanto. Como decían arriba, solo hay que ver a Gabilondo, y en el extremo opuesto cualquiera de las noticias de TeleEspe, sobre todo las de la noche..........

AntWaters Daza dijo...

Al menos escribe bien; y tiene mérito, contar las cosas olvidándote de tu opinión... contanto la de otros, eso es lo malo... pero, no sé, eso nos recuerdas de que hay varias prostituciones, y quizás en todas ellas lo importante sigue intacto, si lo escribes, si lo sacas fueras

Besos

Sintagma in Blue dijo...

una voz, sólo una voz

Lúcida dijo...

Sólo es un trabajo, una cara, una voz... nada que ver con esa persona que camina en dirección a casa. Todos disfrazamos la realidad.

atikus dijo...

Los telediarios los acabaran emitiendo robots redactados por los partidos políticos que gobiernen en cada momento, para que no se cometan fallos, que es lo que mas me divierte, jeje

Anónimo dijo...

¿Dónde estas Capri? :)

Capri c'est fini dijo...

*Trusting, hey nen, jejeje, soy todo un poeta pero eso ya lo sabías. Me alegro de que te haya gutado el blog y de que me leas a menudo. Abrazos.

*Groucho, dos países diferentes como la maldita cuestión de las Dos Españas, aunque no debería reducirse a dos sino a mil. De todos modos, no hay que exagerar porque no todo es verdad sesgada aunque es difícil separar la paja del grano. Un saludo.

*Pejota, no es inocencia pero sobre la cabeza de los periodistas hay empresas con unos intereses que no siempre son periodísticos y que sujetan lo que deben y no deben hablar. Ni todos serán corderos ni todos lobos, pero dnde se pone el dinero... Besos.

*Peggy, qué pena que no somos más que apariencia o eso es al menos lo que nos quieren hacer ver. Así ¿cómo pretenderán que les creamos? Un beso.

*Pon, acabo de ver el telediario de Teleespe y te entiendo perfectamente lo que dices de los enfoques que se le pueden dar a las noticias. ¿Información desinformada? Un beso.

*Antwater puff cuanta prostituciones hay en esta vida por desgracia... hay tantas que parece que la prostitución como todos la entendemos es la más minoritaria. Pero es lo que tiene vivir en una sociedad de consumo, que hasta las voluntades se compran. Bienvenido a Capri. Un abrazo.

*Sintagma, una voz en un cuerpo vacío... como tantos otros. Besos.

*Lúcida, no somos sólo trabajo pero sin duda nuestro trabajo dice mucho de lo que somos y a normalmente no se pueden desligar uno de otro como si fueramos dos personas diferentes. Un beso.

*Ay amigo Atikus y quien dice que los que hay ya no son robots teledirigidos desde la sede de los partidos... ¿Tú has visto comer alguna vez a Lorenzo Milá, Matías Prats o Iñaki Gabilondo? Un abrazo.

*Anónimo, estoy en Madrid, pero volveré. Perdón por las molestias (como se dicen en las obras de la calle)

Daniela dijo...

Visito a menudo tu blog. Nunca he dejado un comentario porque...pues...no lo sé :-) Tal vez algo de timidez haya quedado. Pero el tema me interesa, el texto está mu bien escrito y, ¿ya ves? salgo de mi silencio.

Un saludo desde Brasil

Capri c'est fini dijo...

*Daniela, muchas gracias por pasarte por aquí a menudo aunque no escribas ningún comentario. Aunque eso sí, si ha existido algo en esta entrada que te ha hecho cambiar de opinión y decir Hey aquí estoy, pues lo doy por bien escrito. Muchísimas gracias por estar ahí y no dudes en volver a escribir siempre que quieras. Besos.