domingo, 19 de abril de 2009

Los egoístas

Entonces construyó un alto muro alrededor y puso este cartel:

Prohibida la entrada.
Los transgresores serán
procesados judicialmente.


¿Cómo me dejas así, sin más? Nunca pensé que me podrías hacer esto. Con lo que yo te he dado, con lo que me he sacrificado por ti... Puse todo mi empeño en que tuvieras una vida tranquila, sin sobresaltos, que te dedicaras a ti, que no trabajaras porque no te hacía falta. Dormí poco por ti, para que el trabajo fuera lo más próspero posible, por crear un futuro asegurado para ti, para los dos. Te compré de todo, ni siquiera hubieras soñado antes con poseer todo lo que tienes. Accedí a tus caprichos, por más idiotas que fueran y ahora me doy cuenta de que fueron para nada. Te olvidaste de ellos tan rápido como ahora te olvidas de mí. Construí mi vida a tu alrededor y ahora descubro que ese mundo es tan falso como el decorado de un teatro. Siempre creí que estaba solo en el mundo hasta que apareciste, entonces mi vida cambió. Giró en torno a ti, tú eras el centro. Pero ahora me doy cuenta de que todo fue un espejismo, una apariencia, un papel para tenerme contento mientras afilabas el puñal asesino. Me haces replanteármelo todo ahora, si eran de verdad esas manos cariñosas, esa boca insinuante, esas palabras aterciopeladas, esa vida. Yo que respiraba de lo que salía de tu boca, ahora me ahogo. No hay aire en esta habitación. Me miras en este momento y sólo veo el vacío en tus ojos. No queda nada de ti dentro. ¿No tienes ni siquiera palabras?

Cambió el gesto y dijo: Me lo diste todo, absolutamente todo, aunque nada nunca dejó de ser tuyo. Sin embargo yo sólo quería una cosa que estaba, de largo, fuera de mi alcance: a ti.

32 comentarios:

pe-jota dijo...

Magnífico retrato !!!!!, amar es dar sin pedir nada a cambio. El reproche sólo nace del interés y del egoismo.

Lula Fortune dijo...

"Libre te quiero
pero no mía,
ni de dios ni de nadie,
ni tuya siquiera"
Salud y besos dulces.

el centollo mecánico dijo...

Lo que esta claro, es que lo suyo es dar sin exigir nada...pero las cosas no son asi....no creo en la especie humana jejeje un saludo paisano

Merche Pallarés dijo...

Veo que le llenó de cosas materiales pero lo que faltó de verdad era llenarle de amor, cariño y afecto que no cuestan nada. ¡Qué tonto! Besotes, M.

brokemac dijo...

Salvando las diferencias, me he imaginado a una madre "hablando" con su hijo/a...

Qué difícil amar sin esperar nada.
Saludos!

El futuro bloguero dijo...

Hoy te comentan otros, más listos que yo.

1. El amor que se alimenta de regalos está permanentemente hambriento. (anónimo)

2. Yo te quiero libre,
como te viví,
libre de otras penas,
y libre de mí
(Silvio Rodríguez)

¿Qué hace aquí este montón de ropa sucia?,
le compré lavadora y para qué...
Estas cosas me irritan, no me gustan.
¿Dónde se habrá metido esta mujer?

Mi camisa aún está toda arrugada,
y mañana me la tengo que poner.
¡Pues la plancha, aunque le den las tantas!
¿Dónde se habrá metido esta mujer?

Va a haber bronca, esta noche va a haber bronca.
Me cabrea, hoy tenía ganas de...
pues después de la bronca... ¿pero dónde,
dónde se habrá metido esta mujer?

¡Pero bueno, si falta una maleta...
la de piel, para colmo la de piel!
¿Para qué la querrá la imbecil ésta?
¿Dónde se habrá metido esta mujer?
¿Dónde se habrá metido esta mujer?
(Javier Krahe y Alberto Pérez)

Con lo bonito que es dar...

Lúcida dijo...

Dar a los demás lo que nos gustaría para nosotros no funciona en absoluto.
Me gustó mucho.

Stanley Kowalski dijo...

Me encantó este relato, es tan real!
Cuántos casos conozco como éste, y es tan fácil caer en ese error. . .


Gracias por la visita, sos muy amable.

BESOTES

Capri c'est fini dijo...

*Pe-jota, di con el retrato de casualidad, pero refleja muy bien lo que quería decir. Estoy de acuerdo contigo, amar es eso, pero ¿por qué todos caemos en los reproches? Qué egoístas somos. Un abrazo.

*Lula, que bonitos versos. Reconozco que he buscado de quienes eran. Mucha gente equipara el amor a esa especie de esclavitud que no ata a una persona y por la que comprometemos nuestra libertad. Pero eso no es amor... Besos.

*Centollo, claramente no es así, ya sabes la típica paradoja entre lo que debe ser y lo que es en realidad. Yo cada vez noto a la gente más exigente en el peor sentido de la palabra. Eso mata cualquier amor. Saludos paisano.

*Merche, supongo que esa reflexión que haces en plena vorágine del amor al más puro estilo consumista es muy difícil de hacer. No cuesta nada el afecto, es verdad, pero ¿por qué la gente no es más afectuosa? ¿Es que lo que no tiene un precio no vale nada? Un abrazo.

*Brokemac, pues si debe haber un amor incondicional ese es el de una madre a un hijo... al menos en teoría, porque hay cada una... Podría encajar perfectamente esa relación en Los egoístas. Gracias por verlo así. Un saludo.

*Futuro, pues si has conseguido recopilar esa información es que tonto, tonto no eres, amigo. Buen contraste entre el sarcasmo hilarante de Krahe (era algo así lo que quería reflejar) y el lirismo de Rodríguez. Si es que cuando el dinero preside los sentimientos, algo se pudre en su interior. Gracias por el aporte. Un abrazo.

*Lúcida, no, tienes razón. Es como regalar a otra persona algo que querrías para ti: todo un acto de egoísmo. Pero estoy harto de ver en la vida diaria que el amor real no coincide con el idóneo. Y luego nos quejamos. Un beso.

*Stanley, sí, creo que es muy real por desgracia esta relación. Y también es muy real que acaba indefectiblemente fracasando, por querer sustituir el amor por algo que no lo es. No me des las gracias por las visitas. Yo encantado. Saludos.

Alex dijo...

También me hice esa pregunta hace poco tiempo. Descarté lo material, que tan poco vale, y traté de encontrar los errores que cometí. Y mi único error consistió en quererla tanto que todos los días la tenía en mi cabeza cada segundo.

No hay razones pero hay víctimas.

Salvaje texto.

Justo dijo...

El reproche, la culpa, el sacrificio, la renuncia.. son los asesinos.

Que nadie viva mi vida por mí, ni la patente, ni la atesore, ni la conserve en formol.

A lo más que podemos aspirar es a compartir la ilusión de eternidad en un momento, a fundirnos en un segundo infinito, y a querernos, desde luego, desde el respeto mutuo a cada individualidad.

Tu texto es magnífico, me ha puesto los pelos de punta, sobre todo al final de la primera reflexión larga.

Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

Querido, vivimos en una época MUY artificial y consumista y parece que vale mas un coche, un electrodoméstico cualquiera, una joya, una prenda de marca que un simple arrumaco cariñoso y mimoso con continuación explosiva, erótica llena de AMOR y sensualidad. ¡Qué pena, la verdad! Besotes, M.

Vivian dijo...

Los reproches, siempre los reproches, creo que es una de las maneras más lamentables en las que se puede terminar una relación. Si no se piden explicaciones cuando nos quieren, no se buscan por qués, por qué ese empeño en pedirlas cuando una historia se acaba?
Al igual que la gente se quiere, se deja de querer, la de problemas y disgustos que nos ahorraríamos si fuéramos capaces de entender algo tan sencillo como esto.
Por cierto, me encantó que citaras a Wilde, una de mis debilidades. Descubrí que este cuento era de él gracias a un libro de cuentos que me regalaron hace mucho tiempo.

Un beso

Capri c'est fini dijo...

*Alex, bienvenido a Capri. Es sólo mi opinión, pero el amor que vacía tanto que te conviertes en un reflejo de la persona amada, más que amor es una enfermedad. Pierdes tu ser, tu consciencia e incluso tu inteligencia. Te quedas en nada. Un abrazo.

*Justo, así debería ser, dos individualidades unidas, sin rencores, sin presiones, sino porque quieren estar juntos. Pero parece que las formas de amor patológico o el amor interesado es que se impone... una verdadera pena. Gracias por tus palabras. Un saludo.

*Merche, tienes razón, pero fíjate creo que las personas que piensan así, cuando llegan el momento de necesitar esa caricia, no la encuentran y creen hasta que pueden pagarla, pero esas caricias no son sinceras y por lo tanto no sirven. Creo que vivimos en un materialismo increíble, inaguantable y que aún puede desarrollarse más. Soy pesimista en esto. Besos.

Capri c'est fini dijo...

*Vivian, los reproches son injustos e innecesarios la mayor parte de las veces, pero existen, porque nosotros mismo no somos siempre justos y magnánimos, hay que reconocerlo. Y en cuanto a las explicaciones, a veces, son necesarias. En este caso, el que habla no se daba cuenta de que la situación se le iba de las manos, y es que a veces somos muy ciegos.

Por otro lado, Wilde es de mis favoritos, sobre todo porque tienes citas antológicas. No me gusta repetir personaje en las citas pero a Wilde lo verás muy a menudo.

Besos.

JLO dijo...

AMAR ES LO MAS RARO Q HAY...

BUEN RELATO, COMO SIEMPRE ACA...

SALU2

Arezbra dijo...

Conforme a mi experiencia, voy descubriendo que no es egoísmo lo que sientes cuando piensas que todo lo que diste no ha sido devuelto. Que te dejen no es que no valoren lo que diste...si te paras a pensar para ti nunca tuvo valor por eso viste poco lo que hacías y no parabas de dar y de entregar casi compulsivamente. Sólo amándote a ti y siendo un egoísta, aunque parezca una ironía, podremos tener valor para alguien...

eva al desnudo dijo...

Muy de acuerdo con Arezbra, desde luego ese afán de gustar y complacer sin medida puede esconder un problema de autoestima (sin ánimo de ofender,también he pasado por esto)
Por otra parte, nunca estamos preparados para un adiós desolador, te vacía, y es muy difícil estar preparado para ello.
La libertad ni siquiera se puede escribir.

Que buena reflexión post-post Capri. Besazo.

CRISTINA dijo...

En la línea de los últimos comentarios, creo que las cosas son para quién las merece. Y más si esas "cosas" son amor, cariño, sexo, alegría, apoyo...
Y el "otro" las merece si sabe pagar con la misma moneda, si él a su vez sabe dar sin que sea necesario exigir nada.

Dar sin recibir nada a cambio de los demás es alimentar el egoísmo de los otros, es permitir que no se nos valore, es consentir en el de al lado la desidia, el abuso. Y no hay nada más contrario al amor.

Besos

Capri c'est fini dijo...

*JLO, raro sin duda, pero la mayor parte de la humanidad ama y el resto busca amar. Es un sentimiento anhelado, aunque luego sea difícil de controlarlo. Saludos master.

*Arezbra, no sé, en el lenguaje del amor no debería existir palabras como dar, recibir y valor. Deberíamos dar normalmente porque amamos y recibir normalmente por la persona amada. Es una relación en la que dos se vuelve uno. Pero estamos como siempre, esta es la teoría, luego ocurre que existen muchas historias de amor asimétrico, enfermizo, codependiente... muchas formas de amor diferentes donde lo establecido no es la norma. ¿Es o no es amor? Pues a gusto del consumidor. En mi opinión, el que toma una relación amorosa como un contrato no hace a dicho amor egoísta, sino que el egoísta es él.

*Eva, está claro que las rupturas nos vacían, queremos saber por qué razón, cuando la mayor parte de las veces, la razón va por otro lado. Puede ser que en el fondo de la relación del post haya un problema de autoestima, en el que sustituye su propia persona por regalos y otras cosas. Extraña sustitución porque lo personal nunca puede llenarse con lo material. En fin, que podríamos hablar de esto indefinidamente. Gracias por tus comentarios. Besos.

*Cristina, pero lo que dices que hay que dar: cariño, sexo, alegría... no debe convertirse en un mero trueque, yo te doy, tú me das... Está claro que hay un intercambio de emociones y sentimientos, pero es difícil cuantificarlos y menos darles un valor digamos monetario. Esta claro que una relación en que sólo una de las parte dé, es deficitaria y está abocada al fracaso. Un beso.

senses or nonsenses dijo...

Te encuentro...
Te escucho...
Te hablo...
Te abrazo...
Te beso...
Te tengo...
Te aprieto...
Te atrapo...
Te absorbo...
Te asfixio...

¿Te quiero?
Jorge Bucayun abrazo.

CRISTINA dijo...

De monetario nada. Lo de pagar con la misma moneda era una forma de hablar, claro, tú ya me entiendes.

Es cierto que no se puede cuantificar, ni llevar una hoja excel para ver lo que te dan y lo que das, pero se sabe. Uno sabe cuando es correspondido.
Bueno, o no...porque a veces pensamos que somos correspondidos y luego resulta que no, que no era así. O pensamos que hacemos algo bien con alguién y ese alguién no lo percibe así.
A veces uno piensa que se merece algo que no se ha ganado. Y a veces creemos dar mucho y recibir poco y si somos egoístas quizás sea al revés...

Uy...
Ojalá fuera todo medible. Ojalá pudiera una hojita excel o un programita de contabilidad llevar todo.
Sería más fácil.
Y sería horrible, por otra parte.

Besos

Sibyla dijo...

Darse uno mismo, eso es irremplazable y absolutamente auténtico!

Por desgracia hay much@ egoist@ suelto...

Un abrazo Capri:)

Peggy dijo...

Precioso escrito ,nunca hay que jugar con toda la baraja o al menos guardarse el as de la independencia y el espacio vital ....sino te vacias demasiado ....
Besos

Adriàn Mariscal dijo...

Increìble!!!

me gusta, gran metàfora...

Coppelia dijo...

Me gustó la sensación que deja al final: "dar todo" puede ser al final "no dar nada". No puedes darle algo a alguien si no sabes qué es lo que necesita: es como tratar de vestir, abrigar y dar un paquete entero de galletas saladas a alguien que está muerto de sed y después reprocharle que no se acabe de sentir satisfecho... y es que en esto de las relaciones no está dicho que lo que yo puedo dar sea lo que los otros pueden recibir, y viceversa.

En fin, que me gustó. Pero eso no es novedad, todo lo que leo acá me gusta. Además, hoy estoy en el humor perfecto para entenderle de este modo al texto, ja. Abrazo.

Madame X dijo...

Qué bien escribes, querido.

La eterna pretensión de poseerte, que no tiene nada que ver con el amor.

Sintagma in Blue dijo...

Y no podemos dejar de ser posesivos...

panterablanca dijo...

Cuando el amor es así de egoista, no es amor ni es ná.
Besos selváticos.

Capri c'est fini dijo...

Siempre suelo contestar puntualmente pero algo ha pasado que me ha metido en un bucle y no he tenido ni ganas ni fuerzas para hacer caso al diario de esta barca perdida en el mar. Muchas gracias por vuestras visitas.

*Senses, mira que no me gusta Bucay, pero estas palabras van como anillo al dedo. Muchas gracias por tus aportes, siempre tan pertinentes. Un abrazo.

*Cristina, yo creo que sería horrible utilizar una hoja de contabilidad, porque ni somos moneda de cambio, ni deudas, ni nada de eso. Los sentimientos es algo muy difícil de cuantificar y cambian de persona a persona. Todo sería más fácil, eso es cierto, pero mucho más feo. El dinero es feo, por eso lo pasamos continuamente. Un beso.

*Sibyla, pero ¿nos podemos dar por completo? Yo creo que no. Y eso no es ser egoísta, porque hay partes de nosotros que no pueden ser transferidas, son únicamente nuestras. El resto debe ser dado. Un beso.

*Peggy, totalmente de acuerdo. Además el amor no tiene porque ser opresor... siempre hay que guardarse un as o dos. Un beso.

*Adrián, pues muchas gracias. Me alegro que te haya gustado. Un saludo.

*Gracias Coppelia, eres muy amable. Me ha gustado mucho tu metáfora de las galletas saladas. Es cierto que no somos nosotros mismo los que conocemos que es lo que debemos dar, es la persona que lo recibe quien debe saber que es lo que necesita. Un beso.

*Madame, muchas gracias, viniendo de ti es un doble halago. La posesión no tiene que ver, pero muchas veces lo confundimos con el amor. Besos.

*Sintagma, qué desgracia que es... pero no podemos evitarlo. Un beso.

*Pantera, pues no es amor ni es nada, estoy contigo, pero es más habitual de lo que pensamos. Besos.

El Velvet de Cierto Pelo dijo...

Me suena a diálogo pasado en mi pasado...
Tristísima pero acertada separación.
Gracias Capri por ponerle palabras a ese diálogo.

Capri c'est fini dijo...

*Velvet, vaya, siento que te suenen como propias estas palabras en el pasado. Eso sólo significa que alguien, sino tú mismo, fue egoísta en el pasado... todos caemos en el mismo pecado.

Un abrazo.