jueves, 18 de junio de 2009

La novia de Frankenstein

Nada vale tanto la pena de ser encontrado, como lo que jamás ha existido.

Pierre Teilhard de Chardin

Que tenga el pelo largo, largo y sedoso. El color da igual. Los ojos grandes, misteriosos, que digan algo. Una cara bonita, pero no de esas bellezas sosas que empalagan. Me gustan las caras con carácter. Que sea femenina también. Aunque si lo pienso, el físico no es tan importante. Recapitulando las mujeres que me han gustado, son todas muy diferentes entre sí. Recuerdo aquella bajita que me sorbía el seso en la universidad o la morena con la que acabé tan mal. No, el físico no me importa, dentro de unos límites, claro está. La personalidad es otra cosa. Es en lo que realmente me fijo. Que tenga genio, aunque no tanto como para que me anule. Que sepa lo que quiere. Odio a las indecisas. Que sea simpática, extrovertida, aunque en su justa medida. Que tenga conversación, que podamos hablar sobre todos los temas del mundo. Claro y para eso es necesario que tenga cultura. Lo ideal sería que tuviéramos gustos similares. Aunque puede llegar a ser tedioso. No quiero un clon. Pero tampoco una mujer totalmente opuesta a mí. Lo de que los contrarios se atraen está muy bien para la Física, pero no es útil en la vida real. Que me complemente. Una mujer con valores, que no sea superficial, aunque tampoco aburrida. Siempre es bueno un punto de frivolidad pero que no mate por unos zapatos de marca. Que me atraiga. Aunque la atracción tiene que ver con el físico. No se puede despreciar el físico tan a la ligera, porque es lo primero que entra por la vista. Y que me quiera, sólo eso.

Terminó de pensar y salió a la calle a buscar quien encajaba con este perfil.


Vídeo: Creación de la novia (Elsa Lanchester) en La novia de Frankenstein (James Whale, 1931).

25 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

"Que te quiera" ahí está la clave, mi querido Capri, añadiría que os querais los dos... ¡Qué fantástica Elsa Lanchester! Besotes, M.

troyana dijo...

Estoy con Merche Pallarés,"que te quiera" no es suficiente,has de quererla tú.Y estoy de acuerdo en eso de la complementariedad y en que los opuestos mejor para la física y química,o para vivir "un momento",para algo más prolongado en el tiempo, es preferible una base común.
bss

calamarin dijo...

yo pienso que el ser humano es tan complicado, que incluso teniendo la posibilidad de crear a alguien a la carta poniéndole todo lo que te gusta
tanto físico como psíquico... pasado un tiempo terminariamos por encontrarle defectos... ay la condición humana que difícil de saciar y complacer...

Le poinçonneur dijo...

Cómo me gusta esta escena. Gracias, Capri, por ponerla.

desconvencida dijo...

Haces bien, en primer lugar es importante tener claro lo que buscas, y luego "sólo" falta encontrarlo!!! :)

Vivian dijo...

Que buena esta entrada, me encanta como has relacionado al protagonista del relato, creando prototipos en su cabeza con la peli, muy bueno…
Creo que por muchos prototipos que tengamos en la cabeza luego de repente aparece una persona, que no tiene nada que ver, y salta ese click en la cabeza, en el corazón para los más románticos, y da al traste con todo lo que pensábamos hasta el momento. Al menos esa es mi experiencia.

Un beso

Alex dijo...

El amor se da en dos direcciones. Si no ocurre así es que es otra cosa. Nunca se me dio bien diseccionar los motivos por los que me gusta alguien. Simplemente me siento bien cerca de esa persona. El amor es otra cosa, ya digo. Es la necesidad de respirarla. Lo conveniente nunca me atrajo.

panterablanca dijo...

Un poco contradictorio el chico, no?... Ahora que caigo... ¡¡si es mi descripción!! ;-)
Besos felinos.

CRISTINA dijo...

Qué bueno el final del post con el vídeo!
En cuanto a lo de que te quiera...querer es fácil, lo difícil es que alguién te guste de verdad, que tú le gustes, que exista la atracción...ver a la otra persona y que la otra persona te vea a tí como alguién realmente fuera de lo común.

Besos, Capri

El Deme dijo...

Parece el cuestionario de una agencia de parejas pero, sí, un poco las atracciones entre la gente funciona así, deseos y realidades. Elsa Lanchaster me encanta como enfermera pesada de Laughton en Testigo de cargo. Maternal, juguetona, profesional, gruñona. Una actriz maravillosa.

pe-jota dijo...

Hoy en día, curiosamente, veo a muchas mujeres, que a base de retoque y retoques y más retoques se acaban convirtiendo en una mera máscara, cual novias de Frankestein, hay demasiadas, y si añadimos la falta de valores, obviamente los monetarios son los únicos que no han decaído, creo que encontrar pareja se ha convertido en una proeza, al menos si buscas a alguien que sea de verdad, y esté dispuesto a compartir algo más que mera apariencia durante un ratito.

Capri c'est fini dijo...

ADVERTENCIA: Todo lo que en este relato se parezca a la realidad es pura coincidencia. Aunque esté escrito en primera persona, no me refleja a mí en absoluto (¿o sí?).

*Merche, bueno es amor siempre va más allá de lo idóneo o de las preferencias, pero no son compartimentos estancos, normalmente estas tres realidades se unen. Fantástica Elsa, tenía ganas de usar cualquier excusa para traerla aquí. Besos.

*Troyana, sí, bueno, que te quiera es un requisito absolutamente necesario, pero eso es algo que está fuera del alcance de la persona, nada puedes hacer para que te quieran. Por más que hagas el pino con las orejas, si a esa persona le gustas, no tienes nada que hacer. A veces vivir "un momento" es estupendo, para eso, los opuestos sirven de maravilla... pero "un momento" no es amor, no crees? Besos.

*Calamarin, estoy de acuerdo contigo, aunque se pueda crear a la novia de Frankenstein perfecta para ti, no se puede garantizar el éxito. En el amor dejamos siempre toda lógica y nos volvemos misteriosos y dados a los acertijos. Un abrazo.

*Poinçonneur, a mçi también me encanta. Estaba deseando ponerla, sólo he tenido que encontrar la excusa perfecta. Saludos.

*Desconvencida, el problema en este caso no es saber lo que quieres sino que lo que quieres NO EXISTE. Es la auténtica novia de Frankenstein hecha con trozos de personas que has conocido en tu vida, es decir, un ser inventado. Si vas buscando eso por la calle, probablemente mueras de viejo sin haberte acercado. Besos.

*Vivian, la relación era clara. La novia estaba hecha de trozo de cadáveres, es decir de otras personas. Y aunque a mi protagonista no le va la necrofilia, sí que busca un ideal hecho de partes de otras personas. Vamos, un imposible. Yo nunca he creido en los prototipos, porque siempre, siempre, siempre los he incumplido. Besos.

*Alex, bienvenido a Capri. Es que lo conveniente nunca funciona en el amor, ni intentar desentrañar sus razones. Se da y se da, sólo eso. En el texto, sale a buscar el imposible, la novia de Frankenstein y todos sabemos como acaba esa búsqueda... Saludos.

*Pantera, ¿quién dijo que teníamos que ser lógicos, consecuentes y congruentes? La vida es contradicción, y a menudo nos demuestra que todo lo que pensábamos no tenía nada que ver con la realidad. Un beso.

*Cristina, tienes mucha razón. Encontrar a alguien que te comprenda, que te quiera, que disfruteis juntos, mutuamente y eternamente viceversa es un hecho tan singular y único que a veces creo que no lo llegaré a sentir nunca. O ¿es que me estoy volviendo más exigente con el tiempo? No sé... Besos.

*Deme, las atracciones son así, difíciles de comprender... las agencias de parejas juegan con unos parámetros de igualdad que no tienen porque conducir al amor... Y en cuanto a Elsa... qué decir, que también me gusta mucho. Ya sólo por esta escena queda en los anales de la historia del cine. Un abrazo.

*Pe-jota, además de verdad, retoques y más retoques para convertirse en alguien que no son. Y luego se vuelven irreconocibles, artificiales... ¿cómo va a ser de verdad una persona que ha ocultado su propia cara? También estoy de acuerdo contigo en la proeza que significa encontrar a la persona que sirva de compañero/a, de amigo/a, de amor... difícil de verdad!!! Un abrazo.

panterablanca dijo...

Si yo te digo que el chico me está describiendo a mí (aunque no al cien por cien, claro) ¿no te parece que la propia contradicción del chico, me hace a mí misma contradictoria? Pues eso, que yo también lo soy mucho ;-)
Besos de pantera.

Madame X dijo...

La vida nos suele ofrecer justo lo que no esperamos. Si te gustan rubias, -zass- te toca una morena... y viceversa. Por simplificar mucho. Así que lo mejor es dejarse sorprender y que sea lo que dios quiera. ¡Ea!

Un beso.

atikus dijo...

Puff, peliculooooon!!!

y si que te quiera es fundamental, y que la quieras tú, sin esta ecuación mas vale que los dos se larguen por donde vinieron por muchas coincidencias y estudios matemáticos, donde no encaja el corazón, no encaja na!

saludos

m.olano dijo...

Me gusta mucho como has construido el texto. Tiene ritmo, suena bien.
En cuanto al amor ¿de que servirían a nadie mis teorías? Cada cual, cada caso, cada casa..

senses or nonsenses dijo...

me imagino que estará hablando el hombre perfecto porque si no... vaya morro...
este debate amar/ser amado no lo he entendido, claro que es la clave, es lo único. ...es que si mi abuela fuera hombre sería mi abuelo.
estoy en la línea de calamarín, si tuviéramos la posibilidad de crear alguien a la carta, una vez conseguido, acabaríamos aburriéndonos.
eso sí, me apunto al club de fans de Elsa Lanchester. mira, amor al primer chispazo...

un abrazo.

Capri c'est fini dijo...

*Pantera, preséntame al que diga que no es contradictorio y nunca me lo creeré, porque hay que ser contradictorio, joer, que si no la vida es como una cadena de producción, aburrida y en serie. ¿Qué te pareces a esta supuesta chica? ¿Eres la novia de Frankenstein? Besos.

*Madame, si es que los prototipos no sirven para nada, más que para saltárselos. Cuando alguien pregunta: ¿cuál es tu tipo? me pongo a pensar, ¿a ver cual? la última que me gustó, mi primer amor, la que me dejó echo polvo, la que pasé de ella inmisericordemente... hay tantas que no sé nunca que decir.

*Atikus, amante del cine clásico sabía que te ganaba con esta peli. Bueno, que se amen y se amen, que sea mutuo y recíproco, sin eso, ya podemos hablar y hablar que no nos pondremos de acuerdo... pero ¿y si ese amor es diferente? Si uno quiere más al otro o lo quiere para un rato... empiezan los problemas. Un abrazo.

*M. Olano, gracias, te cuento como un pequeño secreto que me gusta que lo que escribo suene bien (más allá de que sea interesante)... En el amor no sirven de nada las teorías, ni la experiencia pasada, ni, me atrevo a decir, las armas de seducción... ante el amor estamos desnudos. Un abrazo.

*Senses, sí, es egoísta quererlo todo, pero nadie es perfecto y más cuanto nos ponemos tan exigente. Esto ya en contra del que exige, porque luego no encuentra, simplemente porque no existe. Y por supuesto que sin amor, ni idóneo ni leches, no sirve para nada... aunque ¿dónde metes el amor no correspondido? Es el más extendido y el peor tratado.
Elsa es la mejor... me apunto al club con los ojos cerrados.
Un abrazo.

JLO dijo...

no se si es tan contradictorio... o sera q uno igual se refleja con el texto, aunq sepa q es falaz...

no me gusta q diga la palabra aburrirse 2 veces... eso es mas cuestion de uno q del otro...

excelente texto... yo quiero algo hoy y otra cosa mañana...

salu2

pop life

(justo ahora en argentina es el exito teatral esta pieza... mira vos...)

Lula Fortune dijo...

¿Y la encontro?

Capri c'est fini dijo...

*JLO, yo defiendo que podamos ser contradictorios sin ser censurados... las personas que siempre piensan igual, como monolitos, no me gustan, no evolucionan. Y en cuanto a lo de aburrirse, he cambiado una de esas palabras, no me había dado cuenta y prefiero variarla... con la de palabras que hay. Ah si? Frankenstein en Buenos Aires? Saludos.

*Lula, claro que no la encontró... es difícil dar con alguien que reuna todas las características, porque si existiera sería la auténtica novia de Frankenstein, la mujer hecha a trozos de otras personas...

Justo dijo...

¡Ay, qué pedazo de escena! ¡QUIERO VER LA PELÍCULAAAA!

Me sacan de quicio las clasificaciones en este terreno. Nunca me animé a ligar por internet, porque no me puedo resumir en cuatro trazos. Y me pone también un poco nervioso la gente con la que contactas en,pongamos por caso, un bar, y te dice: ¿qué te gusta hacer?, ¿activo o pasivo? Puaff.

Me puede gustar alguien totalmente ajeno al supuesto retrato robot de lo que me tendría que gustar... eso sí, el amor no tiene por qué ser un sentimiento recíproco,ni mucho menos..

Capri c'est fini dijo...

*Justo, sí, es una película que con el paso de los años ha ganado en un encanto irresistible...
En cuanto a los retratos-robot del hombre o la mujer perfectos, yo tampoco creo en ellos, a menudo la realidad nos sorprende y acaba con nuestros clichés.
Parece que lo de ligar por internet está ya muy extendido, a mi no se me da bien, pero tampoco en vivo se me dio nunca muy bien...
Y el amor no correspondido... hombre, es el hermano pobre del amor y se le suele tratar muy mal. Pero todos hemos sufrido en algún momento por él.

Un abrazo.

panterablanca dijo...

¿ERa una pantera la novia de Frankenstein?

Capri c'est fini dijo...

*Pantera, no sé si una pantera pero viendo la película se ve que tenía carácter, porque fue creada para enamorarse y no le gustó su pareja planeada.

Muchos besos.