jueves, 10 de septiembre de 2009

A ciegas

No es una historia sobre Portugal o Canadá o Brasil, es una historia sobre la humanidad y la naturaleza humana, que debe generar muchas preguntas pero no dar ninguna respuesta.


Estoy ciego. No veo nada. Ha ocurrido de repente. Sin porqués, sin causas, casi sin notarlo. Inundado en una bruma blanca, que lo envuelve todo y que convirtió las formas de las cosas en blanco. Un blanco inmaculado, un blanco infinito. Y ese mero hecho, pequeño, como pequeños son mis ojos, fue la peor desgracia de la humanidad. No bolas de fuego caídas del cielo, ni grietas insondables en la tierra, sólo ojos ciegos, vacíos, estancos, sin comunicación. No damos valor a lo cotidiano, por insignificante y por cansino, por cercano, pero cuando lo perdemos asistimos a un reencuentro: el del nuestro yo con el mundo, el del conocimiento. Y tiramos del instinto más atrofiado. El que no usamos porque nosotros, los hombres, nos creemos una raza singular tocada por la mano de Dios. Pero basta lo más mínimo, la escasez de algo sencillo para que el mundo sucumba a la mayor y más contagiosa ceguera.

Un hombre (Yusuke Iseya) en un coche frente al semáforo de repente se queda sin vista. Tras la primera impresión acude a un oftalmólogo (Mark Ruffalo) que revisa sus ojos sin encontrar nada. Todo parece correcto. Pero al día siguiente el oftalmólogo queda también ciego y se inicia una particular epidemia muy contagiosa. Las instituciones públicas, al desconocer las causas que producen el contagio, deciden recluir a los ciegos como medida de cuarentena en un psiquiátrico abandonado. Pero todos no son ciegos, la mujer del oftalmólogo (Julianne Moore), sin saber porqué, ve y acompaña a su marido en el encierro. Ella será sus ojos en un primer momento y posteriormente los del resto. Cada vez son más los que llegan, sin noticias del mundo y sin las mínimas condiciones. Tienen que organizarse para vivir, pero no todo el mundo quiere acatarlo. Fuera, la situación no es mucho mejor. La epidemia se extiende y no hay forma de pararla.

No es fácil hacer la adaptación al cine de un libro. Son lenguajes diferentes. Pero si encima es un libro como Ensayo sobre la ceguera (José Saramago, 1995), además de difícil, es un reto. Por eso creo que la película A ciegas (Fernando Meirelles, 2008) no tuvo críticas entusiastas. Los que leyeron el libro inevitablemente compararon ambos y los que no, supusieron que una película no podría estar a la altura de ese libro, éxito de ventas y aclamado por la crítica. Y es que es una tarea monumental crear en imágenes el efecto de la ceguera. Pero esta ceguera es muy simbólica, representa lo desconocido, lo contagioso, lo inevitable, la gran pandemia que puede acabar con una maltrecha civilización. La enfermedad que despoja al ser humano precisamente su humanidad y que lo arrumba a su condición de animal que lucha por la supervivencia. Por eso es una película cruda, como lo es el libro y que se encarga de crear en el espectador la sensación de despojado, de lucha extrema. El problema de la película es quizá la falta de valentía a la hora de mostrar al público los rigores de ese mundo apocalíptico y que en la novela se cuentan detalladamente. Pero en cualquier caso, evitando comparaciones, A ciegas es una película interesante, en el fondo y en la forma, iluminada de todos los matices del gris, para no caer en el negro absoluto de la historia que cuenta. Y que termina con un sol cegador.

21 comentarios:

calamarin dijo...

El libro me impresionó muchísimo, es alucinante de principio a fin... La película me dio no se que verla, a pesar de que los actores protagonistas me gustan mucho... quizás un día de estos le de un vistazo... Saramago quedo bastante contento con el resultado del film.

atikus dijo...

DEsde luego el planteamiento es muy bueno; las cosas mas simples son las mas importantes; la salud, la amistad de los seres queridos, el cariño de tu pareja, el entorno físico (naturaleza no agresiva, lluvias, terremotos, incencios...) en fin cuando algo se tuerce nos damos cuenta que la vida es fragil...mas de lo que creemos y sólo entonces pensamos en que hay que disfrutar cada momento...pero luego, si las cosas se resuelven, uno se olvida de esa fragilidad.

Bueno es ver aunque sea una peli para pensar en ello!

Lúcida dijo...

El libro me gustó mucho... y normalmente, no suelo ver las pelis de mis libros especiales. El amor en los tiempos del cólera ni se me ha ocurrido echarle un vistazo... y cuando supe que Bardem era Ariza, pues menos aún...no por nada, es que no me lo imaginaba así.

Lula Fortune dijo...

No he visto la peli y no tendría inconveniente en verla. Normalmente suelo separar las lecturas de las imágenes, aunque es inenvitable la comparación.
Todos nos comportamos como ciegos en muchas ocasiones, aunque tengamos el nervio óptico en perfecto estado. Algunas veces creo que es un instinto de supervivencia.
Besoso de colores.

Vivian dijo...

La película no la vi, pero después de leerte despertaste mi curiosidad, intentaré conseguirla.
Aprovecho para recomendar el libro a los que no lo hayan leído, y, si me permites, añadir otra recomendación, el libro que más me ha gustado de los que leí hasta el momento de Saramago, “Las Intermitencias de la Muerte”.
Al hilo de lo que comenta Lúcida yo cometí el error de ver “El Amor en los Tiempos del Cólera” y eso que pensaba lo mismo que ella sobre Bardem como Ariza, lamentable, definitivamente de las peores adaptaciones que he visto, lo único que salvo de esa película es la banda sonora que sí me gustó, en especial el tema “La despedida” de Shakira.

Un beso

CRISTINA dijo...

He oído hablar mucho del libro y también de la película. Ni he leído uno ni he visto la peli.
El tema, en el fondo y en la forma me da pavor. Me parece tremendo.
Aunque siempre lo tengo ahí como algo pendiente.

Saludos

Merche Pallarés dijo...

Leí el libro que me subyugó y me impactó. La pelicula no la he visto. No puedo opinar. Besotes, M.

pe-jota dijo...

Lo peor es que casi siempre vivimos en medio de la total ceguera, aunque sea de otro tipo.

molano dijo...

Vi la película y me pareció que resolvía las dificultades de la historia de forma brillante. La vi en una gala especial que no se qué tenía que ver con la embajada de Brasil a la que asistió la actriz brasileña sobrina de Sonia Braga que actua en el film (simpatiquísima y, parece, muy lista)). Le auguré un gran éxito cuando se estrenara pero tengo la impresión de que no se anunció debidamente. Pasó sin pena ni gloria a pesar de lo famoso del libro y de sus protagonistas que por cierto están estupendos en el film. Me emocionó, me horrorizó, me enterneció... No se si el libro lo habría hecho de mejor manera. Nunca lo leí.

Un abrazo

Uno dijo...

Estupenda película. Magníficos actores. Inquietantes imágenes. Demoledora reflexión sobre la naturaleza humana.
A pesar del aspecto catastrófico a causa del guión, me dieron muchas ganas de conocer Sao Paulo.

Un abrazo

Capri c'est fini dijo...

*Calamarin, el libro es una joya, realmente impresionante y que te hace pensar e incluso ponerte en la piel de sus personajes. La película es buena, porque parte de una gran historia y sus intérpretes están genial, en especial Julianne Moore. Un abrazo.

*Atikus, la vida es frágil, mucho y vivimos en una autocreada confianza fácil de quebrar. Por otro parte es lógico que sea así, porque no podemos vivir aterrorizados de lo que puede ocurrir. Eso no sería vida. ¿Disfrutamos de las pequeñas cosas? A veces no, pero es cuando perdemos algo definitivamente cuando nos damos cuenta, siempre tarde. Una pena, pero es así. Un abrazo.

*Lúcida, es una cuestión difícil transplantar el universo de un libro al cine. Pones un ejemplo estupendo... Nada tiene que ver el Florentino Ariza del libro con el de la peli... Sin embargo hay adaptaciones memorables, por no salirme de Gabo, se me viene a la cabeza: El coronel no tiene quien le escriba. Yo siempre le doy una oportunidad a las películas... pero hay que ser consciente que no son el libro. Un beso.

*Lula, lo mejor es ver las películas (adaptadas) con los menores prejuicios posibles, porque normalmente nos la chafan. Y en cuanto a la ceguera, Saramago dio en la diana, podemos ser ciegos no pasandonos nada en los ojos. Y muchas, muchas veces lo somos... por desgracia. Un beso.

*Vivian, el libro es estupendo... yo reivindico a Saramago (a pesar de que siempre escucho que es aburrido y un poco difícil de leer). Consigue perfectamente integrar ideas muy interesantes en historias... mucho más de lo que muchos autores contemporáneos pueden hacer. Te aconsejo si no la has leído: Todos los nombres. Y en cuanto a las adaptaciones, ya se lo comento arriba a Lúcida, es muy difícil adaptar. Precisamente El amor en los tiempos del cólera es un buen ejemplo de adaptación fallida... pero al menos se ve que hay un buen fondo de historia, mucho más de lo que se puede decir de otras películas originales fallidas. Un beso.

*Cristina, el tema es impresionante, es como pensar en el Apocalipsis... y eso queda patente tanto en el libro como en la peli. Sin embargo te aconsejo los dos. Solo por el mero ejercicio de ponerte a pensar en el tema... Un beso.

*Merche, es que el libro es impactacte, vibrante, muy bien descrito que casi te ves como uno de los ciegos... La peli va en esa línea. No es el libro... pero se deja ver. Un beso.

*Pe-jota, la ignorancia es ceguera, los prejuicios son ceguera, la desconfianza, el egoísmo... casi vivimos ciegos! Un abrazo.

*Molano, a mí también me pareció lo mismo, las dificultades las supera brillantemente. Además podían haber hecho una película muy oscura y tiende más hacia la luz, lo que me parece muy acertado. Y luego... pasó sin pena ni gloria por la taquilla... y cualquier comedia chorra americana se hace de oro. ¿Es mundo está ciego? A veces lo parece. Un abrazo.

*Uno, lo bueno de la peli (y tb del libro) es que no se sitúa la acción en ningún lugar concreto, sólo en una gran ciudad. Tampoco los personajes tienen nombres ni apellidos. Un acierto más para que nos sintamos parte de la historia. No sabía que la había rodado en Sao Paulo, pero debió ser un esfuerzo enorme vaciar esas avenidas. Un abrazo.

Abogada Soltera dijo...

Toqué todo con las manos, por no caerme. Acariciaba las paredes, me agarraba al aire, respiraba con intensidad en búsqueda de algo que me fuera familiar. Llegué hasta aquí, a ciegas, y lo vi todo claro.
Pasaba por aquí sólo para dejarte un beso

panterablanca dijo...

Como siempre, nos haces interesantísimas recomendaciones. Gracias :-)
Besos felinos.

dvd dijo...

Tiene un problema de fondo, exactamente igual que la adaptación de Disgrace, de Coetzee; y es que el director se esfuerza tanto en ser fiel al original literario que termina por diluirse en el mismo y no logra dar con el "quid" cinematográfico. No es una mala película, sino algo mucho peor: una película innecesaria. Meirelles no es un autor, y se nota; el haberse atrevido con un peso pesado como Saramago es atrevido y luego tiene sus consecuencias, como el poco peso de algunos intérpretes (Glover, G. Bernal). No va a pasar a la historia, y es una pena...

senses or nonsenses dijo...

también pensaba que era imposible adaptar Ensayo sobre la ceguera, por el tema, y porque es una obra maestra. pero he de reconocer que me sorprendió para bien. y ya tenía fichado al mark ruffalo, pero aquí está muy muy bien. La Moore en su línea, Genial.
a los que nos maravilló la novela tpc iba a sorprendernos, pero me parece una buena adaptación.
iba a comentar algo sobre las adaptaciones, pero es un tema que a mí me aburre.

en la novela tb se hablaba de una ceguera blanca...

Todos los nombres, y La balsa de piedra, que es otra gran idea de Saramago.

Hay algo peor que quedarse ciego, ser la única persona que puede ver

un graaan abrazo.

bela dijo...

Una peli muy interesante donde se ponen de manifiesto las peores y mejores facetas del ser humano. Como en la guerra, las situaciones extremas sacan lo peor o mejor que llevamos dentro.
Julianne Moore, como siempre, estupenda.
Besos

Capri c'est fini dijo...

*Abogada, nunca vayas a ciegas... toca, siente, pero hazlo a sabiendas. Beso recibido. Siempre eres bienvenida en esta travesía.

*Pantera, pues me alegro de que te suscite al menos curiosidad. No es que me crea gurú de nada, pero esta peli merece la pena. Un beso.

*DVD, innecesaria es peor que mala? Hay tantas películas malas... pero la necesidad la marca el público. Intentar ser fiel al original en todo lo posible, ante monumentos como el Ensayo sobre la ceguera, es más que un reto, una irresponsabilidad. Estoy de acuerdo contigo en que G. Bernal no es el idóneo para hacer del rey de la sala 3 (tan pequeñito él). Pero en general las interpretaciones se salvan y eso que hacer de ciego o de borracho son dos de los papeles más difíciles que a los que un actor puede enfrentarse. Yo también creo que no pasará a la Historia, pero eso no significa que sea totalmente desechable. Un abrazo.

*Senses, a mí también me sorprendió positivamente Mark Ruffalo. La Moore es que es una pedazo de actriz y es difícil seguir una línea tan consecuente como la de ella. No he leído La balsa de piedra, pero me la apunto en la lista de recomendaciones. Y chulísima la frase, hubiera quedado perfecta coronando esta entrada. Gracias. Un abrazo.

*Bela, exacto, como en las guerras o en las hambrunas, siempre salen los comportamientos más extremos del ser humanos a juego con la situación... En el bienestar todos somos humanos, en la miseria, todos animales... cierto, como la vida. Un abrazo.

PATSY SCOTT dijo...

Me sumo a lo ya dicho. Yo también leí el libro y me encantó. No sé por qué no fui a ver la película, supongo que por miedo a que me lo "chafara". (A pesar de saber que Saramago se emocionó cuando la vio acabada)Después de leerte, lamento habérmela perdido. Intentaré verla en DVD.

Capri c'est fini dijo...

*Bueno, Patsy, eso es lo bueno del cine ahora, que siempre se puede recurrir al DVD cuando se te pasa una peli o simplemente optas por no verla. Te reconozco que yo también tuve mis temores cuando comencé a verla... pero es que el libro pesa mucho. Un beso.

troyana dijo...

Capri,en mi opinión,no sólo película y libro utilizan lenguajes diferentes,es que son creaciones singulares,libres e independientes.Personalmente,me encantó la película,por si tienes curiosidad,aquí te enlazo la entrada que le dediqué en su día

http://historias-troyanas.blogia.com/2009/032001-a-ciegas.php
bsos

Capri c'est fini dijo...

*Troyana, tienes razón, pero casi por inercia tendemos a compararlos... Como ves, a mí me gustó la peli. El libro, sin embargo, va más allá de un mero gusto... me ENCANTÓ. Voy corriendo a leer tu post. Un beso.