viernes, 25 de septiembre de 2009

La nueva Yma Sumac

Ha llegado el momento
de acabar con mi corazón.
Necesito fulminar de raíz el dolor,
y cambiar lo que siento
y aprender a volar hacia el sol.
He pasado tanto frío que quiero calor.

La nueva Yma Sumac
(La Casa Azul, 2007)

Hay días que necesito una sonrisa. Y salgo a buscarla a la ciudad, a pesar de que las nubes de asfalto gris apenas dejen traspasar los rayos del sol en este cielo encapotado. Es en esos días cuando los colores huyen y los pocos que quedan son de cartón piedra o están en altos carteles inalcanzables. Todo se rodea de una neblina homogénea que me hace confundir la forma de las cosas. Y para no caer en engaño externo, ideo mi propio engaño. Una burbuja coloreada, chicle, pop, un poco tonta quizás, y desde la que veo la ciudad de rojo intenso, de azul cobalto, de verde manzana o de amarillo limón. Paseo dentro de ella, no hay dardo que la pueda pinchar, estoy seguro, protegido. Es luminosa, caleidoscópica, vibrante. Dentro puedo ver otra realidad, otras caras, otra vida. Consciente de lo irracional y momentáneo de esta situación, sonrío. Paraíso artificial, pero paraíso al fin y al cabo, pienso. En esos días, no hay nada que me pueda afectar. Sé que es casi nada pero me sirve de tanto...

En esos mismos días, siempre recurro a La Casa Azul como banda sonora que acompañe mis sonrisas. Me da mucho subidón. Y aunque no necesito excusas para escuchar el sonido efervescente de este grupo, hoy comparto La nueva Yma Sumac, una buena canción para que las sonrisas sean infinitas, al menos dentro de cada una de nuestras burbujas.


Vídeo: La Casa Azul - La nueva Yma Sumac del disco de rarezas y versiones La nueva Yma Sumac (lo que nos dejó la revolución) de 2009.

18 comentarios:

fritzio dijo...

Bien, por lo de la banda sonora que acompañe tus sonrisas. Tiene ese efecto. No hay duda. Sin embargo, qué maravillosa era la vieja, única, Yma Sumac. Honda y profunda. Continúo leyendo a Garbo. Gracias

Merche Pallarés dijo...

Me has hecho saber que Yma Sumac, de quien no había oido nunca, fue una famosa soprano peruana (he ido a la Wiki...). Ahora, el video es de un grupo ¿que se llama Yma Sumac? Divertido parece un juego de esos del Nintendo. Besotes, M.

RFP dijo...

Esa técnica pa los malos momentos la usamos muchos. Yo es escuchar Cerca de Shibuya y se me quitan to las penas... Ver On connait la chanson también ayuda, de hecho.

Mucho tiempo sin escribirte aquí. Un beso.

molano dijo...

Dias grises, negros... O rojos como los de Holly Golightly. Cada cual pinta la feria según le va.

Hace un tiempo que me encuentro con "La casa azul" por esos blogs de dios y ya empiezo a cogerles el punto. El vídeo es estupendo, ¿quien lo habrá hecho?

pe-jota dijo...

Subidón, subidón, necesidad de anestesiarnos o mejor no, de cambiar el chip, cada uno buscamos nuestro modo para poder seguir y enfrentarnos a nuestros bajones.

Capri c'est fini dijo...

*Fritzio, creo que la canción es un gran homenaje a Yma Sumac. Me alegro de que esto te haya dado pie para seguir leyendo. Bienvenido a Capri. Un abrazo.

*Merche, Yma Sumac era una soprano peruana con una voz excepcional que alcanzaba agudos imposibles. El grupo se llama La Casa Azul y es estupendo. A mí, particularmente, me encanta. Y el vídeo es muy bueno también. Muchos besos.

*RFP, pues ya sabes, aquí siempre tienes un hueco, para cuando quieras. Cerca de Shibuya me gusta también mucho, pero es que La Casa Azul tiene canciones que son himnos. On connait la chanson, tiene también ese efecto... Hace poco que me la puse. No sé ni las veces que ha he visto ya... Un abrazo.

*Molano, pues cada uno ve los colores de una manera diferente... Y no me extraña que le vayas cogiendo el punto a La Casa Azul, porque tienen mucho punto. Yo los sigo desde su primer disco y siempre con el mismo resultado. El vídeo es de los estudios Cocoe, geniales en animación. Puedes buscar en internet y ya verás... Un abrazo.

*Pe-jota, hay que decir las cosas como son: es anestesia pura y dura para sortear los malos momentos. La necesitamos de vez en cuando, porque si no la vida se hace demasiado cuesta arriba, no crees? Un abrazo.

Vivian dijo...

Que buena esta entrada, transmite optimismo de principio a fin, desde el texto a la canción, no la conocía, pero es de esas canciones que transmite “buen rollo”…

Y que vivan las burbujas de colores!

Me gustó mucho esta entrada y el cambio de registro ;)

Un beso

Uno dijo...

Hay que reconocer que estos chicos saben poner títulos y hacer vídeos.
La música no llega a interesarme pero el fenómeno, mucho.
Mi abuela cantaba "arenal de Sevilla y olé, torre del oro..." para ahuyentar las penas. Las penas y el personal porque había que oírla...

calamarin dijo...

Yo no soy muy seguidor del grupo, pero el vídeo es alucinante... (me encanta)

Sylvia dijo...

Me ha gustado conocer el grupo y la casa azul, porque la sensacion sin membargo, los dias grises, ya los conozco...menos mal que soy de buen clima..

Un saludo

CRISTINA dijo...

Para mi gusto "La casa azul" son demasiado "poppys", pero tienes razón, siempre, como buenos poppys, dan un punto optimista.
El vídeo no lo había visto y realmente hace sonreir.

Un saludo, Capri.

El futuro bloguero dijo...

Pues la casa azul es una buena elección, si te gusta el pop español.

Me ha gustado mucho lo alegre y optimista de la entrada.

atikus dijo...

Buen grupo la casa azul...sin duda la música es una buena manera de animarse...bueno también puede valer para deprimirse, eso decian en Alta fidelidad ;)

saludos

Capri c'est fini dijo...

*Vivian, bueno, no me gusta ser monotemático y prefiero cambiar de registro de vez en cuando para que nadie se aburra, yo el primero. Las burbujitas suelen ser un medio barato y sencillo (aunque frágil) para escapar de la torpe rutina, siempre amenizado por la Casa Azul, que es un grupo que despierta estos instintos más optimistas. Me alegro de que te haya gustado. Un beso.

*Uno, quien canta sus males espanta, que decía el refrán. Mi abuela también es de esa opinión y yo encantado. Muchas veces tarareo sin cesar una melodía pegadiza. Las canciones de la Casa Azul, normalmente, se me pegan como chicle. El vídeo es una pasada, no te parece? Un abrazo.

*Calamarin, cuidado, así empecé yo, admirando un video y ahora no lo puedo evitar, me fascinan. El vídeo es una obra de arte... Un abrazo.

*Sylvia, por desgracia, los días grises no dependen del clima (yo tb soy de buen clima) sino del interior de cada persona. Me alegro de haberte descubierto a La Casa Azul, un grupo con unas letras estupendas y un sonido optimista (juro que no cobro comisión). Te doy la bienvenida a Capri y espero verte de vuelta por aquí. Un beso.

*Cristina, poppys hasta la médula, sí... Yo, a veces, necesito ese optimismo pop. Me alegro de que te haya gustado el vídeo. Estaba deseando enseñarlo, jejej Un beso.

Capri c'est fini dijo...

*Futuro bloguero, pues no soy exclusivista en la música. Suena a tópico pero me gusta mucha y distinta. La casa azul son un buen ejemplo de música diferente en español, que entre tanto Bisbal y tanto flamenquito, la verdad, lo agradezco. Necesito respirar optimismo, aunque sea musical. Un abrazo.

*Atikus, totalmente de acuerdo con Alta fidelidad (excelente libro y peli). La música es un gran catalizador de sentimientos. Incluso diría que hay que tener cuidado con lo que escuchas, según el momento. Un abrazo.

Arezbra dijo...

¡Qué importante es saber elegir una banda sonora, amigo Capri!
Hay días de misteriosa y cariñosa melancolía y bello hastío...y días en que pesan tanto que no hay nada dentro que nos salve. Saber buscar en un sonido la inspiración del escritor que lucha contra la "consciencia" es una gran virtud.
Saber elegir es aprender a vivir...
Sigue buscando sonrisas yo sigo en mi particular cruzada del abrazo perdido

PATSY SCOTT dijo...

No conocía el grupo (con mis años, no es de extrañar)pero se me antoja la banda sonora idónea para una burbuja disparada desde un botecito de esos para soplar pompas de jabón. Optimista y ligera.
El vídeo me ha parecido maravilloso.

Capri c'est fini dijo...

*Arezbra, la banda sonora es fundamental, al menos para mí y la elección es tan amplia, gracias a la música, siempre se puede encontrar una melodía para cada circunstancia. Saber elegir es aprender a vivir, saber buscar es imprescindible para vivir. Sigue buscando. Un abrazo.

*Patsy, no es la edad, sino la actitud, no lo olvides. Conozco a gente de 20 años que es anciana. Pompas de jabón y música, a veces, se agradece algo ligero ante tanta profundidad. Veo que el video ha tenido mucha aceptación. Me alegro, también me parece muy chulo. Un beso.