domingo, 17 de abril de 2011

Séraphine Louis

Una obra grandiosa que ignora sus sublimes predecesores y por lo tanto no puede citarlos como testigos: los rosetones de las catedrales medievales y las tapicerías góticas.

Hojas, flores, ramas, rojo sangre. Sábanas mojadas tomando el sol junto al río, baldes llenos de agua con jabón, suelos de madera barridos. Velas encendidas con cera goteando. Pinceles sucios, aguarrás, pintura Ripolin de la droguería del pueblo, paletas, mejungues a medio secar, olor a barniz. La mirada de la Virgen es la única que te ve pintar. Voces. El apocalipsis. El fuego encendido para un té, las camisas planchadas y dobladas. Manzanas brillantes, hojarasca viva, flores que hablan, viento que susurra. La obra del Creador fundida en los lienzos. El barro, el líquen de un árbol, los trinos de los pájaros, la hierba. Las calles mojadas, los gritos, los ojos que te juzgan. Y más voces, y las rodillas peladas del frío y de fregar. Un pequeño trozo de carne y un vaso de vino peleón. Discretas ilusiones. Sencilla tú, Séraphine, como los arbustos, pero entrelazada y compleja como tus pinturas.

Séraphine Louis o Séraphine de Senlis (1864-1942) es una pintora francesa casi desconocida. Es representante de la pintura naïf de principios del siglo XX. Aunque esto es mucho decir para esta mujer de vida difícil e imaginación imparable. Huerfana con apenas un año, adolescencia en un convento, fue pastora y criada toda su vida. Pero tenía una pasión oculta: pintar. Fue descubierta por el marchante y coleccionista Wilhelm Uhde, cuando éste se refugió en Senlis en 1912, huyendo del caos de París. Por casualidad, Séraphine servía en la casa que alquiló Uhde, y también casualmente llegó a sus manos un pequeño bodegón de manzanas, que le asombró. Ahí comenzó la carrera pública de esta mujer, dentro del grupo de "primitivos modernos" o precursora del Art brut o arte marginal. El encuentro con Uhde despertó sus inquietudes artísticas, hasta entonces privadas y comenzó a pintar y a pintar hasta la demencia. Le expusieron y vendió algunas obras en París, una vez acabada la I Guerra Mundial, pero la Gran Depresión ahogó de nuevo esta fulgurante y breve carrera. El 25 de febrero de 1932, Séraphine, después de un altercado en Senlis, es ingresada en el asilo psiquiátrico de Clermont-de-L'Oise. Diágnóstico clínico: "Ideas delirantes con manía persecutoria, alucinaciones psicosensoriales y trastornos de la sensibilidad profunda." Nunca más pintó. Murió en la pobreza el 18 de diciembre de 1942. Fue enterrada en una fosa común.

Dije pintora casi desconocida, porque he visto una preciosa película biográfica de esta excepcional mujer (Séraphine, Martin Provost, 2008) y, como su mecenas, yo también la he descubierto ahora. Y aunque siempre me han parecido las naturalezas muertas un poco frías, no es el caso en la pintura de Séraphine Louis, llenas de color y de vida. Recomiendo la película y su obra. Y aprovecho, para, desde aquí, brindar este homenaje a los artistas autodidactas, que llenan con pasión cualquier vacío de educación formal. Bravo por ellos.


Imagen: Hojas (Séraphine Louis, 1928-1929) en la Colección Dina Vierny de París. Vídeo: Trailer de la película Séraphine (Martin Provost, 2008).

11 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Parece ser que ahora se están descubriendo las pintoras femeninas que durante años han sido olvidadas. La pobre Séraphine con su arte naïf fue desdeñada y recluida en un manicomio. ¿Por qué los artistas son considerados locos? Porque los "normales" somos seres anodinos; los que destacan son considerados "locos". La "sociedad" no los entiende, cuando la verdad es que son los más cuerdos. Bella entrada. Besotes, M.

Pet dijo...

Qué curioso. Ya también acabo de descubrir, no hará ni un mes, a Seraphine. Me pasó la película un amigo cinéfilo y disfrute mucho con ella. Solo he visto sus cuadros a través de la película, supongo que googleando encontraré alguno para ir a ver en algún museo que no esté muy lejos en Francia. Ya os contaré. Con lo que me gustán a mi estas investigaciones :)
Para ejemplo ver:
http://pencilandbox.blogspot.com/2010/12/paradise-lost.html

Uno dijo...

No es del todo nueva la figura de Seraphine para mi pero desconocía la película que me encantaría ver.
Estupéndo tu texto de entrada, tan sugerente.
Un abrazo

Capri c'est fini dijo...

*Merche, bueno, ya es hora de descubrir que el arte no es sólo cosa de hombres. Así que bendito homenaje para esta mujer excepcional que luchó con lo que tenía y no tenía para crear. En cuanto a la demencia de la pobre Séraphine, no sé hasta que punto era real o su carácter imaginativo junto a su condición humilde hicieron que diera con sus huesos en un psiquiátrico. Pero es verdad que se confunde arte y locura, por la mediocridad de una sociedad que no los entiende... Un beso.

*Pet, pues métete en san Google que hay muchos cuadros más de los que salen en la película. Por eso decía lo de casi desconocida, porque parece que la peli la ha rehabilitado un poco de cara al gran público. Y si encuentras algo más interesante... cuenta. Capri está siempre abierto para investigaciones así. Abrazos.

*Uno, dije casi desconocida porque a mí no me sonaba de nada, pero puede ser por mi ignorancia. Y la película te la recomiendo encarecidamente porque realmente está muy bien. Gracias por lo de sugerente, es un poco lo que quería mostrar de esta mujer genial. Un abrazo.

*

PATSY SCOTT dijo...

Yo tampoco la conocía de nada - me encanta y me iré también a google a ver más. La película tiene una pinta estupenda. La buscaré.
Precioso post.

z. dijo...

i don't get anything of the things you write (which is a pitty), but the painting/drawing/photography is great!

http://confessions-of-a-dreamer.blogspot.com/

Capri c'est fini dijo...

*Patsy, lo mejor son sus pinturas que reflejan una sensibilidad excepcional surgida de un ambiente nada artístico. Y la película está genial, porque recapitula muy bien cómo fue descubierta y su relación fluctuante con el marchante. Espero que te guste si la ves. Un beso.

*Z. Don't worry, somebody can't understand anything from what I write even in spanish!!! Welcome to Capri, this is place without language. Best regards.

Marilia dijo...

Gracias por descubrirme a Seraphine. Me ha encantado ese colorido. Me apunto también la película.

Para ser artista hay que estar un poco loco; pocas veces la genialidad casa con el mundo de la cordura.
Aunque en esos tiempos se consideraba enfermedad mental cualquier cosa: la homosexualidad, el deseo sexual femenino, etc, así que no es de extrañar que una gran imaginación la llevase al psiquiátrico. Más aun tratándose de una mujer, ser humano de segundo grado por aquellos tiempos (recordemos que la mujer ha dado nombre a una enfermedad mental, la histeria, cuya raíz significa "útero")

Y a veces dudo si hay que estar loco para ser cuerdo en el mundo en que vivimos...

Un abrazo

Capri c'est fini dijo...

*Marilia, la genialidad siempre se relaciona con la locura, porque creo que el resto de los mortales no entendemos dentro de la lógica los mecanismos mentales de esas brillantes creaciones que tenemos que recurrir a la locura para explicarla. En el caso de Séraphine, no tengo datos para saber si estaba o no estaba loca, pero su obra es genial y eso es lo que cuenta. Te remito a un post antiguo sobre este tema si te interesa: http://capricestfini.blogspot.com/2008/03/el-mal-genio-del-genio.html

Un besazo.

pe-jota dijo...

Yo también sentí mayor interés por esta pintora gracias a la película, de hecho he preparado una entrada sobre ella, pero veo que te me has adelantado.

Capri c'est fini dijo...

*Pe-jota, vaya por Dios, me he adelantado. Bueno, casualidades de la vida, seguro que montas una entrada muy interesante de la que estoy seguro daré buena cuenta. Un abrazo.