viernes, 27 de mayo de 2011

Sol de Justicia

Defenderemos nuestra isla, cueste lo que cueste. Lucharemos en las playas, lucharemos en los lugares de desembarco, lucharemos en los campos y en las calles, lucharemos en los montes. No nos rendiremos jamás. […] y les romperemos las cabezas con botellas de soda porque no tenemos armas.

Winston Churchill (1940, exhortación ante la batalla de Inglaterra en la II Guerra Mundial)

5743971159_4892c32514_z

Barra de bar, dos cervezas, dos hombres de mediana edad hablan:

- ¿Has visto la que hay montada en la Puerta del Sol?

- Menuda panda esos de Sol. Mucha democracia y mucho cuento es lo que tienen. Los querría ver yo en nuestra época. Las cosas están mal, eso se sabe, y lo que hay que hacer es trabajar para mejorarlas. Unos vagos, te lo digo yo.

- Bueno, es verdad, hay mucha crisis y eso a quien más afecta es a los jóvenes. Lo sé por mis hijos.

- Pero no compares a tus hijos con los desarrapados de Sol. Tus hijos tienen estudios, son gente educada, no van a tener problemas para encontrar trabajo. Además, enseguida que cambien el gobierno, la situación pasará. Lo que no sé es como se permite que acampen ahí, en pleno centro, donde todas las familias pasean. Ahora ni se podrá pasar por ahí. ¿Quién se creen para darse ese permiso?

- ¿Crees que la policía debería desalojarlos? Son muchos…

- Claro, la policía está para cumplir la ley. No van a ser ellos menos que nadie. Indignados, indignados, más indignado estoy yo con ellos. Y además, ¿qué piden? ¿que vayamos todos a la comuna? ¿qué piden?

Se dirige al camarero que estaba escuchando la conversación y le hace la misma pregunta. Él piensa para sí: No piden nada, exigen justicia. Pero se hace el mudo y se va a ordenar algo en la cocina sin contestar.

Hay en un momento en la vida que tienes que saltar indignado por las cosas que realmente importan. Igual no te tocan directamente a ti, pero escuchas cada día historias dramáticas e incluso trágicas de personas que te rodean y piensas que, en algún momento futuro, podrías ser tú quien estuviera contándoselo a otra persona. A veces nos escudamos en la palabra mágica “crisis” que lo explica todo, pero otras veces necesitamos explicaciones. Creo que eso ha pasado en la Puerta del Sol de Madrid. Mucha indignación acumulada que se ha derramado en forma de acampada. Ahora llega el momento de las propuestas. Da gusto ver a personas proponiendo soluciones e ideas en plena calle. Gente de todo tipo y condición, como las que nos cruzaríamos por la calle sin darnos cuenta de que están y que se esmeran en hablar al resto. Otra cosa diferente es que los que gobiernan, representantes del pueblo para más señas, reciban, debatan y aprueben o denieguen estas propuestas. Pero al menos, da la satisfacción de comprobar que no todo está perdido, que hay gente que bajo su apariencia cotidiana, tiene iniciativa y arrojo para cambiar algo. Eso me reconforta, al menos eso. Sé que es poco y que las revoluciones no surgen de esta manera. Quizá sea sólo una pequeña gota de agua en un océano, pero es nuestra gota y tenemos derecho a exponerla con indignación y respeto.

12 comentarios:

troyana dijo...

Capri,
asistimos a un movimiento social histórico,que a much@s descoloca precisamente por ser apolítico,pacífico y organizado.Creen que las concentraciones están formadas por 4 perro-flautas y no,la gente que se reune en las plazas es variada,heterogenea de todas las edades y condición.
Las primeras propuestas de la plataforma ciudadana Democracia Real ya,se pueden ver aquí :
http://www.democraciarealya.es/?page_id=234
Un abrazo

calamarin dijo...

Mientras la policía hace limpieza de indignaos en Plaza Cataluña... Artur Mas, (ese tipo con cara de frecuentar solo puticlubs de lujo) sube el sueldo a 12.000 euros a siete cargos. Eso es democracia, claro que si...

Pet dijo...

Ojalá, pero a mi, la verdad, me están resultando algo descafeinados.
Qué es de la Republica, la nacionalización de la Banca, la salida de la Otan, la disolución del Ejercito, la neutralidad, los referendums de autodeterminación, la eliminación de la deuda de los países en desarrollo. Vaya, que lo que piden, de tan correctos que son, tan cuidadosos, parece la lista de la compra.

Capri c'est fini dijo...

*Troyana, también soy crítico con el movimiento, no soy un convencido absoluto. Estoy de acuerdo que no es una cuestión de cuatro perroflautas y que se está intentando consensuar propuestas. Pero también hay mucha tontería, mucha asamblea para consensuar chorradas... mi principal duda es sobre como y hacia donde va a acabar el movimiento. Ya hemos demostrado que estamos indignados, ahora hay que materializar esa indignación, porque si no será más que un espejismo. Un beso.

*calamarin, es indignante, desde luego. Son esas cosas las que hacen que la población desconfíe de los que son sus representantes... Los recortes sociales en Cataluña, el desalojo de la policía en plaza Cataluña, etc... se están luciendo. Un abrazo.

*Pet, bueno, hay propuestas para todo, la verdad. Pero prefieren centrarse en algo real, concreto y que sea viable. Por muy deseable que sea la III República, es algo que no está en la agenda de la clase política... Y a muchos de Sol les parece geniales esas propuestas pero es muy difícil consensuarla entre gente tan diferente: perro flautas, pequeños burgueses, anarquistas, clase media, en fin...

Un abrazo.

Uno dijo...

Esto no tiene que ver con la crisis. El descontento viene de lejos. A muchos que no sabían por qué se apuntaban a romper farolas y tirar contenedores a la policía en cuanto había una ocasión les están ordenando las ideas. La crisis ha destapado muchas mas injusticias claro está pero el problemas es mas profundo que la cola del paro.
Yo confío en que algo quede de todo esto.

Capri c'est fini dijo...

*Uno, también creo que el descontento es previo a la crisis, pero que a estallado a consecuencia de ella. Y si bien no se limita al paro, no se puede minimizar su importancia, porque con esa tasa de paro que tenemos en el país, todo el mundo, directa o indirectamente, sufre sus efectos. Además hay otros temas, por supuesto, en los que se basa la "indignación". Sobre los resultados que traerá la acampada de Sol y otras, pues son optimista pero también escéptico. He escuchado algunas asambleas y es difícil poner de acuerdo en los pasos a seguir a tantas personas. Temo que se diluya su influencia por esta razón. Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Ayer estuve en Pza. Cataluña y firmé todos los manifiestos habidos y por haber... A mi me parece genial que los jóvenes hayan reaccionado y estén organizándose para, como dice Eduardo Galeano, "parir" un mundo nuevo. No sabemos cómo será pero que se está gestando otro mundo dentro de éste es impepinable. Ahora, me parece que ya debían de dejar Sol y Pza. Cataluña (por mencionar sólo a las dos más importantes) y organizarse en asambleas de barrios. Como decía Rosa Montero ayer en "El País" si se eternizan en las plazas, perderán toda su fuerza. Y eso sería una pena. Besotes, M.

Capri c'est fini dijo...

*Merche, el descontento es tan grande que crea una fuerza espectacular. Y eso es lo que tienen (o tenemos) los jóvenes, nada que perder porque la situación no te deja obtener nada. En relación a los campamentos, no se puede dejar que se marchiten lentamente, porque es verdad que se pierde fuerza. Deben reestructurarse, ya que el efecto sorpresa inicial está superado. La transformación es necesaria para que esto no se convierta en un bello y pasajero espejismo. Sé que hay mucho que identifican el campamento como un símbolo, cuando lo más útil es que el campamento, como su propia esencia tiene, sea temporal.

Un beso.

pe-jota dijo...

Ahora el tiempo ha comenzado a correr y empieza a ser urgente el hecho de comenzar a dar cuerpo a las propuestas, una llamarada es importante, pero ahora hay que dar un paso al frente.

Capri c'est fini dijo...

*Pe-jota, totalmente de acuerdo. No se puede dejar que un movimiento así se extinga por cuestiones logísticas en un campamento, poco a poco se está reflexionando en torno a eso. Espero que tomen el camino correcto para las propuestas. Un abrazo.

Marilia dijo...

A mí lo que me indigna, además de lo mismo que a todos los indignados de la Puerta del Sol, son comentarios como ésos de gente que les molesta que luchemos por nuestros derechos; no sé, será porque ellos lo tienen todo (menos empatía). No entiendo que pueda ser más importante que la gente pasee por la Puerta del Sol que se estén reivindicando cosas que son justas y necesarias. Y un dato curioso que me sorprende y no llego a comprender: son las personas que se declaran de derechas las que están en contra de forma absoluta a tal movimiento, cuando creo que es algo que favorece el bien común.

Tengo mi trabajo, mi casa, podría decir que tengo suerte en esta vida con la que está cayendo... Pero eso no quiere decir que haga oídos sordos y mire para otro lado con la situación actual. Son muchas personas las que lo están pasando mal, gente como tú y como yo, que antes tenía lo que tú y que yo y que ahora lo han perdido. Por eso tienen mi apoyo. Y si pudiera estar ahí, ahí estaba para demostrarlo.

No es la panacea ni la solución, pero al menos es un atisbo de esperanza, y señal de que estamos despertando y que nos hemos cansado solo de quejarnos. Agarremos esa fuerza y reconduzcámosla hacia donde sea necesario. Las grandes cosas muchas veces nacieron de pequeños gestos. Me alegro de que al fin estemos despertando.

Un abrazo

Capri c'est fini dijo...

*Marilia, no es la panacea, porque no hay panacea para la serie de problemas que indignan a los "indignados". Hoy he estado en la manifestación organizada en Madrid y vuelto a comprobar, que ni somos 4 gatos, ni 4 perroflautas y muchos menos violentos. Ciudadanos, de toda clase, gente con conciencia cívica que se manifiesta para poner en evidencia políticas anti-ciudadanas, por cuestiones como la inestabilidad de los mercados o la subida de la deuda pública. Mientras estos políticos se empeñan en soluciones que calmen los ánimos de los socios comunitarios, de las velocidades de las Bolsas, de euro y demás, la ciudadanía está sufriendo un auténtico calvario en forma de recortes, de desempleo, de impagos... Por eso hay que manifestarse. Es sólo un inicio y puede que los políticos quieran hacerse los tontos pero NO NOS PODEMOS QUERAR CALLADOS!!! Luego, cada medio de comunicación dará las noticias como quieran... es inevitable!

Un beso.