lunes, 14 de julio de 2008

El futuro que no fue

El futuro no es ya lo que solía ser.

Arthur C. Clarke

Año 2008: Mi vehículo aeropropulsado está otra vez en el taller. Desde luego, no hacen las cosas como antes. Cojo mis pastillas-almuerzo, mi memoria portátil y decido llamar a un aero-taxi. Se ilumina a mi orden la pantalla del teléfono y una telefonista muy guapa de uniforme me atiende. Sin embargo, su voz metálica me hace darme cuenta de que es un robot. Enseguida estará en la puerta de su apartamento, señor. Conoce perfectamente mi dirección. Cada vivienda está controlada vía satélite y con sensores de calor para saber cuantas personas viven en ella. El sistema de aseguramiento de la población es impecable. En la pantalla multiusos compruebo el estado del tráfico. Será mejor utilizar la aerovía B, aunque dé un pequeño rodeo, está menos colapsada. Están perfeccionando una especie de teletransportadores, que espero que pongan en funcionamiento en breve, eso mejorará el tráfico por las mañanas. Echo una última ojeada a la habitación, pocos muebles, de siluetas suaves, metálicos. Ya están algo pasados de moda, debería cambiarlos. Creo que se llevan las formas más orgánicas. Esta noche veré el canal de decoración. El taxi está fuera, debería irme.

Durante buena parte del siglo XX, hemos imaginado como sería el siglo XXI, normalmente con muy poco acierto. Creo que va en la naturaleza humana, la inquietud de querer conocer que es lo que sucederá en un futuro. Retrofuturismo, cyberpunk, ucronías, utopías y distopías, algunas miradas desde la más imaginativa ciencia ficción y otras desde un racional escepticismo. Existieron los que sólo pretendieron divertir y divertirse diseñando ropas metálicas o casas en el espacio con locas formas y los que pretendieron criticar su momento disfrazándolo de futuro. Otros artistas lo tomaron muy en serio, pensaron que en sus manos estaba cambiando el arte, la arquitectura, como el constructivismo soviético de El Lissitzky u otras vanguardias. Es interesante comprobar como se equivocaron todos, que en 1984 ningún mundo feliz nos acechaba y que las colonias lunares siguen retrasándose. Mientras todo va cambiando a pasos muy cortos, podemos seguir probando suerte. Eso es lo bueno, el futuro sigue siendo un enigma.



Imagen: Ilustración de 1956 para novela del escritor ruso de ciencia ficción Alexander Kazantsev.
Vídeo: El futuro puede ser muy divertido si seguimos el ritmo de la muy retrofuturista Raquel Welch.

27 comentarios:

nomolamos dijo...

y entre medias de tanto mundo futuristico, un monton de fin del mundo, jjejej, menos mal que ni una cosa ni otra,
pero si es cierto, que la tecnologia avanza de manera vertiginosa,sino, tu mira unos diez años atras y piensa si pensabas que leerias o escribiras lo que estas leyendo ahora?
a lo mejor tu si, pero yo desde luego ni locaaaaaaaaa
un besazo guapo

Eduardo dijo...

Y hace 15 años, poder hacer fotografias, ponerlas en el ordenador y mandarlas por un teléfono de bolsillo a cualquier punto del mundo? Maldito wi-fi, pues no estoy viendo un mundo del futuro?
EX-CE-LEN-TE Capri, el post

panterablanca dijo...

El futuro no existe, y por lo tanto el mundo del futuro tampoco, puesto que cuando lleguemos a él, ya se habrá convertido en presente. El futuro sólo es un sueño, equivocado o no, pero sueño al fin.
Un lametón de pantera.

femmeicthys dijo...

mmm, lo que es realmente preocupante es que el deterioro ambiental sigue un curso lineal...cuando tenia 4 años no imaginaria que el agua se venderia embotellada y casi sin darme cuenta es lo normal desde hace años.
quien sabe a donde seguiremos, a fin de cuentas el sabio se adelanta hacia el futuro, pero es cierto que los palos de ciego no han faltado.
Un afectuoso saludo desde México.

Femmeicthys

Merche Pallarés dijo...

No se, no se... cuando dices "cada vivienda esta controlada via satélite y con sensores de calor para saber cuantas personas viven en ella" no está muy lejos de la realidad. Nos tienen super controlados y, mas que lo estaremos. Besotes, M.

Eduardo dijo...

Por corroborar a Merche, http://www.youtube.com/watch?v=3kswJuKfYtI&feature=related

Tened en cuenta también que quizá el futuro es peor de lo imaginado, puesto que, por ejemplo Ron L Hubbard tiene su propia religión...

Anónimo dijo...

Gracias a que el futuro sigue siendo un enigma es que tenemos aunque sea la ilusión de poder controlarlo.
Me gustan muchos tus entradas,siempre invitan al pensamiento.

Caulfield dijo...

Y qué me dices de Barbarella, eso sí que era un futuro exclusivo y esplendoroso. El invento del móvil, por cierto, vino de manera traicionera a nuestro presente, cargándose la posibilidad de los zapatófonos. Hale.

AMPAFORTUNY dijo...

Pos yo si que veo 1984s y cada vez más.......

Strawberry Roan dijo...

Vivimos en un S.XXI mucho más cutre y realista (¿más humano?) de lo que predijeron.
Tú lo has dicho: el futuro es un enigma... Ahí entra la fantasía. ¿Cómo será el S.XXII?

Capri c'est fini dijo...

*Nomolamos, pues sí, es cierto que hubo cierto mileniarismo en torno al 2000 que falló estrepitosamente (El mileniarismo va a llegar...) Por supuesto que la tecnología tiene que avanzar, sólo hay que pensar en los principios del siglo XX. Y no sólo la llamadas nuevas tecnologías, sino los avances médicos, en medios de transporte, etc... No se donde nos llevará el futuro, pero me sentaré a verlo. Un beso.

*Eduardo, GRA-CI-AS, siempre tan amable. Casi tan bueno mi post como tus fotos, jejeje... Es increíble como la manera de comunicarnos ha cambiado, pero sigue existiendo la soledad y la exclusión, que por más medios que haya no se erradican. Un abrazo.

*Pantera, justo es eso mismo que dices. El futuro es una visión de nuestras calenturientas mentes que pretende adelantarse al paso del tiempo. Lo que nadie consigue. Pero como fruto de la imaginación, esas visiones pasadas de un futuro inexistente son excelentes. Lametones para ti también.

*Femmeicthys, bienvenida a Capri. Como dices, hay cada asuntos y casos que nos hubieran parecido cosas de locos hace algunos años. Sobre el deterioro medioambiental, mira, no voy a ser yo quien haga predicciones porque no me siento con capacidad de saber que ocurrirá con este nuestro planeta. ¿El sabio se adelanta al futuro? Hummmm no estoy del todo de acuerdo... creo que nadie sabe que pasará... gracias a cielo. Un beso.

*Merche, mi pequeña visión del futuro tiene algo de cierto, está claro. Creo que cada vez nos conducimos a una sociedad del control. El Gran Hermano está cerca, porque el control es poder y eso es lo que los que mandan ansían con todas sus fuerzas. Besos.

*Jajaja Edu, sí, ¿qué es lo próximo? ¿chips inteligentes dentro de nuestro cuerpo para saber qué comemos? Quien lo sabe...

*Anónimo, sí, qué el futuro es un enigma es un hecho en sí mismo y qué pretendamos controlarlo una utopía por nuestra parte. Muchas gracias por el cumplido, muy honrado. Besos.

*Caufield, estuve a puntito de poner el video de los títulos de crédito de Barbarella, que son geniales, pero la Welch dando saltitos no le va a la zaga. Es cierto lo de los zapatófonos... una pena de la vida moderna...

*Ampafortuny, creo que 1984 no se pudo producir en 1984 pero que puede aún ocurrir en un futuro no muy lejano. O si no así, de manera muy parecida. Bienvenido a Capri. Un saludo.

Capri c'est fini dijo...

*Strawberry, creo que es más cutre porque casi todas las visiones parten de un futuro lleno de posibilidades, con grandes dosis de optimismo (en realidad, como debe ser). En cuanto a como será el siglo XXII, ya me basta con no saber como será mi vida dentro de 6 meses como para acertar eso. Una cosa hay clara, no lo veremos... Un saludo.

Lula Fortune dijo...

Mientras no tengamos que llevar esos horribles pijamas de Star Treck... ;)

Justo dijo...

¡Pues a ese futuro de Raquel Welch me apunto yo!
Es curioso, porque ella también hizo una película de la prehistoria, "Hace un millón de años" -yo la vi en un cine de barrio de Málaga en mi infancia, y me gustó tanto que me dio por llorar, claro que en ese momento no sabía que era la Welch, ella es en parte culpable de mi amariconamiento prematuro-.

Es verdad que el futuro no es como se esperaba, no es un delirio kitsch; con respecto a la pesadilla totalitaria que tanto se ha fabulado, ya ha habido unos cuantos ensayos exitosos en el XX, por desgracia.

Te ha quedado una entrada preciosa, como sueles.

Perséfone dijo...

jejeje es realmente interesante echar la vista hacia atrás para redescubrir aquella especie de "profecías" que lo único que llegaron a ser fueron meras fantasías.

Pero ¿y lo bonito que es soñar? ¿quien no ha jugado nunca a imaginar el futuro?

Un abrazo.

Sibyla dijo...

Cuando Raquel Welch era super famosa, por su cuerpo de escándalo, yo era una niña que coleccionaba cromos de unos chicles NINA, que reflejaban la vestimenda femenina desde los egipcios hasta el año 2.000!
Se suponía que en el siglo XXI, iríamos vestidos con ropa tipo astronauta, plateada y de ciberespacio...y qué veo?, que ahora se está llevando la ropa moda años 60!.
O sea hemos regresado al pasado, en cuanto a moda y seguimos sin resolver los problemas de pobreza, marginación, conflictos políticos, terrorismo...Hemos avanzado con esperanzas futuristas?

Un besote Capri, me da mucha pena que seas tan escéptico en algunas cuestiones, como el tema de la amistad...

Anónimo dijo...

Al leerte, me he ido acordando de Futurama. Me encanta y el futuro que se ve en el, también.

Me encantaría se Fry, que me congelaran y descongelarme en el año 3000. Me encantaría poder montarme en un coche volador (aunque tendría que superar mi problema de vértigo), ir a la luna al parque de atracciones de alli, hablar con robots como Bender (¡matar humanos!) y vivir en su armario!!!!!

En un futuro así estaría encantada de vivir. No creo que llege, pero es bonito soñar.

Besos.

Reality Bit dijo...

Muchas cosas no se han cumplido, pero otras muchas sí. Cuando leí 1984, hará como 15 años, y Un mundo feliz, hace lo mismo, me sorprendieron algunas actitudes, sobre todo actitudes, de los personajes, que parecían anacrónicas para el futuro. Sin embargo, hoy en día, esas actitudes son algo normal.
Me refiero, por ejemplo, al pasotismo de la sociedad ante el control abusivo de la vida de los ciudadanos. Nos tienen totalmente informatizados, conocen de nosotros hasta el champú que consumimos. Hace 15 años, a mí eso me parecía incomprensible. Pero hoy en día está sucediendo y no pasa nada, es lo normal!
Saluditos apretados!

nomolamos dijo...

pasate por el blog, hay algo para ti
un beso

Lúcida dijo...

En algunos aspectos ésto va que vuela, y lo curioso es que nos estamos adaptando.
Hemos sobrevivido a ese fin del mundo catastrofista que anunciaban y nos seguimos sentando en mesas y sillas para comer y los coches no vuelan, se siguen admitiendo apuestas.

Afisionada dijo...

Gracias por pasarte por mi blog, el cuadro de nenúfares es impresionate, me encanta el impresionismo y especial Monet, seguiré tu blog, me parece muy interesante, un abrazo! ;)

Adriàn Mariscal dijo...

Hablar del futuro es suponer una probabilidad tan inexacta como la posibilidad de resucitar al pasado.

saludos desde Mèxico!

Capri c'est fini dijo...

*Jajajaja Lula, espero no verte ni con los pijamas de Star Trek ni con los rodetes-ensaimadas de la princesa Leia... Besos.

*Justo, ¿Raquel Welch culpable de tu amaneramiento prematuro? qué responsabilidad, la pobre... jajajaj Hace un millón de años ya es un clásico, pero no conocía de sus efectos secundarios en niños... Como bien dices, ni delirio kitsch, ni catástrofe autoritarista, pero siempre hay tiempo ¿quién nos iba a decir que nuestras casas se iban a ver invadidas por ciertos muebles suecos? Qué será, será... que cantaba Doris Day, jejej Un abrazo.

*Perséfone, es precioso soñar e imaginar, yo también apuesto por eso, que nunca se acabe la capacidad de fabular porque entonces si que nos volveremos grises. Todos estos "profetas" soñaron diferentes tipos de futuro y gracias a ellos hoy disfrutamos viendo como se equivocaron. Un saludo.

*Sibyla, siempre se ha asociado al futuro a los trajes galácticos, supongo que porque la carrera espacial era lo más cercano a un futuro "maravilloso" que existía. Pero doy gracias al cielo de no tener que lucir camisetas metálicas o cosas así, porque ya me hago lío en la lavadora, así que imagina. En cuanto a mi escepticismo... bueno, no puedo negarlo, no te dé pena, yo vivo con él, fallo de fábrica. Aunque no es continuo... si no te invito a leer mi entrada: Los amigos diamantes. Besos.

*Anónimo, me encanta Futurama, incluso pensé en poner una imagen de la serie o de Los Supersónicos porque son dos de las imágenes del futuro que más me gustan. El armario de Bender es lo más de lo más y el doctor Zoyber también. Un beso.

*Reality bit, es cierto, si entramos en matices no todo se ha incumplido, creo que hay cierto ambiente 1984 o Mundo feliz en la sociedad de hoy en día. Eso no implica que en un futuro (que espero que no sea próximo) se puedan cumplir esas distopías. Por otro lado, soy optimista (o incrédulo), en realidad creo que ambas obras alertaban de un futuro que podría ser muy radical para que lo soportaran los seres humanos. Un abrazo.

*Nomolamos, me paso ipso facto.

*Lúcida, se pueden hacer apuestas, ¿qué es lo caerá antes? el coche terrestre, la mesa, la silla... sólo es cuestión de esperar, jajaja. ¿Pasará igual en el año 3000? Eso sí que no lo veremos salvo que inventen la máquina del tiempo. Besos.

*Afisionada, gracias por devolverme la visita. Me encanta Monet en general y las ninfeas en particular. Yo también volveré a tu blog. Un saludo.

*Adrián, bienvenido a Capri. Sí, las intentonas de adelantarse al futuro son casi todas fruto de la imaginación. Pero como dice una buena amiga en los comentarios, el futuro no existe, porque cuando se alcanza deja de serlo para ser presente. El pasado sólo existe en nuestra cabeza en lo vivido y en los libros de Historia para el resto. Un saludo.

JLO dijo...

siempre estos posts futuristas me hacen acordar a 2001 odisea del espacio...

quizas soy muy kubrick fan, no se....

salu2

Cuando el arte ataque
Prince solo Prince
Boca y Huracán

mirandadenoche dijo...

...hola llegué a tu blog de casualidad, enhorabuena pero sobretodo enhorabuena por la foto, soy de Napoles y que me vea un blog con el nombre de Capri y foto de la grota azul incluida es todo un halago!! Vendré a visitar tu blog mas a menudo, saludos

Capri c'est fini dijo...

*Jlo, yo también soy fan de Kubrick, creo que 2001 es una de las visiones fallidas del futuro más bellas. Un saludo.

*Miranda, las casualidades provocan los mejores encuentros. Me alegro que te haya gustado la Grota, espero que vuelvas a entrar en ella cuando quieras, siempre se encuentran matices de azul diferentes. Un beso.

Funksturm dijo...

¡Gensanta! ¡¡¡El vídeo de Raquel Welch es una pa-sa-da!!!

¡¡¡Viva el Retrofuturismo, viva!!!

Por cierto, en el extracto que has citado, Arthur C. Clarke hay que reconocer que el hombre tuvo bastantes aciertos: teléfonos con marcación vocal, sistemas de atención al cliente automatizados con reconocimiento y síntesis de voz, bases de datos con la información del cliente, viviendas controladas por satélite... Ya van 4. Seguimiento del tráfico desde pantalla multiusos, mmmmm... Yo diría que también, 5. A los autores de scifi de los 1950s y 1960s se les fue un poco la olla con el teletransporte y los aero-vehículos personales, pero por lo demás, yo creo que han acertado en muchas cosas.