domingo, 24 de agosto de 2008

El nido de pájaro

Buscamos ir más allá de los estadios tecnócratas de siempre, con su arquitectura dominada por tramos estructurales y pantallas digitales.



Se acabaron los Juegos Olímpicos de Pekín, pero hoy, en que abundarán los análisis, quiero abstraerme de ellos y no entrar en la polémica política, organizativa o arbitral. Fueron lo que fueron. Centro mis ojos en el corazón del anillo olímpico. Como con una grúa, mi imaginación se lleva de la ciudad de Pekín el Estadio Nacional y lo transporta a un lugar indeterminado, a tierra de nadie. Un sitio en que no haya ideología, ni nacionalidad, ni presiones internacionales, ni hipocresía, ni doble moral. Lo admiro como construcción sin nombre, como maravilla de la naturaleza. Estadio que es nido de pájaro, pero también corona de espinas o arrecife de coral, ojo divino que todo lo ve o zarza ardiendo. Como maravilla de la naturaleza o como obra humana, el nido se levanta majestuoso, enrevesado. Capaz de albergar sentimientos en su poderosa estructura, se mantiene inerte esperando que la vida se encierre en sus gradas. El nido es una obra de arte del nuevo siglo que comienza, eso es seguro. Luego lo vuelvo a colocar en su ubicación, en el nuevo Pekín olímpico y me doy cuenta que es un edificio en su contexto, que sólo en mi imaginación se mantiene exento. En la realidad es el intento de la China comunista de dar una imagen internacional de legitimidad a su régimen y mi opinión sobre el estadio es otra, no puede ser la misma. El progreso de un país no reside en un estadio, ni en la organización de un evento internacional, el progreso reside en los derechos de sus ciudadanos, en la libertad de expresión y disensión, en la libre manifestación y asociación, en poder gozar de una vida tranquila más allá de los problemas habituales que ésta tiene, sin estar continuamente observado por el todopoderoso partido. Y hoy, 24 de agosto de 2008, veo el nido de pájaro más como un arbusto espinoso. Llegará el día en que esta percepción cambie. Ojalá lo vea.

30 comentarios:

pe-jota dijo...

Abrir fuego con los comentarios siempre es algo espinoso, tienes razón en muchas o en todo lo que dices, es innegable, China evolucionará, siempre lo ha hecho, pro siempre a su ritmo, jamás ha consentido que nada ni nadie le marque el tempo, ahora ha abierto sus puertas por propia iniciativa y desea que nosotros la acojamos, es el momento de ver dentro y deshacernos de demasiados prejuicios, un exceso de presión sólo llevaría a que volviera a cerrarse. Y entendamos que gobernar una nación de 1300 millones de almas es algo tremendamente difícil

Adriàn Mariscal dijo...

Hay mucho que me gusta de China, paìs inundado de historia y cultura (y de gente), pero asì mismo hay tanto en lo que difieron, estoy en contra de la violaciòn de derechos de los tibetanos y que el presidente Chino argumente que no se trata de una violaciòn de derechos como tal, sino de soberanìa nacional, que China no se fragmente ni se divida...me pregunto: ¿eso amerita tanta violencia, represiòn y abusos de poder hacia los tibetanos?, eso es lo que no me gusta de China. Los juegos olìmpicos terminan, pero quedarà el recuerdo latente, imborrable. Para muchos motivo de festejo, para otros de incidentes e incertudumbres.

un abrazo desde Jalisco, Mèxico!

Merche Pallarés dijo...

China siempre será China y harán lo que les venga en gana. La "democracia" tal como la entendemos los occidentales quizá no sea la panacea para ellos. La verdad es que es una cultura milenaria que nos da cien mil vueltas a nosotros... Esperemos que sea lo que sea, resulte positivo para toda la humanidad. Confío en su inteligencia. Besotes, M.

Caulfield dijo...

Sí, cuando uno piensa en el trasfondo del lugar, parece más bien una alambrada camuflada con papelitos de colores. Y no creo que cambie en mucho tiempo.

dvd dijo...

Y dentro de cuatro años en Londres... Ídem de ídem. No, si al final Nietzsche tenía razón.

panterablanca dijo...

Todo es pura política. ¿Qué más da que no se respeten los derechos humanos? China es un país en expansión, querían unos juegos olímpicos para lavar su imagen, y se los compraron. Y ya está.
Besos selváticos.

pon dijo...

A mime parece más que un nido una maraña de cables.

China es otra historia, otro mundo y otro concepto de la vida y el país. Creo que cometen un gran error intentando adoptar formas de gobierno y maneras de vivir a la occidental. Ni su historia, ni su evolución, ni su concepto de la individualidad y del estado y de la sociedad tienen nada que ver. Creo que deberían buscar su propio camino político, económico y social a partir de sus propios parámetros. Y creo que deberíamos dejar de juzgarles según los nuestros. En principio, el que esté libre de culpa que tira la primera piedra; en segundo lugar, tendríamos ue aprender mucho de ellos, que han sido capaces de transformar, aún con todos los errores cometidos, un estado medieval en un estado del siglo XXI en menos de 100 años. Nosotros seguimos aferrados a estructuras de poder dieciochescas y semiabsolutistas y maquillamos estupendamente el colonialismo y el imperialismo.

atikus dijo...

Totalmente deacuerdo, y ademas es curioso este pais con esas contradiciones entre la tradición y lo moderno, entre el comunismo mahohista y el amor por el nuevo capitalismo , el control ideológico y la apertura tecnológica, ...nos acabaran comiendo estos tipos?? seran el nuevo imperio???

espero que no.

Prefierotener la Peineta que el Nido y poder conectarme a todas las páginas que quiera de internet, estar en el puesto 14 del medallero que en el 1 y salir de cañas sin vivir en un estado policial

Irene dijo...

ojalá
:)

Gata Vagabunda dijo...

Ser occidental no o no serlo no tiene nada que ver con el respeto a ciertos derechos básicos que todo ser humano debe tener, nazca en la higiénica UE, en Borneo o en los polos. Jamás entenderé a aquellos que excusándose en la imperfección del sistema occidental (¿del ser humano y de sus ambiciones y naturaleza retorcida, en general?) consienten lo inconsentible. No existe justificación ética ni moral ninguna.

Gracias por una bonita reflexión sobre uno de los espectáculos más bellos que pueden existir en la era contemporánea. Porque ante todo, el deporte olímpico se me antoja... belleza pura.

Capri c'est fini dijo...

*Pe-jota, estamos de acuerdo en que nadie debe marcarle el paso a China, pero ni a China, ni a Irán, ni a Venezuela, cada país debe buscar su manera de evolucionar. Eso es la soberanía nacional y el resto son injerencias normalmente internacionales. Debe ser tremendo un país tan poblado, pero esto no debe ser acicate para perpetuar el comunismo. Si por su propia voluntad China quiere integrarse en la comunidad internacional, debe dársele un hueco. No soy de los que piensan que deben aislarse a las dictaduras. Un saludo.

*Adrián, desde luego, lo que proviene de China es impresionante y aterrador a partes iguales. Han sido unos Juegos Olímpicos brillantes, pero la sombra del lavado de cara está latente y es una lástima. Espero que el país encuentre su modo de evolucionar, por el bien de sus ciudadanos. Saludos.

*Merche, no propugno una democracia a la occidental, porque como bien dices puede que no sea el sistema exportable que algunos pretenden. Pero deben encontrar un equilibrio en que el respeto a los derechos humanos sea prioritario. Todo es cuestión de lo que ellos decidan, no de lo que decidan en el extranjero por ellos. A mí también me fascina el país. Muchos besos.

*Caufield, vista la evolución de la política china, creo que la cosa va para largo... qué pena. Un saludo.

*DVD, es curioso como nadie va a decir ni media de unos Juegos organizados por Gran Bretaña, el país colonizador por excelencia. ¿Será que ellos respetan los derechos humanos? jejejjej ay, que me da la risa. Un saludo.

*Pantera, de acuerdo, todo política. Pero China se merecía de alguna manera tener la oportunidad de organizar unos Juegos, ya le tocaba. Que luego se usen para otros fines... bueno, es medio lícito porque todos los países lo utilizan como escaparate internacional. Otra cosa es la penosa situación política en China... Besos.

*Pon, mira no sería yo el que vaya a imponerle a China nada de nada, ni un sistema político siquiera. Pero que la democracia digamos "occidental" tenga agujeros y crisis no significa que debamos aceptar el régimen comunista chino. Un régimen que hábilmente ha virado hacia el capitalismo en lo económico pero sigue anclado al más rancio maoísmo en lo político. Un país donde la censura y la represión siguen a la orden del día. Esto es lo que me parece inconcebible. Odio la exportación de la democracia como hace Estados Unidos, no quería decir eso. Pero también odio el sistema oficial chino de delatores, y donde la oposición política es una utopía. Besos.

*Atikus, dudo mucho que China esté cogiendo el testigo de imperio de USA, que está bien agarrado por estos últimos. De momento, lo de China sigue siendo una posibilidad hipotética más que real. Es verdad que es muy curiosa la evolución de un país comunista así, como modos de nuevo rico... veremos que pasa en estos años. Saludos.

*Irene, ojalá que tú tb lo veas....

*Gata, estoy de acuerdo, se puede ser crítico con la democracia occidental, pero querer que en China se respeten los derechos humanos. Mira, yo no estoy a favor de la ocupación de Iraq, ni de la implantación a la fuerza de una democracia débil, pero tampoco estoy a favor de la represión religiosa iraní... Con China me pasa lo mismo, no creo que desde Occidente debamos dictarle nada (que por otro lado no aceptarían) pero sí exigirle que respeten los derechos humanos. Al fin y al cabo son derechos universales, aunque los pobres no se apliquen lo que debieran. Besos.

pon dijo...

No, evidentemente no es lo que decía y tal vez no me expresé bien. El comunismo también es un sistema occidental. A ellos les ha servido para saltar del medievo a la actualidad, a golpes, pero dudo mucho que hubieran progresado tanto sin la era comunista. Tendemos ahora a criticar los regimenes de izquierdas, está de moda parece, y tuvieron sus terribles consecuencias, pero en su momento histórico fueron positivos para determinados pueblos y en general para los derechos de los trabajadores que ahora nos parecen tan normales. Que luego la continuación, la aplicación de las ideas se haya quedado en una salvaje dictadura de otro signo económico no me hace pensar que esas ideas fueran del todo negativas, ni siquiera en gran parte. Ni que las revoluciones no fueron necesarias en casa lugar, en el momento histórico y social determinado.
Defenderé siempre los derechos humanos....tambien en España, denunciada por Amnistía Internacional. Suele olvidársenos que lo nuestro tampoco es la panacea, aunque esté convencida de que la democracia es el menos malo de los sistemas políticos inventados por el hombre. Lo que me joroba es que nos tiremos de los pelos con los juegos chinos y no nos los tiremos cuando fueron en Moscú, Atlanta, México, Seúl......midamos todo con el mismo rasero, van a ser en Londres, Blair fue uno de los tres de las Azores. Y pensemos que los chinos tienen que encontrar su ritmo de desarrollo y evolución. Y por supuesto sin olvidar que tendrán que asumir que los derechos humanos son universales.....pero antes tendrían que pensar que el individuo es más importante que la comunidad, sea la China comunista o fuera el Imperio. Son concepciones, tradiciones y filosofías tan diferentes de las nuestras. Es muy complicado; pero todas las cosas tienen muchas perspectivas y las civilizaciones tan antiguas y tan históricamente cerradas son difíciles de entender.

Homo-Sapiensis dijo...

comparto contigo tu reflexión... más allá de una "imagen",del desarrollo económico, cientifico y social, esta la voz de un pueblo que necesita sentirse verdaderamente libre!... Pero el tiempo, seguro que hará que sus consciencias despierten, cuando eso ocurra, no habrá nido donde se puedan esconder los que quieran apagar sus voces, su grito... Muy buen post amigo. Un saludote

Capri c'est fini dijo...

*Pon, estoy de acuerdo con casi todos los argumentos que explicas. Los regímenes de izquierda como el comunismo soviético y el maoísmo, tienen algunas ventajas sobre las dictaduras de derecha. Los logros sociales de países como Cuba o China son innegables. Pero como dices se ha pagado un alto precio, a base de censura, represión y falta de oposición política. También creo que aprovechando los Juegos se ha cargado las tintas contra China en lo que respecta a los Derechos Humanos, que sin embargo no cumplen países tan respetables como USA o incluso España. Los Juegos no se conceden al mejor país del mundo, pero en este caso China los ha usado como escaparate internacional. Es lícita esta utilización. También te has referido a las diferentes concepciones filósóficas y metafísicas del grupo y del individuo, que claramente son diversas de una cultura a otra. No debe ser esto motivo de crítica, con determinados límites. Esta claro que si se discrimina sistemáticamente a la mujer en un país, no debe ocuparse con armas este país, pero al menos tendrá mi opinión desfavorable, que menos!!! Gracias por tus comentarios. Besos.

*Homo, la población de China es tan grande que incluso la idea de que se levanten todos, me da miedo. Pero sí que es cierto que cambiará la situación, como han cambiado durante todo el siglo XX. Verdaderamente se lo merecen. Un abrazo.

Ulysses dijo...

Muy interesante análisis, desgraciadamente Los juegos olímpicos, se han utilizado de modo político, Como una medida del éxito o fracaso de algun gobierno.


Saludos

Lúcida dijo...

Y no mejor cortina de humo... quizá seamos demasiado impresionables

Besos

senses or nonsenses dijo...

según Amnistía Internacional tpc en españa somos un buen ejemplo de defensa de los derechos humanos. y pa'que vamos a hablar de los USA y de toda latinoamérica en general.
tpc es pensar mucho en los derechos humanos cuando compramos una camiseta a tres euros made in china o taiwan -nuevas formas de esclavismo-, ni nos preocupan demasiado los residuos que van a thailandia. miramos tantas veces al otro lado, hasta la agenda de los medios nos marcan nuestro dolor y nuestra solidaridad.
hoy han muerto casi un centenar de civiles en afganistan: daños colaterales para el gobierno estadounidense...

nuestra democracia tiene muchos agujeros, socavones, como para ponerla ejemplo de nada. y tú crees que hay libertad de expresión (en nuestras democracias occidentales)?
yo tengo mis dudas...

jo, me había calentado con algún comentario, y aún no había leído el comentario de pon, que lo dice mucho mejor que yo. y el tuyo.
un debate muy interesante.

un abrazo.

Eduardo dijo...

Yo no creo que los tibetanos sean mal tratados. Es el trato que se da a una sociedad entera, creo que sin discriminación étnica...
Bromas aparte, me dejáis sorprendido algunos de mis compis blogueros (y lectores) que decís que quizá la democracia no sea la solución para China. Pues puede que no... ni para Arabia Saudí, África entera o América latina. O España, donde también se decía que Franco era el único capaz de gobernar la anárquica Iberia. O con Salazar en Portugal. O ahora con Castro en Cuba, donde parece que los presos políticos son males menores, porque hace tanto sol, y aquellas playas... te acuerdas?.
Es un debate interesante el de la universalidad de los derechos humanos. Podemos decir que no respetan las culturas y las idiosincrasias.Pero es que hay idiosincrasias muy idiosincráticas. Porque para lo que viene siendo producción industrial, comercio tiránico, dumping y tal, ahí ya se integran muy bien.
El mundo, nos guste o no nos guste tiene países democráticos. Países cimentados en la putrefacción conceptual pura. Pero lo cierto es que, si se deja el asunto chino como una cuestión de soberanía, nos veremos obligados a dejar como cuestiones de soberanía cualesquier otros estados-crimen. Y ellos no serán tan piadosos con nosotros.
Fanático del antifanatismo, siempre vuestro.

Eduardo dijo...

PON, EN UN PAR DE HORAS VUELVO Y VOY A POR TÍ!!! JAJAJA

Capri c'est fini dijo...

*Ulysses, hace tiempo que los Juegos Olímpicos dejaron de ser un evento exclusivamente deportivo. Su repercusión ha hecho que sirva para mucho más, como en este caso. Saludos.

*Lúcida, somos impresionables, desde luego, yo reconozco que el derroche de las ceremonias olímpicas me ha dejado boquiabierto, pero una vez que recapacitas te das cuenta de que todo sigue igual en China... lo sigo diciendo, una pena. Besos.

*Senses, vaya que no me he explicado bien, porque la postura que explica es a grandes rasgos lo que yo opino. Lo que ocurre es que China no deja de ser una dictadura y esto me pone de mala leche, por mucho juegos o equipos de ping pong que tengan. Hay cárceles reeducadoras, pena de muerte, delatores oficiales del partido... todos esos aspectos que ningún país se merece. No creo en la Santísima Democracia y como he dicho, mucho menos en la democracia exportable. Cada país debe seguir su propio camino. Ninguno es ejemplo de nada (y mucho menos USA, que se siente ejemplo de todo). Sin embargo, sí creo en la universalidad de los derechos humanos, aunque de hecho son más una meta a conseguir que una realidad. Hoy hablo de China, pero bien sabes que no me conformo con los desmanes de otros países occidentales (véanse mis posts dedicados a Berlusconi). No creo que la crítica de una sistema autárquico y unipartidista implique el elogio de las democracias occidentales, no era mi intención que así pareciera. Un abrazo.

*Eduardo, lo del Tíbet no es peccata minuta, porque es una ocupación en toda regla y la libertad religiosa está muy mermada en esa zona. La supuesta no discriminación entre etnias, no sé, no sé... Pero estoy contigo en que la democracia es un buen sistema, al menos en teoría, porque como todos los sistemas luego se producen lagunas y escollos que hay que superar. No defender la democracia significa implicitamente defender el autoritarismo. Sin embargo, nada es perfecto, pero el sistema democrático es fruto de la evolución de una cultura (la occidental) y es difícilmente transplantable a otras territorios y culturas. Pero el respeto de los derechos humanos debe ser universal, son derechos básicos, por más que hagan agua aquí y en la China popular (Carod-Rovira dixit). Creo que con eso no se debe negociar. Un abrazo.

Eduardo dijo...

PON, YA ESTOY AQUÍ!
Mira, no estoy nada de acuerdo en que haya dictaduras más positivas. Por partes:
En primer lugar habría que definir si China es una dictadura de izquierdas. Porque por lo único que lo es es porque paga poco o nada a sus trabajadores. Porque bancos tiene alguno, y muy metido en asuntos de tráficos de armas, drogas y seres humanos.
Después, el hecho de que la revolución rusa diera un salto en el tiempo al medievo zarista no implica que se le pueda eximir de sus crímenes. Porque como digo, los defensores de Pinocho o de Franquito hablan siempre de los progresos económicos. Por no hablar del enano alemán. No me vale, lo siento, pero no. Una dictadura es una dictadura es una dictadura. Y la democracia que tenemos es precaria, pero aquí nos tienes escribiendo ésto sin que nadie nos llame a la puerta... (no es coña, acaban de llamar al timbre...Publicidad. Menos mal...) O sea, yo como Churchill, soy de los que cree que la democracia es que si llaman a la puerta de casa a las 6 de la mañana, es el lechero. Y para eso, puede haber culturas, pero su cultura, señor mío, puede ser peor que la mía. O sea, hay relativismos inaceptables. O si se aceptan, China debería ser excluída de la diplomacia y el comercio internacional. Porque éso, al contrario de mejorar nuestras condiciones laborales las está empobreciendo. Por ése camino, decir que los que hicieron avances sociales no fueron los trabajadores rusos, a los que si protestaban, no es que los echasen, es que los mandaban a sitios innombrables. Los hicieron los sindicatos y los partidos de los países democráticos.
Lo que es cierto es que nuestras democracias se pudren aceleradamente, y se están convirtiendo en partitocracias y argentocracias deleznables, donde en lugar de suprimir la libertad de expresión, lo que hacen es, simplemente, no escuchar. De todos modos, creo que una gran mayoría sigue votando. Allá ellos.
Sobre las peculariedades como justificación para no usar métodos de gobierno modernos, es un debate complicado y a la vez peligroso. Por lo mismo, un marido integrista puede esclavizar a su mujer, o un animista podría vender a sus hijos bajo el auspicio de la costumbre como fuente de derecho.
Y con ésto acabo. Cada uno es muy libre de elegir que su país tenga incluso un codigo de leyes. Pero en ése caso, no puede pretender ser un miembro de facto de lo que llamamos "comunidad internacional". Porque nunca irá con buenas intenciones.
Capri, lo de la discriminacion era una broma, pero es que ya no sé la diferencia entre tratar mal y muy mal.
Por cierto que algún día habría que darle cañita al Dalai no?. Aquél teocrata tiránico...
Tampoco me parece bien lo del proyecto Gran Simio. NO VÉIS QUE SÓLO QUIEREN MÁS VOTANTES (BOTANTES) jijiji
I LOVE THIS GAME!

pon dijo...

EDUARDO, COÑE QUÉ SUSTO ME HAS DADO!!!!

Oyoyoyoy por dios que ya no tengo edad.

Bueno veamos. No creo haber escrito en ningun momento "dictaduras positivas", es más me parece un término aberrante y un pleonasmo. No estoy excusando las innegables deficiencias en derechos humanos, ecología ni otra cualquiera de los chinos con los defectos innegables de nuestros sistemas democráticos "relativos". Bien, partiendo de esta aclaración que me ha parecido oportuna, no sé muy bien porqué, repetiré lo que he dicho antes:
Nosotros los occidentales venimos de una Historia del Individuo; Grecia y Roma con el judeo-cristianismo nos han hecho herederos de un sistema de pensamiento que prima el individuo sobre la comunidad, la individualidad sobre la masa, la valoración exacerbada de los valores personales sobre cualquier otro.
Los orientales, no solo los chinos aunque hoy sean el tema, vienen de un sistema socio-político y filosófico totalmente opuesto, y no solo durante los regímenes comunistas, viene de los Imperios; el paradigma es el que se dedica a cuidar bonsais, que no disfrutará él sino sus descendientes, siglos después. Los orientales nacen, viven y mueren por su comunidad y sus símbolos, llámese pueblo, nación, China, Japón, el emperador del sol o la Ciudad Prohibida.
Con estas concepciones tan distintas de la vida, y con el arrollador empuje del sistema político-económico occidental, los chinos se ven abocados a imitarnos en todo si quieren entrar en la famosa comunidad internacional, que está hecha a imagen nuestra, luego tendría que llamarse comunidad occidentalizada. Esto me parece tremendamente injusto. No veo porqué tienen que adoptar nuestras formas y maneras; pienso que tendrían que buscar su propia forma de gobierno, que no tiene porqué ser una democracia a la occidental ni una dictadura a la occidental ni leches en vinagre a la occidental. No tengo pajolera idea de cual sería, ni el nombre, ni nada, pero sigo pensando que es un gran error por su parte este afán de occidentalización en lo bueno y en lo malo. Y me parece un gran error muy propio de nuestro sistema, tan autocomplaciente, tan cristiano en el fondo, exigirles esa occidentalización. Qué tal si respetamos sus ritmos. Qué tal si lo que debiéramos exigir no es solo que se vayan del Tibet sino también que sus obreros reciban un salario justo. Qué tal si además de pedir que dejen las ejecuciones del tiro en la nuca les pedimos tambien que dejen los abortos de fetos hembra....Qué tal si empezamos a exigirlo en otro países......creo con Capri que contra China se han cargado las tintas de mala manera. Los primeros que los explotamos comprando sus productos somos nosotros a diario. Un poco de mirarnos la viga en el ojo sería bueno.
Por otra parte quizás lo bueno sería que tomásemos los mejor de cada casa y elaborar un sistema que, aplicado en cada país con su idiosincrasia y tradiciones propias, pudiera tener un baremo universal de respeto a los derechos humanos, de cuidar el planeta, de desarrollar el individuo y la comunidad y no solo que una parte del mundo se avenga a la otra. Al margen de las clases de taichi.
Y digo más, y con esto termino, he de decir muy alto y muy claro que los sindicatos y los partidos de izquierdas de los países democráticos no hubieran conseguido ningun derecho para el trabajador si no hubiera habido Revolución Rusa con todos sus obreros y estudiantes luchando, simplemente porque si los partidos y sindicatos de los países democráticos no hubieran tenido ese referente para acojonar al patrón, aquí seguiríamos con los niños en las minas. Y de hecho, ahora que ya el patrón no tiene ese miedo, los niños volverán a las minas. Al tiempo.


EDUARDO!!!! QUÉ ES EL PROYECTO SIMIO?????

senses or nonsenses dijo...

como I LOVE THIS GAME TOO, eduardo, y seguro que a capri tb le gusta, y yo tpc había leído nada de dictaduras+positivas...
qué manía de cargarse los logros de la revolución rusa y del comunismo con la excusa de todo lo que vino después... es muy bonito el primer artículo de la constitución norteamericana, pero tpc se ha puesto mucho en práctica. y siguen siendo el adalid de la libertad y la democracia (JA-JA-JA). nuestra constitución misma está haciéndose vieja, y morirá sin haberse puesto aún en práctica.
dos sistemas, que alguna vez fueron válidos, absolutamente pervertidos, y que se van a dar la mano en la nueva china. veremos...
libertad no es poder comprar.
como ya no podemos 'grafitear' MUROS, garabateamos blogs: ya veremos hasta cuándo...
jo, me jode parecer tan catastrofista. pero tenemos que estar alerta, más que nunca, porque vivimos ya en el mundo de las apariencias...

besos a todos.

Capri c'est fini dijo...

*Edu, Pon y Senses... I LOVE THIS GAME TOO y me encanta que debatais con este nivel de profundidad aquí... Voy a intentar resumir mis reflexiones:

Primero aclarar que criticar una cosa no significa explicitamente apoyar la contraria. Se puede estar en desacuerdo con ambas realidades, e incluso ver aspectos positivos sin tener que estar en comunión ni con una ni con otra. No me gusta ser el defensor de Occidente, por más que sea mi cultura ni apoyar incondicionalmente a Oriente, que me es muy ajeno y lo conozco sólo como extranjero. Yo no me puedo dejar de acordar que el régimen chino es una dictadura en toda regla, por más que los muy hábiles haya quitado el freno del control en lo económico. En lo político el partido sigue dirigiendo la vida de los ciudadanos. Siempre he preferido el caos de una democracia a la placidez de una dictadura, porque todos sabemos cuales son los medios para conseguir esa placidez. Esto lo digo como occidental, por supuesto, porque yo como Pon, tampoco sé cual sería el sistema político ideal de China, basado en su concepción de la sociedad y su cultura. Reniego de los que creen que los cambios políticos se pueden hacer desde el exterior implantando sistemas extranjeros, como la democracia occidental. También estoy de acuerdo con Pon en la llamada comunidad internacional es algo así como Occidente y sus aliados. Y China, de nuevo demuestra su sabiduría, ganándose este puesto mediante el comercio a gran escala, que es lo mejor que hacen. ¿Cuál es la solución? ¿Boicot a los productos chinos? Pues claramente no, porque este tipo de boicots sólo lo sufren los trabajadores y ellos ya sufren mucho por allí. Con China se es duro, porque se puede serlo, pero quizá la comparación con otros países supuestamente "buenos" asombre a más de uno. No todos los buenos son tan buenos, ni los chinos tan malos.

Por otro lado, creo que estamos de acuerdo en que las dictaduras no son positivas, por más logros económicos que se alcancen (véase los embalses franquistas). Pero ahora que el comunismo ha caído en desgracia nos olvidamos que sin él, el siglo XX habría sido de otra manera. Ha sabido contener la evolución catastrófica del capitalismo y los logros sindicales occidentales, le deben mucho al comunismo. Han influido en el pensamiento político occidental, sobre todo europeo para conseguir derechos sociales como la sanidad o educación pública que están muy extendidos.

Sobre los recortes de libertad en Occidente, es tema de un largo post, pero ya lo hemos hablado algunas veces... se recorta la libertad de expresión primero, luego la libertad de movimiento y terminamos todos desfilando militarmente y eso sí que no. No es propio que ahora por causa de la economía o de una supuesta seguridad se recorten lo que hemos tardado siglos en reconocer... es nuestra herencia y debemos protegerla. BLOGUEROS DEL MUNDO UNÍOS.....

Dejo la pancarta para felicitaros a los 3 por vuestros comentarios. Saludos.

senses or nonsenses dijo...

amén!
poco por añadir, nada que objetar.

un abrazo.

pon dijo...

Qué bien lo has dicho, Capri, chaval.
Me meto bajo la pancarta para el abrazo conjunto.


PD: los embalses de Franco eran proyectos de la II República. Si no lo digo reviento jejejje.

Peggy dijo...

Un régimen totalitario en pleno desarrollo del "mercado" , se le perdona todo por parte de los políticamente correctos , interesa llevarse bien con el mostruo poderosos , pero que mas da si USA , alariz democratico mantiene Guantanamo .....la vida prosaica que es asi .

Saludos

Capri c'est fini dijo...

*Senses, Pon, en realidad estabamos casi de acuerdo, cosa de matices...simplemente. Saludos a ambos.

*Peggy, todo es relativo, qué más da que niños chinos trabajen haciendo ropa que luego nos pondremos... si es muy barata... USA también quiere su parte del rollito chino de primavera. Y mientras en Guantánamo no hay ley porque la ley de USA no llega a Cuba... en fin, una pena. Besos.

Peggy dijo...

Pues no , no todo es relativo , la muerte y el sufrimiento y mas por dogmatismos políticos son abominables .Le hago una declaración de intenciones , la utilizacion de ese termino por mi parte , "lo relativo ", se refiere a escepticismo vital , un agnosticismo hacia las ideas , huyendo de "verdades absolutas " ...miedo me dan .

Y dicho esto , aunque el maquiavelismo del mundo es muy evidente , y solo somos meros cromañones con tecnologia , sigo siendo una utopica de la bondad humana , no por derecho natural divino , si no por mera utilidad para la tribu de los sapiens .

Saludos:)

Capri c'est fini dijo...

*Peggy, lo decía irónicamente lo de todo es relativo, está claro que no todo lo es. El sufrimiento no es relativo, el dolor y la tortura tampoco... Eres utópica en cuanto a lo de la bondad, pero está bien que haya gente que conserve esa utopía, creo que estamos faltos de ella. Yo muchas veces tb creo en la bondad humana pero luego llega el mundo y me chafa. Besos.