domingo, 26 de octubre de 2008

El tiempo cambiado

No hubo tiempo alguno en que no hubiese tiempo.

Estoy en 5 minutos, aunque esto no signifique nada, porque esos 5 minutos pueden ser 5 y parecer 5 horas o 5 siglos. Tic tac, tic tac, insoportable sonido que no cesa. No hay nada que pare el tiempo, sea una hora ligera o pesadas gotas de tiempo que caen lentamente. Días, horas, minutos, segundos, décimas o milésimas de segundo, todo en una irrefrenable cadena que no tiene fin. Ni la vida detiene el tiempo, porque nuestro tiempo puede acabar pero la vida sigue para el resto. El paso del tiempo nos envejece, oxida nuestras células y las va matando progresivamente, interesante milagro biológico, que se ha repetido de generación en generación y lo seguirá haciendo. Pasado, que guardamos en una caja de plomo dentro de nuestra cabeza, presente instantáneo que cuando lo procesamos ya no es presente y futuro que no llega. No hay flashbacks como en el cine, ni hay botón de pause. Nada detiene esta línea que como un raíl de tren sigue su viaje implacable. No quiero ni hacer referencia al llamado tiempo interior, que es solamente una patraña propia de filósofos y poetas. El tiempo real lo marca el reloj, da igual si es el único con el que contamos o si tenemos todo el tiempo del mundo. Su trabajo es hacer pasar el tiempo por su esfera y nada más, sin responsabilidades de ningún tipo.

Esta madrugada hemos cambiado en Europa al horario de invierno. Los días se hacen más cortos en pos del ahorro de energía o eso nos dicen. Es curioso como este día al año retrasamos sin ningún rubor una hora de nuestros relojes para darnos cuenta de que el tiempo no es nada, lo hemos inventado nosotros. Los relojes marcan la vertiginosa sucesión de segundos. 31.556.952 segundos al año. Una vida de 80 años son 2.524.556.160 segundos. Cifras sin sentido porque muchos segundos son desperdiciados, enviados al pasado como los desperdicios de la comida a la basura. Marcamos límites temporales, llevamos un horario, miramos el calendario para citas y aniversarios. Estamos condicionados por el tiempo y por más que queramos que pase rápido o lento, el tiempo no se detiene. Dueños o esclavos, todos, de este singular sistema.


Vídeo: lo mejor para dejar pasar los segundos es disfrutar de canciones como ésta: Just in time de Nina Simone, en directo, en The Village Gate de Nueva York (1961).

28 comentarios:

dvd dijo...

El tiempo no es nada cuando se acaba... Lo es todo al comienzo... Es nuestra sentencia de muerte y nuestro más fiel aliado... Tiempo que viene y va... Remoto y novísimo tiempo...

panterablanca dijo...

Yo siempre he tenido un gran problema con el tiempo. Llevo toda la vida peleándome con él por su terrible escasez. De momento va ganando él, que cada día se me hace más escaso. ¿Seguro que no encoge? Tengo muchas dudas al respecto.
Besos salvajes.

nomolamos dijo...

para mi unas veces va demasiado despacio, otras corre en exceso.... cuando se pondra de acuerdo conmigo?? maldito tiempo, siempre me hace sentir mal......
un beso cariño

Groucho dijo...

EL TIEMPO NO ES MAS QUE EL INTERVALO QUE HAY ENTRE NUESTRS RECUERDOS (SENECA)
SALUDOS...

rata perezosa dijo...

Una pena que el tiempo perdido no podamos "autorreciclarlo".
Y sí, por muy relativo que sea el tiempo, lo que es seguro es que no deja de pasar.
Un saludo perezoso

Sibyla dijo...

Y a mí se me pasa el tiempo leyéndote que es un placer!

Lo más importante es creer en el tiempo sin fín, sí, el tiempo eterno, entonces no tendríamos que ir controlando el tiempo con esa sensación de pérdida irrecuperable....

Un beso:)

Capri c'est fini dijo...

*DVD, preciosas palabras, en serio, yo no lo habría dicho mejor. Espero que no se te acabe el tiempo nunca. Un saludo.

*Pantera, a mí me pasa también, no te preocupes. Necesitaría más de una vida para aprovechar bien el tiempo que se me va de las manos como cuando intentas retener el agua en ella. Besos a tiempo.

*Nomolamos, es difícil sincronizarse con el tiempo porque no nos damos cuenta que él es independiente a nuestros deseos. Eso sí, muchas veces nos hace sentir mal, pero sigue luchando... Besos.

*Groucho, qué se puede decir ante una verdad de la boca de Séneca... Recuerdos inundados de tiempo... precioso. Un saludo.

*Rata, imposible, porque el tiempo que se marcha ya no vuelve. Se reciclan las latas o el vidrio pero el tiempo generalmente se malgasta. Así es la vida. Un abrazo.

*Sibyla, me ha gustado eso de perdida irrecuperable, porque es así lo que verdaderamente pienso del tiempo. Se pierde, se malgasta, se inutiliza y se destruye y aún así queremos más. Me alegro que mi blog no te sea una pérdida de tiempo. Un beso.

pon dijo...

En realidad no existe. Solo es una quimera absurda.......la abstracción más grande que hemos inventado. Una trampa, un pozo sin fondo. Una ilusión contra la muerte.
No existe. El tiempo es un círculo perfecto de luz donde perderse. El instante y ya. Se fue.

El Deme dijo...

¿No es mirar un álbum de fotos un flasback al pasado?. Qué deprisa pasa todo, qué de tiempo desperdiciado en cosas sin sentido, en comeduras de coco absurdas. El tiempo no perdona, bueno a Catherine Deneuve sí.

Lúcida dijo...

Es nuestro dictador, el que nos castiga y regala a su antojo.

Capri c'est fini dijo...

*Pon, cierto, la mayor abstracción creada por el ser humano, desde luego. Sólo somos instantes encadenados que no podemos controlar. Un beso.

*Deme, mirar un álbum es alimentar el recuerdo y el recuerdo es sólo tiempo detenido en nuestras cabezas. No nos perdona el tiempo, eso es seguro, ni siquiera a Catherine Deneuve, que si ves la cara reconstruida que tiene ahora nada tiene que ver con la de tiempos anteriores. Un abrazo.

*Lúcida, dictador y que nos amarra unos curiosos localizadores en las muñecas que nos recuerdan que el tiempo pasa. Tempus fugit. Besos.

Javier Luján dijo...

Todo tiene un comienzo, todo tiene un fin. Entre medias de esto, más vale vivir como si cada segundo fuera el último o el primero, quién sabe.
Tic, tac, tic, tac...
saludos.

Lula Fortune dijo...

Pues Carpe Diem! es lo mejor que se me ocurre.
Besos atemporales.

pe-jota dijo...

Lo realmente importante es, en qué empleamos nuestro tiempo, poco o mucho, minutos, segundos, horas, su contenido, es lo que a mi siempre me ha apasionado.

Suel dijo...

Eztaría bien poder centrarse en hacer ahora mismo lo que nos apetece hacer ahora mismo. Pero es difícil cuando tienes un horario impuesto para trabajar, comer, dormir,... Por eso yo aprovecho parte de mi tiempo para trabajar en leerte y dejar constancia de ello: por llevar la contraria, porque me apetece y porque me de la gana!!

Capri c'est fini dijo...

*Javier, nuestra vida tiene un principio y un fin, todo lo que hacemos, pero lo maravilloso del tiempo es que es permanente, tuvo principio pero nunca tendrá fin. No hay manera de parar el cronómetro. Un saludo.

*Lula, aprovechemos el momento, es la mejor solución que el tiempo nos puede dar... besos sin límite de tiempo.

*Pe-jota, pues la mayoría de esos segundos, minutos y horas las empleamos en actividades nada excitantes, pura rutina, comer, dormir, asearnos... Los momentos especiales se reducen a muy poquitos. Espero que tú tengas muchos, muchos. Un saludo.

*Suel, desde luego la rutina mata toda la creatividad pero me alegro mucho que malgastes tu tiempo leyendo mis cosas... yo también lo hago y no me va tan mal. Bienvenida a esta isla finalizada. Besos.

Strawberry Roan dijo...

Supongamos que tenemos dos relojes: uno no funciona en absoluto, y el otro se retrasa un minuto al día.
¿Cuál preferiríamos?
Sin duda elegiríamos el que se retrasa un minuto al día, ¿no?.
Pero sigo pensando y me doy cuenta que el que se retrasa un minuto al día tiene que emplear doce horas, o setecientos veinte minutos hasta que de nuevo señale la hora correcta; por lo que es puntual una vez cada dos años, mientras que el otro es puntual evidentemente siempre que sea la hora por él indicada, lo que ocurre dos veces por día.

Justo dijo...

Como decían Fangoria, del porvenir ya no me quiero ni acordar.
Catherine Deneuve opina, Deme, que la mejor vacuna contra el tiempo es.. no mirarse a los espejos -¿alguien cree que ella no se mire?-.

Me gustó mucho la película de Kim Ki Duk Time, reciente, él la promocionó por los festivales diciendo tic tac, tic tac -como Madonna y Justin-. Una mujer se transforma el rostro por miedo a que con el paso del tiempo su compañero deje de estar interesado en ella. Pero él cuando conoce a la nueva mujer añora a su antigua novia.. y ella le cita en un bar con una máscara en la que se reproduce una foto de su antigua cara.
En fin, enrevesado, pero es así: no podemos luchar contra el tiempo, así que aliémonos con él y saquemos partido de lo que está a nuestro alcance.

Un abrazo sin segunderos

CRISTINA dijo...

Tiempo, tiempo, tiempo...un minuto más, un día más, una hora más...o un minuto menos, un día menos...

Besos

JLO dijo...

aca en argentina hicimos lo mismo...

el dia dura mas, pero la noche tmb... me acuesto re tarde!

aunq los cibernautas tenemos problemas con los tiempos... no?

salu2


Cuando el arte ataque



pop life

Merche Pallarés dijo...

¡Hola Capri! Ya estoy de vuelta de mi periplo madrileño y burgalés para asistir a la famosa Olla con los blogueros de allí. Un encuentro muy entrañable (he escrito un post).

El tiempo pasa inexorablemente...¡si lo sabré yo! Besotes, M.

atikus dijo...

El tiempo es tan subjetivo, que répido pasa cuando uno lo disfruta y que lento cuando uno esta mal!
y como pasa, sin darte cuenta como esa frase de años no es nada, el viejo tango...o esa décima de segundo, de uno nuestros más grandes poetas de la música contemporanea, ¡que grande!!!

como diria una buena amiga en boca de sus queridos Panchos, reloj ¡no marques las horas!

Capri c'est fini dijo...

*Strawberry, tu interesante dilema tiene una fácil solución, elegiríamos el reloj que funciona pero se retrasa porque vivimos esclavos de él. Desde pequeño nos educan encorsetados a un horario, vemos continuamente relojes que nos vigilan, y claro, llega un punto que tenemos "mono" de tiempo. Lo reconozco, yo soy de esos que lo primero y último que hago en el día es mirar el reloj. Un saludo.

*Justo, ni hay que dejar de lado los espejos como Deneuve ni hay que vivir obsesionado por el paso del tiempo, porque lo único que podemos conseguir es una cara de payaso de tanta operación. El tiempo está ahí y corre como un río lo queramos o no, así que mejor que no nos moleste. Fácil de decir, pero difícil de hacer. Un abrazo (aunque los abrazos largos me ponen un poco incómodos, jejeje)

*Cristina, nunca tenemos el tiempo que queremos y nunca moriremos con todas las cosas que queríamos hacer. Esa es nuestra desgracia. El tiempo apremia, tic tac tic tac.... Besos.

*JLO, el cambio de horario es un rollo, pero sus efectos duran sólo un día, menos más... pero es curioso como el hombre por acuerdo internacional retrasa o adelanta el tiempo a voluntad. Un abrazo.

*Merche, bienvenida de nuevo, ya he leído que lo has pasado muy bien y me alegro mucho de que hayas vuelto con las pilas cargadas y unos cuantos kilos de más con la olla podrida... Pero el tiempo, querida, no pasa por ti. Un beso.

*Atikus, es curioso, el tiempo que sentimos es simplemente una sensación porque el tiempo siempre va al mismo ritmo. Es como la sensación de frío o de soledad, se puede estar solo y sentirse pleno o con mucha gente y estar totalmente sólo. Somos los seres humanos los que cambiamos la realidad en nuestra mente llegando a pensar que la realidad es lo que sentimos. Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

No entiendo, no puedo entender, estos cambios horarios. Quizá en países del Norte de Europa, a los que estamos obligados a acompañar en sus usos horarios.
Pero, en España, son las seis, todos estamos en la calle, y comienza a anochecer...

Capri c'est fini dijo...

*Pedro, pero ¿qué hay que entender? Nosotros obedecemos y punto y encima no hagas preguntas por subversivo con el tiempo. Si son las 6 y es de noche... pues a cenar y a dormir, como está mandado. Un abrazo.

Juan Miguel dijo...

Lo malo del paso del tiempo es cuando lo aprecias transcurrir en lugares y otras personas pero sin embargo no eres consciente de que también de forma quizás sutil pasa por tu rostro, tu cuerpo y tu vida...

No obstante siempre habrá cosas que no fluctuarán por su culpa (http://lamusicadelanoche.blogspot.com/2008/09/as-time-goes-by.html). Un abrazo.

mertxy dijo...

Dios Kronos asesino fantasma intangible por lo inventado...
pero como nos agarramos a esta medida y sistema hoy lo doy por bien empleado en tus letras...
mil besitos de agua
merchy

Capri c'est fini dijo...

*Mertxy, bienvenida a esta isla perdida. Siempre he pensado que el tiempo conjugado con las letras nuncan pueden ser una pérdida (de tiempo). Qué no se te escape el tiempo y busca algo para volver. Besos.