martes, 6 de enero de 2009

El propósito de Año Nuevo

El mayor engaño de la mente es creer en algo tan sólo porque uno quiere creerlo.

Se despertó lentamente un día cualquiera de enero. Había trasnochado y la luz entraba insistentemente por las rendijas que dejaba la persiana. Sus ojos pesados se resistían, por vergüenza de sí mismos, a mirar al reloj que reposaba en la mesilla para saber la hora. Aún entre las sábanas, pensó lo mismo que cada año que llegaba: uf, otro más. Enseguida se le vinieron a la cabeza todos aquellos propósitos que había incumplido el año pasado: adelgazar, estudiar francés, visitar a esos amigos de Barcelona que siempre me invitan, llevar al día la agenda, leer algo más...
Recordó incluso las ganas por cumplirlos con las que comenzó el año anterior. Sin embargo, esa mañana, tirado en la cama, no tenía fuerzas ni para creer que cumpliría alguno de esos pasados propósitos en los meses venideros. Así que llegó a la pragmática decisión de asegurar un propósito para el año que comenzaba y centrar todos sus esfuerzos en cumplirlos. Evitaba con eso la dispersión, a la que era muy aficionado. Como será sólo un propósito anual, debe ser algo que verdaderamente me cueste, se dijo, y así la recompensa será mayor. Pensó en sus propósitos incumplidos y le resultaron triviales y estúpidos para dedicarse todo un año completo a ellos. Miró fijamente el techo de su dormitorio, esperando inspiración. Repasó mentalmente todas las cosas que quería hacer en la vida y no había hecho y eran tantas que no había años suficientes para cumplirlas. Esta pequeña decepción le dio la idea: Sé feliz. Era tan sencillo y a la vez tan difícil como eso. Todos los pequeños propósitos que rodeaban su vida a veces nublaban este gran objetivo. Asintió satisfecho y se incorporó. Abrió la persiana y vio al sol en todo lo alto. Sí, este año voy a ser feliz.

24 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Ay, mi niño, es TAN dificil ser feliz (todo el tiempo, quiero decir). Muchos besotes,M.

nomolamos dijo...

Es el proposito universal, esperemos cuantos obstaculos se nos ponen en el camino y quien acaba la carrera.... un besazo

Ainhoa dijo...

Feliz Año!
Uffff..., me parece que para no querer dispersarse ese propósito no es el más indicado. Aún así, espero que lo consiga.
Besos

M.Eugenia dijo...

Me parece un propósito genial, espero que lo consiga en este Año.
Besos

Vivian dijo...

Ser feliz, con lo rápido que se escribe y la de tiempo que cuesta en ocasiones logralo, a veces toda una vida...
Mi deseo para ti para este año, que consigas la felicidad, no permanente, esa no existe, es un camelo. Te deseo felicidad a ratitos, la que mejor sabe, como saborear un bombón que se va deshaciendo en la boca sin remedio, pero sabiendo que hay más bombones esperando en la caja :)

Un beso

dvd dijo...

¿Pero para qué queremos un ministro de cultura? Es más, ¿qué clase de poeta aspira a ser ministro de nada? Ya sabía yo que la cultura nos salvaría... de nosotros mismos y de los que ven la cultura como un cúmulo de subvenciones y festivales. Hay que amar el intimismo, abrazarlo como tú lo haces en tu diario inconstante... nada más... ahí está todo... Eso es (o fue) Capri...

Paco Guerrero dijo...

seguro que lo logra.
fuerza y un abrazo

Lula Fortune dijo...

Dejé un comentario por aquí y se ha volatilizado...misterios de Internet.
Feliz 2009. En realidad da gusto volvértelo a repetir. Baci mio caro.

RFP dijo...

Lo que me recuerda que tengo que llamar a un amigo que vive en Barcelona para anular el viaje que tenía previsto a finales de mes (por 4ª vez) y comenzar a incumplir uno de los pocos propósitos de año nuevo que había hecho... y eso que este año me había propuesto no esforzarme...
Suerte, y un abrazo.

Lalo Vaquero dijo...

muy cierto, tan facil y tan dificil de hacer...
Por otro lado que pasaria si todo fuera felicidad?

Saludos!

Silencio y su nihilismo exponencial dijo...

creo que se puede ser feliz, como que te levantas y no tienes ganas de pelear más con el mundo por causas perdidas, ves que las causas justas no son complicadas y que todo es más sencillo de lo que parecía y miras las paredes y ya no oprimen, espero lo consiga, no es tan dificl, creo yo

Groucho dijo...

SI SE PONE EMPEÑO, SEGURO QUE SE CONSIGUE.
SALUDOS...

Capri c'est fini dijo...

*Merche, es cierto, es tan difícil... empezaremos sacando felicidad a poquito a poco. Muchos besos.

*Nomolamos, es el propósito universal por excelencia pero a la vez es muy individual porque sólo uno sabe bien lo que le hace feliz y sólo uno puede conseguir alcanzar esa felicidad. Espero que no te topes con muchos obstáculos. Besos.

*Ainhoa, sin duda, es un propósito al que hay que echarle más valor y tiempo que al resto de nimiedades que nos preocupan habitualmente. Yo también espero que lo consiga. Un beso. Feliz año para ti también.

*M. Eugenia, supongo que lo conseguirá parcialmente, porque la utopía de la felicidad absoluta sólo entra dentro de los sueños y él lo sabe, es muy listo. Un beso.

*Vivian, claro, yo creo que si buscamos felicidad es esa de a pocos, nada de absolutos, ni para toda la vida, que son fórmula que no funciona con lo inconstante del ser humano. Gracias por tus deseos, espero que esa felicidad de caja de bombones la pueda compartir contigo. Un beso.

*DVD, se me acaban de caer dos lagrimones con tus palabras. No sabía hasta que punto podía ser cariñosa una computadora parlachina. Muchas gracias, yo no soy Molina, ni seré nunca ministro de cultura (muchas cosas iban a cambiar...) pero es un orgullo que sientas la intimidad dentro de las palabras que escribo. Un fuerte abrazo.

*Paco, bueno, lo malo es que la mayoría de los propósitos de Año Nuevo se van incumpliendo a lo largo del año. Son muchos los días en que el sol no está tan en lo alto. Un abrazo.

*Lula, nunca está de más repetirse con los buenos deseos... feliz año, guapa. Baci mille.

*RFP, ay, los amigos de Barcelona no sé como nos aguantan... se van incumpliendo muchas veces no por nuestra voluntad, sino porque la vida nos lleva por callejones un tanto estrechos. Un abrazo y llámalos y explícaselo bien, para que no se mosqueen. Un abrazo.

*Lalo, bienvenida a Capri. Pues sí, fácil de decir e incluso de hacer y lo volvemos difícil, tirando a imposible. Si el mundo fuera todo felicidad, sería igual de pozo infecto que si no hubiera superficialidad (jejeje, ya sabes por qué). Un abrazo.

*Silencio, bienvenido a Capri. Pues sí, un día te levantas y las paredes no son paredes y todo es mucho más sencillo, como son las cosas en realidad, por más que nos empeñemos en hacerlas difíciles. Lo malo es que ese día no se alargue más de las 24 horas reglamentarias, verdad? Un abrazo.

Capri c'est fini dijo...

*Groucho, pues es como debería ser, las cosas con empeño se consiguen, pero ya he visto tantos casos de gente que muere en el empeño... así que... luchemos con empeño y crucemos los dedos a nuestra espalda... por si acaso. Un fuerte abrazo.

desconvencida dijo...

Te deseo lo mejor para este año que empieza, Capri, que sin duda estará lleno de cambios para ti, seguro que para mejor...

Muchos besos

Peggy dijo...

Eso digo yo esperemos que el año nueve nos haga felices a todos :)

pe-jota dijo...

SEr feliz, su sola simplicidad es su gran complicación, aprender a disfrutar del momento, de lo que es y de lo que se es, un estado ideal, todos lo intentamos, pero el acoso es demasiado fuerte, pero no deja de ser un excelente propósito.

Luz de Gas dijo...

Ojala lo consigamos todos, anda tan simple y sencillo.

Capri c'est fini dijo...

*Gracias, Descon, eso espero yo también que haya cambios para bien. En eso estamos...seguiremos informando, jejeje. Muchos besos.

*Peggy, bueno, ese es el mejor deseo posible, aunque desgraciadamente la felicidad no es patrimonio de todos, pero cuanto más mejor. Un beso.

*Pe-jota, pues sí, tan simple como cinco letras y tan complicado como que hay gente que no es feliz nunca en su vida. Como tú dices, hay tantas presiones, tantos obstáculos externos e internos que no es tan fácil como suena. Aunque por otro lado pienso que a veces nos complicamos demasiado la vida. ¿No crees? Un saludo.

*Luz, feliz año. Pues la búsqueda de la felicidad es el misterio aún no resuelto de la humanidad. Así que como la lotería, que le toque al mayor número de gente posible. Un saludo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Bastaría con intentar ser feliz, bastaría con eso...

atikus dijo...

Lo importante es desearlo, que si no...así que empezamos bien, mucha suerte y que se cumpla

feliz año!

Capri c'est fini dijo...

*Pedro, basta con intentar ser feliz, es cierto, pero como nos quedemos en eso, nunca lo seremos. Un saludo.

*Atikus, que lo consigamos... yo también te lo deseo. ¿Ves? Tan sencillo y tan díficil a la vez. Un saludo.

Adrianina dijo...

Piano , piano vamo lontano. En estos tiempos parece que todo tiene que ser ya...
Seguramente será feliz, tiempo al tiempo, todo llega.

Hermoso cuento.
Te dejo un beso grande y todo mi cariño..-)

Capri c'est fini dijo...

*Adrianina, bueno, tampoco quiere ser feliz en el instante, se da un buen año de plazo para intentarlo y luego ya se verá. A veces no podemos ser tan clarividentes como para saberlo con antelación. Un beso.