sábado, 10 de enero de 2009

Gaza

Creer que un enemigo débil no puede dañarnos es creer que una chispa no puede incendiar un bosque.


De nuevo David agarra una piedra para lanzar, esta vez, contra un Goliat subido a un tanque. De nuevo las nubes se vuelven polvo y humo de destrucción. De nuevo se lucha por un trozo de tierra, como antaño, tierra árida e inhabitable, pero tierra al fin y al cabo. De nuevo, se piensa en el caos para alcanzar el poder, ignorando que las mentes no se pueden controlar con fuego y balas. Las justificaciones son variadas, todas inútiles, como siempre, porque parece que se quiere matar con la conciencia blanqueada. Los rezos resuenan en una lengua y se contrarreza en otra. Plomo fundido derramado desde el cielo. Y personas encerradas en una ratonera sin salida, sin alimentos, esperando su destino, dejadas a su suerte. Suerte nefasta brindada desde el nacimiento, por el simple hecho de nacer en un lugar y no en otro. Los muertos, sin embargo, no hablan ningún idioma, no se quejan, ni son de aquí o de allá. Los muertos dejan de tener religión y se convierten en cifras.
Y mientras, el resto de mundo retransmite la matanza, apostando su dinero por uno o por otro, como un combate de boxeo macabro pero con la seguridad de saber que el fuego está lejos, muy lejos, en una tierra mítica, donde las desgracias son, por concepto, bíblicas.

Hoy todo esto ocurre en Gaza y centramos nuestra atención hacia aquel lugar, pero en unos meses olvidaremos esta herida y pondremos el foco en cualquier otro lugar que sangre. Como ayer fue Iraq o Bosnia o Somalia. Mar de muertes injustas, como sólo la guerra sabe hacer. Volveremos a poner nuestro mejor gesto de horror y seguiremos viviendo.

Imagen: Ataque aéreo israelí a la franja de Gaza (28 de diciembre de 2008).

21 comentarios:

troyana dijo...

Acertada reflexión,sólo espero no permanezcamos impasibles,desde los blogs,desde nuestras ciudades,denunciar el atropello de la guerra con toda la desolación y el dolor que arrastra,cuanto ni más entre fuerzas tan poco proporcionadas.

Lula Fortune dijo...

Es exactamente como dices en tu último párrafo. Parece que también el sufrimiento entra en las leyes del mercado y un periódico decide cuándo una guerra deja de ser rentable. Y es como si esa guerra con todo su dolor se volatilizara para nosotros. De todo esto de Gaza me da un poco de rabia ver a alguna gente movilizándose toda indignada cuando no mueven un dedo en el día a día para aliviar (¿qué otra cosa podemos hacer?)el sufrimiento en otras partes del mundo. Hoy es Gaza, pero hoy también se mueren de cólera y hambruna cientos de personas, y en Afganistán y en...
Hay cosas de las que no hablo porque no puedo con tanto dolor.
Besos.

troyana dijo...

Por cierto¿te importa si te enlazo??

dvd dijo...

¿Dónde se esconden las democracias occidentales? ¿De qué sirven, en último término? Perdona que me ponga radical, pero es una tras otra... y esa mierda de sensación de impotencia...

nomolamos dijo...

nos hemos acostumbrado a verlas, a convivir con ellas, a ser espectadores inmoviles del sufrimiento en estos paises..... es más decimos, mira otra vez estan estos liandola.......y seguimos con lo nuestro como si nada..... nos queda demasiado lejos.....
ya no nos conmueve nada.... los politicos no hacen nada, los paises fuertes se frotan las manos.......
que asco de mundo!!!!
pero seguimos igual y seguiremos asi.....
un besazo niño.

historiasdemenina dijo...

Mi sentimiento personal es de rabia sorda y mucha impotencia.

Que puede uno hacer cuando los diputados americanos aprueban documento que dice que Israel tiene derecho a defenderse y Europa se mantiene al margen? Defenderse? Cuando once hombres de su EJÉRCITO murieron frente a los más de 700 palestinos (entre ellos muchos niños)?

No veo la tele y ya no aguanto mirar las fotos.

Merche Pallarés dijo...

Ya llevo tres posts sobre el tema. Lo de "Operación Plomo Fundido" no es la traducción exacta porque la literal es mucha más dura: "Operation Cast Lead" significa "Operación Lanza Plomo" si fuera "plomo fundido" sería "smelting and/or fusing lead". Además lo más cruel es que está inspirado en un antiguo juego de niños israelí. Besotes, M.

RFP dijo...

Este tipo de sucesos me hace tener cada vez más fe en la especie humana... en que la especie humana cada vez está más cerca de su propia autodestrucción, para beneficio de todos.

Adrianina dijo...

Si, al mundo lo digitan dos o tres dementes y nosotros permanecemos impacibles.
Yo me pregunto muchas veces, que hacer...
Mis saludos.:-)

pon dijo...

Tengo una opinión quizás no del todo políticamente correcta respecto de los palestinos. Y tengo amigos disidentes en Palestina y en Israel, asi que mejor me reservo mi comentario.

Peggy dijo...

No hemos avanzado nada aun seguios luchado por el territorio y nuestros propios totem religiosos y no sirve de nada años de filosofia , de ciencia politica y evolucion intelectual ...y occidente no hace nada intereses muy fuertes lo impidem .....esperemos que alguna vez dejemos de ser cromañones cavernarios ...

Caronte dijo...

Como siempre un comentario muy acertado, amigo, ya han olvidado algunos que hace 60 años eran ellos las víctimas...y encima el resto del mundo mira a otra parte, qué asco.

Por cierto, que ahora que Israel está CENSURANDO a la prensa internacional para que no informe de las barbaridades que están cometiendo no veo tantos posts, tantos llamamientos a la libertad de expresión ni tantos golpes en el pecho como cuando los juegos olímpicos, qué curioso,no? (lo digo en general, que parece que la censura de unos es mejor que la de otros).

1 abrazo.

M.Eugenia dijo...

Está todo tan malipulado que no se donde vamos a llegar.Todo son intereses.Que pena de mundo.
Saludos

Lúcida dijo...

seguiremos viviendo... hasta que miremos hacía otra noticia y continuemos viviendo otra vez.

arguifonte dijo...

Seguramente acabe en un ataque más destinado al olvido. El otro día escuché una reflexión muy interesante. ¿Qué opinan de todo esto ilustres judíos como Steven Spielberg o Woody Allen?

pe-jota dijo...

Espero que algún día se den cuente de que tienen que hablar, que no pueden continuar así, perdona que no me posicione totalmente del lado palestino, pero es imposible, ya que no son totalmente inocentes de lo que está pasando, tienen tanta culpa como Israel, este es un conflicto en el que por desgracia fuera de los muertos nada es lo que parece, ambos son víctimas y verdugos.

Adriàn Mariscal dijo...

Eres uno de los mejores escritores bloggeros que conozco. Como muy pocos, puedes persuadirme, convencerme y emocionarme.

Un gran abrazo!

Capri c'est fini dijo...

*Troyana, todas las guerras son crueles e injustas por el rastro de muerte y miseria que dejan pero es que en este caso además es desproporcionada. Desde nuestro pequeño espacio debemos denunciar este atropello. Un beso.
Ah y por cierto, como me va a importar que me enlaces, yo encantado, así nos tenemos más a mano.

*Lula, sí, las leyes del mercado están más imbrincadas en nuestra cultura de lo que creemos. Es un gran tema el de los conflictos olvidados, bien porque no interesan a los grandes estados o bien por prolongados en el tiempo. Esto ha reavivado las posiciones del viejo conflicto árabe-israelí, a ver cuanto nos dura en la memoria... Demasiado dolor... muy cierto. Besos.

*DVD, nada de radical, dices una verdad como un templo: ¿dónde está la UE?¿Dónde USA o la ONU? Pareces que no quieren mosquear a nadie y siguen dando capotazos a unos y a otros. Y mientras la gente sigue muriendo sin sentido. Frustración, impotencia... en fin, qué mundo. Un saludo.

*Nomolamos, soy de tu misma opinión, pero por otro lado me da mucha rabia que el mundo siga así sin aprender de errores pasados y encima sin pestañear. ¿De verdad no hemos vuelto insensible? Aunque me temo que sí, no quiero pensar que es verdad. Un beso.

*Daniela, impotencia es la palabra ante la inutilidad de la diplomacia. Parece que nadie quiere molestar a nadie y sigue subiendo la cifra de muertos. Pero no dejes de informarte o de ver las noticias, es lo poco que nos queda por doloroso que sea. Um beijo.

*Merche, sí, se que no es una traducción muy literal pero es claramente significativa: es como plomo fundido que cae del cielo a las casas de los habitantes de Gaza, como una plaga bíblica, como una desgracia natural... Sigue en tu lucha por denunciar la barbarie. Besos.

*RFP, desgraciadamente es así, por una cuestión o por otra hemos sustituido las antiguas epidemias medievales por otro tipo de muerte. Es cruelmente paradójico que el ser humano controle tan bien la natalidad del mundo. Qué pena. Un saludo.

*Adrianina, no es fácil saber que hacer, porque los pasos son cortos e insignificantes cuando son de una persona. Pero sí hay un clamor unánime al menos sabrán que la opinión pública está en contra de planes como este. Y luego están las elecciones para cambiar a los dirigentes que prefieren solucionar los problemas del mundo a base de guerras y no de diálogo. No se me ocurre mucho más. Un beso.

*Pon, no te censures, al menos no aquí, aunque sea políticamente incorrecto. Yo no apoyo incondicionalmente a los palestinos en todo, porque sus posturas muchas veces son tremendamente radicales. Aunque dicho esto, debería decir que la responsabilidad es del gobierno tanto palestino como israelí y las personas que le apoyan y no del total de la población. Las historias de disidentes de uno y otro bando son para echarse a temblar. Sin embargo todos estos argumentos de nada sirven cuando se está bombardeando a población civil (incluso colegios), frente a eso no hay modo de defender a Israel que es la potencia poderosa del conflicto. Un beso.

*Peggy, yo es que creo que aunque pasen otros mil años seguiremos en algunos temas tal y como en la caverna. Parece ser que la memoria colectiva de la guerra se va borrando poco a poco y siempre es una desgraciada generación quien debe sufrirla. Esta es la historia del mundo.

(continúa)

Capri c'est fini dijo...

*Caronte, bueno, yo no creo que por ser víctima debas convertirte en verdugo, porque si hay algún pueblo que sabe lo que es la persecución ese es el pueblo judío. Pero sí que tienes razón en que veo cierto pasotismo con respecto a este tema. Sí es que hay que tener suerte hasta para ser reprobado. En cualquier caso, la invasión de Gaza es tan grave que por más que se esfuercen los dedos censores, no hay manera de taparlo. Sigamos denunciando. Un abrazo.

*M. Eugenia, pues sí, la manipulación por desgracia es el pan nuestro de todos los medios de comunicación, pero tenemos que ser nosotros los lectores los que no nos dejemos manipular y ser críticos. No hay razones suficientes para que me convenzan a mí de que matar población civil está bien. Un beso.

*Lúcida, pues sí, seguiremos viviendo y en parte es lo lógico porque si no nuestra vida sería un sinvivir y tampoco es eso. Pero me fastidia mucho que no se tomen desgracias así en su verdadero valor. Luego pasa lo que pasa, que nadie se hace responsable pero los muertos siguen estándo sobre la mesa, ya como cifras. Un beso.

*Arguifonte, pues mira, no tengo ni idea de lo que piensan pero en cualquier caso lo que importa es lo que piense el gobierno israelí. No puedo creer que asuman sus propias justificicaciones como verdades. Es una lucha desigual e injusta y lo único que consigue es convocar aún más el odio entre ambos pueblos. Un saludo.

*Pe-jota, como le contestaba arriba a Pon, yo tampoco soy absolutamente pro-palestino. Creo que en el conflicto en general ambas partes han hecho cosas mal y bien. Pero en la invasión de Gaza en particular, es Israel quien ha cargado las tintes, realizando bombardeos masivos diarios e invasión por tropas. Esto quien lo paga no son los terroristas de Hamas sino el pueblo de Gaza, pueblo que no se merece ni a sus dirigentes ni a sus vecinos. La solución pasa siempre por el diálogo pero con actos así cada vez el diálogo está más lejos. Una verdadera pena. Saludos.

*Adrián, eres muy exagerado, pero muchas gracias, me siento muy honrado por esas palabras. Hay muchos mejores bloggers por ahí, pero me alegro mucho de que me leas a menudo. Un abrazo.

leo dijo...

Siempre le dan nombres sonantes a estas matanzas, siguiendo el modelo de EUA....

Pero se trata siempre de lo mismo, matarse unos a los otros,
Mejor si enfrente se tiene al más debil, al que no se puede defender...porque no tiene como, al que no puede huir...porque no tiene para donde....

Y todos, individualmente, con esta sensación de impotencia.....

Abrazo

Capri c'est fini dijo...

*Leo, bienvenido a Capri. Es muy curioso el tipo de nombre que le ponen a estas operaciones militares: plomo fundido o paz duradero, son el alma de lo que intentan realizar. Pero por más nombre que les ponga siempre ocurre lo mismo, los mismos muertos y los mismos intereses ocultos: poder, dinero, control de una zona... En estos momentos se comprueba lo pequeño que es el hombre frente a la máquina de matar. Un saludo.