martes, 27 de enero de 2009

Tu voz, de repente

Tu voz puebla de lirios
los barrancos soleados donde silban mis versos de combate.
Tu voz siembra de estrellas y de azul
el cielo pequeñito de mi alma.
Tu voz cae en mi sangre
como una piedra blanca en un lago tranquilo.
En mi pecho amanecen pájaros y campanas
cuando muere el silencio para nacer tu voz.

Hacía tanto tiempo, que creí olvidada tu voz, enterrada en cualquier pliegue de mi cerebro. Pero cuando te escuché aquella tarde al otro lado del teléfono, no sólo te reconocí al instante, sino que con el sonido de tu voz volvieron todos los recuerdos que un día archivé con el letrero de NUNCA MÁS. Es de esos casos, que uno, con la estúpida presunción del orgulloso, cree que puede vencer sin problemas, pero cuando se producen, descolocan lo que cuidadosamente habíamos previsto. Fue una conversación cordial, incluso amena. Querías saber de mí, cómo me iba, o eso al menos me dijiste. Así, sin más, después de todo lo pasado y sobre todo después de tanto tiempo. Podría haberte colgado, pero mi malsana curiosidad obstruyó cualquier sensatez. Interpreté, una vez más, al buen amigo, al que escucha interesado detrás del auricular. Me contaste, emocionada, los cambios de tu vida en una nueva ciudad. Sinceramente me alegré por lo bien que te iba. Yo te correspondí con cautela, como casi siempre hago todo, abriendo apenas unas rendijas de lo que mi vida era en ese día. No era mi mejor momento y tu llamada vino para reafirmarlo. Creo que te lo transmití y me ofreciste tu ayuda y tu ánimo. Te dije que lo tendría en cuenta, aunque sabía que nunca se me ocurriría pedirte nada. Ya no. Cuando colgaste, aún tu voz retumbaba en mis oídos. Sentí un hueco frío en mi interior donde inmediatamente esa voz pequeña y viva se instaló. Llevo muchas noches intentando desahuciarla. Pero no se deja.

27 comentarios:

amor dijo...

la única manera ha de ser encontrar algo que sea más adictivo que esa voz

Lúcida dijo...

Recuerdos que vuelven, y cuando son en forma de voz son muy dificiles de olvidar.

Besos

dvd dijo...

AAAAAAAAAAAAAATCHISSSSSS!!!... Coño, creo que me he resfriado...

Eduardo dijo...

Estas últimas fotos son tuyas? Porque te mato

princesadehojalata dijo...

A mí la foto me ha impactado. PEro el texto...el texto me ha dejado k.o. El final, ese eco en tu hueco, me parece brutal.
Un beso Capri, ando muy liada ultimamente y no encuentro el momento/estado adecuado para escribirte, pero te leo como siempre con cariño y mucho interés. Qué bien escribes joío!

Ulysses dijo...

Como nos conmueven esas llamadas. De quien nunca olvidamos

Saludos

desconvencida dijo...

En primer lugar, precioso poema, no lo conocía y me ha encantado... en cuanto al texto, supongo que con tus hábiles palabras has conseguido que todos evoquemos las miles de sensaciones que nos vienen a la mente al escuchar por sorpresa una voz conocida y que creíamos olvidada...

Merche Pallarés dijo...

¡QUÉ BONITO! y, sí, el escuchar la voz de alguien que desapareció de tu vida en un momento dado y aparece de pronto es para dejar huella. No me extraña que te haya dejado un poco insomne... Besotes, M.

Luz de Gas dijo...

Y tu que pensabas que ya lo habías superado, mecachis.

Ánimo, ya se pasará.

Vivian dijo...

Esta vez leerte ha sido para mí como volver a escuchar esa voz que creía dormida en mi recuerdo. Cuantos sentimientos encontrados despiertan en mí tus palabras y que gozada siempre leerte.

Un beso

nomolamos dijo...

cuando el tiempo te hace creer que ya está todo superado..... entonces vuelven,... y remueven todo nuestro interiorrrrrrrrrrrrrr..... y vuelta a empezar de nuevo....
besitossssssssssss

Lola dijo...

Hola,
leyendote casi casi me hago cómplice de tus vivencias telefónicas...paso media vida colgada del móvil.
Me ha encantado.
Saludos.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Dicen los médicos, los psiquiatras y tal, que la mente humana (supongo que como el olfato...), es capaz de reconocer instintivamente un fonema, una sílaba de una voz ya conocida: su cadencia, su timbre...Supongo que es una pequeña lucha entre lo que dicta el corazón y la mente. Lo sensato, desdeluego es no reabrir capítulos que uno ha cerrado..., aunque duela. Supongo que la entrada se refiere a esa contradicción...
Un abrazo

Capri c'est fini dijo...

*Amor, bienvenido a Capri. Das en el clavo, una voz se suele olvidar con otra voz, aunque a veces vuelve para demostrarte que el olvido no es tan olvido como uno cree. Un saludo.

*Lúcida, los recuerdos son aquellos entes que guardamos dentro de nosotros bajo siete candados, pero una voz de repente se vuelve llave de esos candados y tienes que volver a encerrarlos. Algo tan difícil como capturar a los titanes... Un beso.

*DVD, Jesuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuússsss, espero que el estornudo sea de catarro y no de alergía por lo que has leído, eh? Saludos.

*Edu, no me mates, no son mías, como casi todas las fotos de este blog las elijo entre las magníficas fotos que guarda Flickr o Photobucket. Aunque no sé muy bien porque a veces sale el enlace a estas webs y otras veces no, hago algo mal, pero por más que veo no sé que es. Aquí puedes ver la página completa: Foto

*Princesa, me alegro mucho que te haya gustado. Yo no sé si es que soy demasiado sensible, pero normalmente una situación así te deja K.O. Y gracias por tomarte un pequeño tiempo para pasarte por aquí. La vida moderna que impide dedicar demasiado a nada... lo comprendo, yo mismo ando superliado, incluso para escribir más a menudo. Un beso.

*Ulysses, bueno, hay personas que sí olvidamos con el paso del tiempo y personas que por más que queramos dejan una huella de la que no nos podemos deshacer. Una faena para cualquiera dar con alguien así.

*Desconvencida, a mí también me gustó mucho el poema, se llama Poema de tu voz y lo que he puesto es sólo un extracto del poema completo. Ahí tienes el enlace por si quieres verlo. Y nada de hábiles manos, como bien dices, es una situación un poco reconocible por todos y de la que nadie está exento. Un beso.

*Ay Merche, cosas así a lo mejor no te condicionan el día pero sí la noche, en la que estamos más sensible y propicios a la nostalgia, verdad? Un beso.

*Luz, pues somos tan tontos que creemos que podemos con algo y luego llega el momento de la verdad y nos deshacemos como un helado en agosto. Ya ves, por algo tan tonto... Un saludo.

*Vivian, dios mío, no me digas esas cosas que ando respondiendo con la cara colorada de la vergüenza. Me alegro de que hayas evocado una situación similar y que te hayas sentido identificado. Aunque también espero que no te ocurra ningún vez más en el futuro (la llamada de una voz olvidada, no el sentirse identificada con mis entradas, que quede claro). Muchos besos.

*Nomolamos, cuando ocurre algo así, tampoco se empieza de nuevo, porque uno crea mecanismos para olvidar de forma más rápida una vez que hizo el esfuerzo inicial. Eso sí, nuestra estabilidad totalmente tambaleada... joer. Besos.

*Lola, lo que antes eran las cartas ahora es el teléfono y todas las situaciones de nuestra vida pasan por él: las alegrías, las penas, los amores y las decepciones... espero que sólo oigas voces amigas. Un beso.

*Ripley, es exactamente eso... a veces quieres algo que sabes que no debes o que te puede hacer daño, bien sea un bocadillo de panceta o escuchar a alguien por teléfono que te dejó fatal. Pero somos así de contradictorios y eso es lo bueno. Las personas absolutamente coherentes y diáfanas que nunca se contradicen suelen ser muy aburridas y planas. Vamos, como robots, totalmente ajeno a los sentimientos. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Fueron cientos de momentos, algunos reales, otros inventados...
Pero la forma de tu cuello y el tacto de tu cuerpo cuando te atraje hacia mí... eso sí es real.

Todos tenemos a alguien que nos evoca grandes recuerdos...

Muchos besos

troyana dijo...

Ay!qué bien lo has descrito,todo bien planificado,todo bien apuntalado y zas! esa voz; como dijo Neruda:qué corto el amor, y que largo el olvido.

eva al desnudo dijo...

Supongo que su voz vino a dormir contigo "esa" noche. Durante el dia hacemos cosas, hablamos y nos distraemos, suavizando ligeramente el desorden que causan esos recuerdos, todavía. Por la noche es terrible, y a la mañana siguiente ¿Quizás la puerta quedó entreabierta? No sé Capri, cada uno encaja esos golpes a su manera pero si duele, mucho mucho, quién sabe si sería mejor no contestar al teléfono la próxima vez.
Para que "el cielo pequeñito de tu alma" esté más tranquilo.

Un beso fuerte

CRISTINA dijo...

Una voz que fue muy querida y ya casi olvidada y que aparece por sorpresa, ufffff... es una sacudida, una punzada directa a los sentimientos, a la nostalgia, a lo que fue...

Saludos, Capri.

senses or nonsenses dijo...

el desamor puede ser más intenso y más enriquecedor que el propio amor. una llamada, verlo por sorpresa, puede desbaratarte por completo (y tú que pensabas que ya lo habías superado). ayer mismo tuve un mensaje, no hay nada que hacer, tpc confío yo en las segundas partes, (hay cosas que mejor convertirlas en recuerdos), pero ha conseguido desestabilizarme por completo. si es que estoy muy sensible...
uff, no quería yo haberme puesto así...

un abrazo.

atikus dijo...

Jeje...esto me sueno eso mas que una llamada es el "redial"...un marttilleo sentimental

Capri c'est fini dijo...

*Anónimo, tod@s tenemos mil recuerdos, algunos agradables y otros no tantos, pero cuando es la voz ajena la que se empeña en hacerte recordar, aunque uno no quiera, pues se produce esta pequeña catástrofe. Bonitas tus palabras. Un saludo.

*Troyana, yo ante el gran Neruda, no puedo decir nada, al menos, nada interesante. Es muy largo el olvido, más de lo que creemos y de lo que deseamos. Este es el dilema de la entrada. Un beso.

*Eva, exactamente, el día es bullicio y la noche es reflexión (aunque bien puede ser al contrario), por eso es más difícil olvidar de noche que de día. También estoy contigo en que a veces es mejor no coger el teléfono porque sabes que te ahorrarás un disgusto... pero quien se resiste a una llamada del pasado? Un beso.

*Cristina, y sobre todo cuando crees que estás preparado para escucharla y en 2 segundos se te desmonta la coraza que llevabas puesta. Somos un caso, pura debilidad (y es solo una voz, imagina la persona entera). Un beso.

*Senses, si es que nos hacemos los duros y en realidad somos de mantequilla, porque es ese nuestro punto débil por más que queramos esconderlo. Estoy contigo de acuerdo, que salvo excepciones, las segundas partes son una mierda y que es mejor hundir en nuestros recuerdos a determinadas personas, porque si duele un recuerdo, mucho más duele una mirada, o una conversación. Es bueno, que estés sensible, porque eso significa que lo eres, pero no dejes derrumbarte. Mucho ánimo y abrazos.

*Atikus, sí, suena a un poco a masoquismo sentimental, puede ser, aunque es un pequeño martillo, pequeño pero constante, de los que no hacen mucho daño pero molestan. Un saludo.

El Deme dijo...

Esa voz que vino del pasado aún te transmitía algo pero no te engañes, si se fue alejando entonces por algo sería, analízalo.

pe-jota dijo...

Siempre nuestro cerebro nos jugará malas pasadas, cosas, personas, situaciones que creíamos olvidadas y desterradas de nuestra memoria se verán reactivadas por el más mínimo y simple sonido, olor o fragmento de realidad, y luego dicen que olvidar es fácil.

JLO dijo...

Que sensibles q pones a todos con los posts! ja...

a veces recordar no es malo... sea de la manera q sea...

Prince ahi anda, tiene 4 temas nuevos... te los paso??

salu2 master


pop life

panterablanca dijo...

Como dice Sabina: "Los amores que matan, nunca mueren".
Besos selváticos.

panterablanca dijo...

Y el poema , precioso.

Capri c'est fini dijo...

*Deme, sí es que además de que se creía olvidada se quería olvidar, pero ni las buenas intenciones, ni el tiempo son suficientes en ocasiones. El eterno querer y no poder... un abrazo.

*Pe-jota, nos creemos tan fuertes, tan resistentes que estas situaciones sirven de prueba de fuego para darnos cuentas de que no somos ni fuertes, ni resistentes. El olvido no es fácil, nada fácil, normalmente porque no queremos olvidar del todo o incluso a veces queremos regocijarnos en nuestra propia desgracia. Suena loco, no? pues es real como la vida. Un abrazo.

*JLO, demasiado sensible, no? a veces soy una gran tarta de merengue coronada con una guinda... mea culpa. Espero que el exceso de azúcar no te aleje de esta isla. Un abrazo.

*Pantera, el poema precioso pero la canción Contigo es otro poema en sí. Me gusta mucho. Muchos besos.