jueves, 19 de junio de 2008

Piratas, venecianos e indios

La única recompensa que puede esperarse del cultivo de la literatura es el desdén si se fracasa y el odio si se triunfa.


Una cosa es la literatura, tan beneficiosa, tan inatacable y otra muy distinta es el mundillo literario, tan lleno de temidos críticos, aspirantes a estrella, editores ambiciosos y demás fauna. Supongo que no es un caso único y que en todas las profesiones (y más las que son de cara al público) hay sus más y sus menos. Ayer escuche en la radio a un periodista que cubría un ciclo de conferencias sobre literatura hispánica en que se dieron cita tres escritores de relumbrón: Mario Vargas Llosa, Javier Marías y Arturo Pérez-Reverte. Después de narrarnos la crónica del momento, en que cada uno de ellos explicó su concepción del hecho creativo, la presentadora del programa le preguntó: ¿Y que se decía off the records allí sobre ellos? y el periodista soltó un uffff, como diciendo que allí habría habido palos para todos. Se puso misterioso y sin querer soltar prenda contó que entre los críticos, periodistas, catedráticos y demás público congregado había tres bandos: los piratas, los venecianos y los indios. No quiso contar más para no pecar de indiscreto, que cada cual saque sus conclusiones, pero habiendo tres escritores es indudable que los tres bandos se correspondían con ellos tres.

Es curioso que, sin existir en la actualidad ningún grupo generacional o estilo común entre los escritores hispanos contemporáneos, se pueda engrosar cada apartado con muchos narradores españoles o hispanoamericanos. Los tres autores que encabezan cada grupo pueden gustar más o menos pero son, sin lugar a dudas, referentes de la literatura en español, además de que venden muchos libros. Curiosamente los tres pertenecen a la Real Academia Española:

*El pirata: Arturo Pérez-Reverte. Sus libros traspasan fronteras, quizá es el escritor español más exportado. Acaban de darle en Italia un premio a la mejor obra narrativa extranjera por El pintor de batallas. Encarna a la más pura tradición española en sus letras. Es admirador del Siglo de Oro y se nota en sus libros, en los que siempre le hace referencia. Tiende a la cruda narrativa con tintes épicos. Disfruta de los héroes perdedores, fuera del canon, pícaros y adapta su lenguaje a estos mismos. No es ampuloso ni pedante y también lo refleja en sus escritos. Me gustó El maestro de esgrima.

*El veneciano: Javier Marías. Si el anterior circunscribe su influencia a la literatura hispana, Marías se decanta por la extranjera, especialmente anglosajona. Quizá sea el menos conocido de los tres. Disminuye la acción sustituyéndola por la introspección, tendiendo, aún escribiendo narrativa, a la lírica. Sus referentes literarios son más cultos y elaborados, aunque prefiere prescindir de adornos innecesarios en su estilo. Las estructuras de sus historias están perfectamente bien pensadas y desarrolladas. Es sesudo y racional, como en sus obras, que son serias e intelectuales. Te hace reflexionar. Me gustó Corazón tan blanco.

*El indio: Mario Vargas Llosa. Figura clave del boom latinoamericano, eterno candidato al Nobel. Es el mejor ejemplo de literatura hispanoamericana aunque mantiene influencias tanto españolas como europeas, todo pasado por el filtro del realismo mágico aunque ha utilizado diferentes modos de vanguardia. Su estilo es rico, barroco, enmarañado, utiliza indigenismos y jerga local junto a lenguaje culto. Ha introducido el humor en sus relatos en muchas ocasiones y tiende al esperpento. Huye de la narrativa convencional y prefiere las historias contadas desde diferentes puntos de vista y con multitud de personajes. Me gustó Pantaleón y las visitadoras.

Como todo lo que escribo, no pretendo sentar cátedra, simplemente me dio por pensar que escritores pueden incluirse en alguno de estos grupos. Os invito a que lo penséis también un momento. Tres maneras diferentes de ver la narrativa. En la variedad, está el gusto.

34 comentarios:

Emily dijo...

Mis manos son de tu color, pero me avergüenzo de tener el corazón tan blanco.

Caulfield dijo...

De los tres, creo que me decanto por Pérez-Reverte. Sin embargo soy admirador rendido de Juan José Millás. Dudo si catalogarlo como veneciano porque no es racional sino emocional. Pero a la vez tremendamente introspectivo. En cualquier caso, estoy acabando "El Mundo" y me resisto a que termine.

Eduardo dijo...

Yo, sin embargo, no me decanto por ninguno de los tres. De Reverte destaco su vómito bilioso de los fines de semana, que siendo como soy un sociópata, me reconforta muchísimo. A Marías lo destaco como rey de Redonda, y espero que algún día, porque sí (no me voy a poner a escribir a éstas alturas), me conceda un título, o en su defecto un ministerio. A Vargas Llosa le reconozco demasiadas virtudes y vicios como para enumerarlos. Sin embargo me consta que entre los dos primeros existe un antiguo duelo verbal, sólo apaciguado por el título de Duque de Corso concedido por el segundo al primero, y por algún que otro copazo tomado al alirón.
Un apunte extra: la palabra de verificación para poder publicar éste comentario es FOTIFN. PAra cuando un diccionario de palabras de verificación? Qué maravilla.
Un abrazo.

princesadehojalata dijo...

Me quedo con Marías aunque recuerdo la decepción que sentí cuando le ví en la feria del libro por prinera vez. Me parecía tan atractivo en las fotos...pero, hablábamos de literatura, no?
Como Caulfiel, entre los tres opto por el cuarto: Millás, aunque no lo encuadraría en ninguno de esos grupos sino en otro junto con Eduardo Mendoza.
(la palabra de verificación es udlzpmw, que suena a quericoestáestehelado)

pe-jota dijo...

Pero a pesar de todas las idas y venidas, será el tiempo el que acabará sentenciando, algunas obras caerán en el olvido, algunos olvidados emergerán del silencio, es una historia eterna.

Capri c'est fini dijo...

*Emily, hay que tener el corazón blanco y las manos del color de la sangre. Me encantó esa novela. Muchos besos.

*Caulfield, Millás veneciano-veneciano, aunque prefiero a Marías. Tengo ganas de leerme El mundo, aunque renuncié a los premios Planeta ya hace mucho, pero siempre puedo romper mi promesa. Pérez-Reverte es un genial narrador, pero me temo que aún está mirado mal por la crítica (de mirada torpe). Un saludo.

*Eduardo, es bueno que no te decantes por ninguno, no son categorías exclusivas, podría hacer muchas más pero me hizo gracia. Yo casi prefiero al Reverte menos faltón de las novelas, aunque he leído muchísimos artículos de él (hasta que me cansé). Vargas Llosa es que ya me parece un clásico y no puedo ser casi objetivo con él, incluso sus defectos los obvio... Un saludo.

*Princesa, yo veo a Millás realmente veneciano y a Mendoza... hummm podría ser más tirando a pirata. Jajaja ¿es feo Marías? jajaja no lo he visto en persona, pero tiene pinta de ser presumido, jajaja Un abrazo.

Capri c'est fini dijo...

*Pejota, y gracias a Dios que ocurre eso, el tiempo es el que mejor selecciona bibliotecas, aunque creo que los 3 tendrán libros en esa selección futura. Un saludo.

Merche Pallarés dijo...

Excelente análisis de los tres escritores, me gustan mucho Marías y Vargas Llosa, a Pérez-Reverte no lo he leido aún... "Corazón tan blanco" de Marías me encantó y he leido casi todo de Vargas Llosa. Tambien me gustan mucho Eduardo Mendoza y Millás. Yo les describiría a estos últimos como barcelonés y madrileño (como ves, no tengo mucha imaginación... al pan, pan y al vino,vino...) Ahora estoy deseando descubrir a Oscar Esquívias tan recomendado por Pedro Ojeda Escudero... Besotes, M.

panterablanca dijo...

Qué post tan interesante. Nunca se me había ocurrido mirarlo así. Tengo debilidad por los piratas, ¿debería gustarme Pérez Reverte?, no sé. En realidad, lo que he leído de él me ha gustado, pero no sé si tanto como para encantarme. A Javier Marías lo he leído muy poco, creo que me gustó bastante, pero no estoy segura. Tengo una asignatura pendeiente con él. Y Vargas Llosa, lo siento, pero me aburre soberanamente. No puedo con él, y eso que algunos de los escritores del realismo mágico están entre mis favoritos, pero desde luego, no él.
Besos felinos.

El Deme dijo...

Los tres son un poco redichos (como muy cultos, muy por encima de la realidad, viven en sus mundos de batallitas-piratas-, universidades-veneciano-, dictadorcillos de selvas-indio-)
Yo prefiero un cuarto grupo:
vámonos de cañas-Almudena Grandes, Ignacio Martínez de Pisón, Manuel de Lope, Luis Landero,Andrés Trapiello, Javier Cercas, gente que habla de cosas de aquí y de ahora.
De los tres que citas, si tengo que elegir uno, creo que me iría a Vargas Llosa, que tiene humor y exotismo y eso está bien en literatura.Aquí meto a Carlos Fuentes, Isabel Allende o Laura Restrepo.

Eduardo dijo...

Yo es que, lo de aquí y ahora, como me lo como con patatas todos los días, me cansa.
dbeyyh: Cerveza tibia y mal tirada.

Anónimo dijo...

Sólo he leido "El maestro de esgrima" de Pérez-Reverte. De los demás ,nada. Todo es ponerse.

Me van más otro tipo de autores: Terenci Moix (genial en Venus Bonaparte), Antonio Gala (La pasión turca),.... Aunque mi biblioteca está llena de libros y autores de lo más diversos: novelas caballerescas, libros infantiles (que me encantan), literatura romanticona, libros comerciales, comics,...

Últimamente leo todo lo que cae en mis manos, sin que tengan relación libros y autores. Viendo tu lista, tus gustos por la literatura y lo bien que escribes, omito mi libro favorito.

Besos

Aunque mi biblioteca est

Lula Fortune dijo...

Es curioso lo que me pasa con estos tres escritores. A Reverte llegué a conocerlo (viene con cierta asiduidad a Citroën sur Mer, pera hablar de sus libros)y es un tipo campechano y divertido. Con muy mala baba, eso sí, pero buen conversador y polémico donde los haya. Sin embargo sus libros no llegan a entusiasmerme. He leído la saga entera de Alatriste y casi todos los primeros que publicó, pero me sigue pareciendo lectura de verano, de viaje en tren, de catarro y tarde en casa...
Javier Marías me parece insoportable, un divo que mira por encima del hombro a sus congéneres y sin embargo yo también me enamoré de "Corazón tan blanco". No he leído mucho más de él, la verdad hay que tener ánimos y tiempo, viendo los tochos que publica, pero me da pena no encontrar el momento de hincarle el diente.
Vargas Llosa es,sin duda, el mejor. Un encantador de serpientes, educado,zalamero y qué literatura la suya! qué derroche de genio,qué conocimiento desbordante de la lengua...adoro a Llosa.
Tengo e confesar que en los últimos años abandoné un poco la literatura española. Estaba harta y decepcionada de tanta mediocridad. Me refugié en la literatura italiana y he encontrado un verdadero tesoro.Volví a cogerle el gusto a la literatura y a descubrir el poder de la palabra.
Nicolò Ammaniti es uno de mis favoritos,te lo recomiendo (http://lulafortune.blogspot.com/2007/11/ti-prendo-e-ti-porto-
via.html)
Y vaya rollo que he soltado! Perdón, pero me hablas de literatura y me desato. Baci per farmi perdonare...

Senses & Nonsenses dijo...

jo, en lo personal me caen bastante mal los tres, me refiero a sus poses y algunas opiniones. me quedaría con vargas llosa que es el único al que he leído. ví El último viaje de Robert Rylands, que me encantó, pero imagino que eso no cuenta. ;-)
prefiero al grupo de almudena grandes que citaba el deme. mucho más divertido. muy poco riguroso el comment, en fin...

un abrazo.

Homo-Sapiensis dijo...

Muy buena tu referencia "capri... Al haber vivido en Sudamérica mis referencias ( y muchos de mis recuerdos), estan muy ligadas a ese estilo "realista-mágico" tan característico de la narrativa latinoamericana. A pesar de la cercanía del idioma, aún hay muchos autores latinoamericanos que son desconocidos aqui en España, y ya no hablo solo de los "nuevos escritores". Muy interesante lo de los "bandos"... Un saludo.

Justo dijo...

“ No he querido saber pero he sabido que una de las niñas, cuando ya no era niña y no hacía mucho que había regresado de su viaje de bodas, entró en el cuarto de baño, se puso frente al espejo, se abrió la blusa, se quitó el sostén y se buscó el corazón con la punta de la pistola...”

Me gusta muchísimo Javier Marías, no sólo "Corazón tan blanco", la trilogía última me parece colosal. Es el autor español vivo con más vuelos -lo digo porque no creo que sea poco conocido, está traducido y es leído en mil idiomas- y en cuanto a su actitud pedantesca, qué queréis que os diga: él puede. Será Premio Nobel: al tiempo. Aunque a mí los premios me importan un bledo.

De Vargas Llosa recuerdo con cariño "Los cachorros", me parece un escritor muy sensible.

Pérez Reverte no me interesa mucho.

Un abrazo

Capri c'est fini dijo...

*Merche, lee a Reverte aunque sea por curiosidad, es bastante entretenido. No conozco a Óscar Esquivias, pero gracias por la recomendación. Prefiero a Mendoza que a Millás, aunque del segundo sólo he leído una novela y artículos, por lo que tampoco tengo mucha referencia. Creo que Mendoza sería más tirando a pirata y Millás más a veneciano, pero bueno tampoco son categorías exclusivas. Un beso.

*Pantera, cuestión de gustos, a mí sin embargo me gusta mucho Vargas Llosa, creo que es el mejor de los tres, sobre todo en su primera época. Yo es que disfruto mucho del realismo mágico. Aunque no podría decir que ninguno de los tres es malo. Aún así la literatura en español debe ponerse las pilas y olvidarse de la tan multiventas novela histórica (que ya está bien)... Besos.

*Deme, te paso a Almudena y algún otro, pero que ¿Trapiello y Cercas son para tomar cañas? uyuyuyuy pues menuda velada... A algunos de los que citas podría incluirlo en las categorías citadas, pero es cierto que se podría hacer otras. Los escritores que acompañan a Vargas Llosa son excepcionales, me encantan. Un saludo.

*Eduardo, los clásicos se forman con tiempo... Un saludo.

*Anónimo, no omitas tu libro favorito, porque al menos tienes un libro favorito que es mucho más de lo que la mayoría puede decir. Gala y Moix no son malos escritores, a mí me gustan (más Moix que Gala). Además, creo que hay joyas en la literatura infantil, romántica, comics, comercial... todo es buscar. Sigue disfrutando con los libros, es lo mejor que puedo decir. Un beso.

*Lula, estoy de acuerdo contigo de cabo a rabo. Lo que más me mata de Marías es su divismo, pero quizá va un poco con el disfraz. Reverte me parece campechano, pero a veces se pasa de campechanía (más en los medios que en sus novelas). A mí tampoco me vuelve loco, lo veo correcto y entretenido. Mi favorito también es Vargas Llosa, que es ya un clásico en vida. En cuanto a la literatura italiana, he leído algo pero poco de lo que se hace en la actualidad (me pasa curiosamente igual con el cine italiano). El gatopardo me parece una obra maestra y Sciascia me parece bastante bueno. Un saludo y no digas que escribes mucho, agradezco todos tus comentarios.

*Senses, que no hay que ser riguroso, sólo comentar y comentar como si no hubiera un mañana. Yo creo que cada uno de estos 3 tiene su punto. Se quedan fuera muchísimo, por ejemplo, Almudena Grandes que es una excelente novelista, creo que la mejor escritora española de la actualidad. Apostaría por añadir una categoría de escritores urbanos que encabezara Grandes. Un saludo.

*Homo, hay tanto desconocimiento entre uno y otro lado del Atlántico!!! pero bueno, es lógico dentro de lo que cabe, sólo cruzan el océano lo mejor o lo más llamativo. Yo procuro hacer esfuerzos para leer mucha literatura hispanoamericana, que me parece en general muy buena y variada (no todo va a ser realismo mágico). Un abrazo.

*Justo, aún no me he leído la trilogía de Marías, la tengo muy cerquita, en el frigo, a punto de ser leída. Así que me animaré a entrar en ella pronto (y eso que me da un poco de pereza al ser tan larga!!!) Creo que Marías tiene mucho futuro, aunque también muchos detractores. Como ya he dicho en los comentarios Vargas Llosa es ya un clásico para mí y ese sí que merece el Nobel (que dejen de darlo a escritores en inglés, por Dios!!!). Un abrazo.

Ainhoa dijo...

Apenas he leído a ninguno de los tres; yo, como Marías, me decanto por la literatura anglosajona, aunque últimamente estoy tratando de saldar la deuda que tengo con la literatura en castellano. Tiempo al tiempo.
Un abrazo.

OrO dijo...

hola!!!
gracias por pasarte por mi blog!!
el tuyo es muy bueno

saludos
*Oro*

Capri c'est fini dijo...

*Ainhoa, pues ponte con la literatura en español, merece la pena, hay muchas cosas muy interesantes de cualquier estilo y así evitas algunas traducciones horrorosas... Un beso.

*Oro, gracias por devolverme la visita y por el elogio. Vuelve cuando quieras.

Lúcida dijo...

Me quedo con Vargas LLosa, me encantó la fiesta del chivo, un libro crudo y tremendamente emocional. Y como no en el mismo "casillero" García Márquez

Anónimo dijo...

primera visita al blog y me has dejado sorprendida,estare seguidito por aqui si me lo permites.
Tienes razón, alguna vez llegue verde y ansiosa de narrar entre literatos y puedes encontrarte lo mas cercano a la discordancia onirismo-realidad. Es como una bofetada. Saludos desde México

Sibyla dijo...

Capri, cuando te leo, con la frase inicial que propones, ya con sólo eso, me iría contenta de tu blog.

Después la aclaración sobre literatura y escritores...

Pienso que el buen escritor no se define por la cantidad masiva de ejemplares de libros que venda, sino por la permanencia a través de los años de su obra.

Un abrazo salao:)

Capri c'est fini dijo...

*Anónimo, entra cuando quieras, revuelve, lee, compara... en la literatura debería tenderse más al onirismo que a la realidad, al menos es lo que yo prefiero. Un abrazo.

*Sibyla, estamos de acuerdo, la cantidad no significa calidad, pero es un punto de referencia más por el que acercarte a un libro. Luego está el paso del tiempo, que es el verdadero juez. Gracias por los elogios, pero ningún mérito mío tiene, son para los genios que en algún momento expusieron estas frases tan interesantes. Un beso.

Ulysses dijo...

De los tres me quedo con Vargas Llosa.

Saludos

Caronte dijo...

Me quedo con Marías. Además es el que más alejado se mantiene (de esos tres) del mundillo literario, no soporto la pedantería de Pérez-Reverte (ni la de nadie en general), aunque sí estoy de acuerdo con algunos de sus artículos, y el hecho de que lo hicieran académico porque era "cercano al público"...pues bueno, si era por eso que hubieran ingresado Los Morancos o el Chikilicuatre.

1 abrazo.

Capri c'est fini dijo...

*Buena elección Ulysses. Un saludo.

*Caronte, el carácter de Pérez-Reverte es de lo más cuestionado, pero su narrativa tiene poco que ver con ese carácter, o al menos a mí me lo parece. No creo que por popularidad se entre en un club tan selecto como es la RAE, así que Chikilicuatre lo tiene difícil. Un saludo.

cure of love dijo...

De los tres el único que me intersa es Vargas Llosa, me abstengo de mi opinión sobre Pérez Reverte...

Pequeña puntualización sobre lo que dices sobre que no existe grupo generacional. En la actualidad se está empezando a definir (que no a cerrar) lo que pasó en la literatura española de los 70. De ahí para delante es difícil hablar de grupos, movimientos y mucho menos generaciones (se considera un término obsoleto y poco útil). Todavía nos falta perspectiva histórica para descartar la paja y quedarnos con lo relevante.

En España con la multiplicidad de tendencias de los 80 a aquí y en Hispanoamérica con el baby-boom, post-boom y chorradas del estilo lo solucionamos muy pronto.

No sé qué opinarás de esto Capri.

Un beso!

pon dijo...

Bufff. Me encanta Pérez-Reverte, y me hace gracia cuando le critican porque escribe y vende mucho; de la misma manera que la calidad y la cantidad no son sinónimos, tampoco lo son la cantidad y la mediocridad. Me parece un muy buen escritor, que se documenta maravillosamente para escribir lo cual se agradece entre tanto código, templario, orden secreta y enigmas laberínticos totalmente falsarios como se ven el los estantes. Es un articulista fantástico. Otra cosa es que a cada uno le guste o no, para eso colores.

A Marías apenas le he leído, quizás por esa pose un tanto "huelemalalrededor" que me toca las narices. No puedo decir nada más de él por pura ignorancia.

Vargas Llosa me gusta muchísimo, y "Los jefes/Los cachorros" me dejaron tocadísima. El erotismo de su literatura es espectacular, como he leído en un comentario. Escribe como los ángeles, es un referente. También me toca las narices cuando entra en política pero escribe taaan bien......

He compartido algún café y caña con Almudena Grandes y no repetiría, la verdad. El que es la rebomba para la farra es Rafa Reig.

Capri c'est fini dijo...

*Cure, jajaja, veo que Pérez-Reverte despierta muchos sentimientos contrarios. En cuanto a las generaciones, está claro que no existe una generación, porque es un concepto muy cerrado y que se conoce ya en su momento, como en el caso del 98 y del 27. Ellos tenían conciencia de grupo. Otra cosa es que haya características comunes entre las diferentes personas que escribe en un mismo momento. Pero es que desde el final del franquismo a la actualidad no creo que ni siquiera haya movimientos o estilos comunes porque hay excesiva heterogeneidad. En cuanto a la literatura hispanoamericana, se empeñan en crear grupos salidos post boom, pero son muy endebles en su consistencia. Creo que es algo más de los medios de comunicación que de la realidad. En cualquier caso, se pretende etiquetar a los escritores para favorecer al marketing y es que el dinero siempre es el dinero (eso no cambia). Un saludo.

*Pon, que un escritor venda mucho provoca caras de desprecio en la llamada crítica oficial, por eso le ningunean virtudes que si vendiera menos se deshacerían en elogios. Las mejores críticas de Pérez-Reverte provienen del extranjero, como no podía ser menos. Creo que es un narrador bastante completo, nada que ver con los best-seller internacionales. Como articulista, me gusta algo menos, después de años de leerlo y comprobar que prefiero al Reverte novelista que el de los artículos. Sobre Marías, ese aire que dices lo hace antipopular, pero precisamente por eso mejor considerado por los críticos (paradojas de la vida). Vargas Llosa me parece excepcional, qué decirte, uno de los mejores valores de la literatura hispánica. Y sobre Almudena Grandes, pero buenooo... ¡qué calidad de lectores tengo que se relacionan con ilustres escritores! Grandes me parece una escritora bastante buena y como personalidad muy atrayente... Un saludo.

Silvia dijo...

Quizás porque me tira mucho el mar y de pequeña quería ser pirata, me gusta mucho Pérez-Reverte. Además, a pesar de su mala baba, me cae simpático.

Lo poco que he leído de Vargas Llosa y de Marías me gustó, aunque me quedo con otro de los mencionados en los comentarios: Mendoza. Lo muchísimo que me he podido reír con su último libro, "El asombroso viaje de Pomponio Flato".

Me anoto algunas recomendaciones de por aquí para cuando tenga tiempo.
Un abrazo

Capri c'est fini dijo...

*Silvia, la mala baba de Reverte a veces me parece muy graciosa pero cuando se pone demasiado faltón, es que no puedo con él. Marías y Vargas Llosa son también personajes ambos, cada uno con sus defectos y virtudes pero como escritores no tengo nada que decirles. Mendoza es también un gran escritor. No me he leído esa última novela pero tiene muy buena pinta. También me quedo con tu recomendación. Y busca y encuentra tiempo para leer... un saludo.

urodonal dijo...

Hola, soy nuevo, llego desde el sitio del señor Rata, un genio el jodío.

No entiendo qué tiene que ver lo bien o mal que te caiga alguien con la calidad de su creación artística y digo esto porque en bastantes mensajes parece prevalecer lo primero sobre lo segundo.

Saludos

Capri c'est fini dijo...

*Urodonal, jajaja, totalmente de acuerdo contigo, a veces nos pasamos de personalistas y juzgamos la obra con prejuicios, pero qué le vamos a hacer. Te remito si te interesa el tema a un post que escribí sobre ello:

El mal genio del genio: http://capricestfini.blogspot.com/2008/03/el-mal-genio-del-genio.html

Gracias por la visita y espero que vuelvas cada vez que quieras. Un saludo.