sábado, 26 de abril de 2008

Bajo el mar de celofán

Soy tu vecino y un mentiroso. Por cierto, ¿tienes el número de Zoé?

La ciencia del sueño (Michel Gondry, 2006)

Los barcos de papel navegan en aguas de celofán azul en los sueños. Con envoltorios blancos de caramelo se encrespan perfectamente las olas. Montas sobre un caballo de trapo, pero sólo en los sueños. En la vida, tienes un trabajo aburrido, pegando nombres en los encabezados de los calendarios, tienes compañeros pesados y un jefe incapaz para el arte. En los sueños, la vecina de al lado cabalga a lomos de tu propia fantasía, aunque seas incapaz de revelarle que no eres el chico de la mudanza sino que vives a sólo unos metros de su puerta. Programas tu propia cadena de televisión con lo que quieres ver y contar, pero cuando despiertas nada es como te gustaría, ni tu vecina te quiere, ni tu madre cree en ti y ni siquiera puedes hablar correctamente francés. ¿Y si unieras la vida real y los sueños? ¿No son lo mismo en realidad? Los sueños forman parte de la vida aunque la gente se resista a entenderlo. Sin embargo, los sueños no tienen buena prensa, eres un bobalicón si los tienes y ninguna vecina quiere a un hombre en las nubes (de algodón). Pueden llegar a ser frustrante pero tampoco puedes evitarlos.

La ciencia del sueño (Michel Gondry, 2006) es la soñada historia de Stéphane Miroux (Gael García Bernal), que vuelve a la casa donde vivió de niño en París cuando muere su padre. Por casualidad, conoce a Stéphanie (Charlotte Gainsbourg), su vecina, que lo confunde con un empleado de mudanzas. Stéphane es tan tímido que no puede sacarla de su error. Sólo en sus sueños se siente libre. Pero la realidad es algo más difícil, trabajando en un lugar que no le gusta, en una ciudad que desconoce e intentando seducir, sin éxito, a Stéphanie.
Después de sorprenderme con ¡Olvídate de mí! (2004), Gondry no me decepciona en absoluto. Expone de nuevo la dificultad de la vida moderna, las relaciones personales y el amor. Con un hermoso ejercicio visual, recrea el surrealista mundo soñado por Stéphane. Bajo un calado del humor y con dichas sugerentes escenas a propósito de los sueños, el director evita quedarse en la superficie del celofán y le da una especial profundidad de contenido a la película. ¿Son incompatibles los sueños con la vida? ¿Qué ocurre si un hombre es tan especial que sólo él conoce su mundo? ¿Cabe alguien más en éste?

15 comentarios:

pe-jota dijo...

Pero cuando nuestro entorno no nos gusta, cuando no encontramos fuerzas para dar una patada a lo que nos rodea, entonces es cuando los sueños se convierten en el alimento que nos permite continuar y pensar que todo puede llegar a cambiar.

Buena recomendación.

Senses & Nonsenses dijo...

con todo lo que me gustó 'Olvídate de mí', ésta me decepecionó muchísimo. lo que me hizo pensar que el mérito está en el guionista charlie kauffman, porque 'human nature' tb tenía cosas muy logradas, y 'Como ser john malkovich', tb con guión suyo, para mí es la gran película de este milenio.
spike jonze, otro a vindicar, ...me acabo de acordar.
tiene la misma estética, el mismo mundo interior, que en sus vídeos para björk y tal, pero me falló algo. no sé, igual tenía mal día. o que esperaba mucho más de ella...

un abrazo.

Capri c'est fini dijo...

*Pe-jota, es difícil en un mundo tan materialista y práctico seguir siendo un soñador sin que te atropelle una apisonadora. Pero sabiamente la naturaleza ha puesto a los sueños en el subconsciente y por más que lo intentemos no podemos dejar de soñar.

*Jajajaj Senses, Olvídate de mí y La ciencia del sueño son dos películas con parecido imaginario. Pero bueno si no te gustó, pues nada, ya habrá más pelis de tu gusto aquí. Un saludo.

Sibyla dijo...

Curiosamente, esta mañana estaba leyendo el poema de Serrat, barquito de papel...Trata un poco también de los sueños, pero el tema de la película que desarrolla, es muy interesante, se necesita seguir soñando para ser rescatado de la mediocridad que es la rutina.

El peligro pudiera estar, cuando uno confunde el sueño con la realidad: pero mientras tanto, es como poner colorido a la rutina gris.

Pareces un crítico de cine!
Me gustan mucho tus entradas.
Ah! La actriz Charlotte es hija de Jane Birkin, ya decía yo que me sonaba la cara.

Besos:)

atikus dijo...

La verdad es que la peli es visualmente atractiva pero para mi gusto muy densa, parece un juego de creatividad mas que un acto de comunicar una historia, igual me equivoco, en cualquier caso es interesante verla claro. Charlotte Gainsbourg me gusta mas como cantante creo, jo que malo soy, jeje!!, bueno igual tenía un día raro como han comentado por aquí...

saludos

Lúcida dijo...

No he visto la peli, quizá lo haga... pero lo que no puedo concebir es la vida sin sueños.

Saludos

Capri c'est fini dijo...

*Sibyla: sí, los sueños siguen siendo necesarios. A veces sirven para que la mediocridad no nos invada del todo. Gracias por lo de crítico, eres muy amable, sólo me conformo con que me leas de vez en cuando, como yo a tí. Y sí, Charlotte Gainsbourg es hija de Serge Gainsbourg, el músico y Jane Birkin, la actriz, así que genes no le falta. Besos.

*Atikus: ese es el riesgo que tienen las películas cuando se dedican a recrear un mundo paralelo, que la historia se resiente. A mí, aún así, me gustó. Pobre Charlotte, me parece una actriz correcta y estupenda cantante. Un saludo.

*Lúcida, ¿qué sería de nosotros sin sueños? no hay vida posible. La peli es interesante, así que te la dejo como recomendación. Besos.

Otto, el cigoto dijo...

Pasé varias veces afuera del cine de mi ex casa, un cine clásico de la capital, a medio caer y lleno de pulgas (que creo que es más mito que realidad). Eso sí, muy helado, me tocó ver Tarnation ahí. Y más de alguna vez vi el afiche de esta peli pero nunca me decidí a verla, siempre terminaba en el bar 14 que tenía una puerta justo al lado de la del cine... era mi época bohemia, quizás hoy entraría al cine.
Creo que dentro de nuestra múltiples conversaciones nunca hablamos de los sueños, pues yo creo fervientemente en ellos. Pueden ser la vida paralela a la "real", y ahí es cuando a veces se me pierde el horizonte y me cuesta discriminar entre la realidad y el sueño, o si en una de esas somos parte del sueño de otro/a.

Capri c'est fini dijo...

*Bueno Otto, para algo están los DVD, así que no te preocupes si no la viste en su tiempo, ya la verás. La vida bohemia también es muy interesante, jejeje. En cuanto a los sueños, sí que forman parte de nuestra realidad, como existencia paralela. Me gusta esa creencia de que si sueñas con alguien le alargas la vida, es como meterte en la vida de otro. Un saludo.

princesadehojalata dijo...

Sabes Capri? El mismo día que colgabas este post yo llevaba esa película en el bolso. Me gustó todo (soy muy fan de Kaufman y de Gondry), los personajes, los inventos (esa máquina de atrasar un segundo!), como están mezclados los sueños y la realidad...me gustó muchísimo, casi más la segunda vez que la ví. Además contiene la mejor pregunta que puede hacerse: Quieres casarte conmigo dentro de 40 años?

Capri c'est fini dijo...

*Princesa, estupendo, lo de los inventos es genial y la frase esa estuve a punto de ponerla en el encabezado del post, pero al final me decidí por la otra. Yo también me estoy haciendo muy aficionado a Gondry y Kaufman. Un beso.

Maya dijo...

Veo que coincidimos en gustos cinematográficos.. me encanta M.Gondry!! Igual la Ciencia del Sueño no es una película que guste mucho así a la primera.. pero tiene "su sello" y Gondry es siempre original y diferente. Has visto la última " Be kind rewind"? Es una ida de pelota con unos puntos humorísticos muy buenos de tan absurdos. No te la pierdas.

Un abrazo y hasta la próxima.

Capri c'est fini dijo...

*Sí, Maya, me gusta mucho Gondry. No he visto la última pero estoy deseándolo... ese humor absurdo tan original me encanta. Bienvenida al blog, páste cuando quieras. Besos.

Mojik dijo...

la acabo de ver!!....es un perroneriamil!!! U_______U me encanto el final!!! deplano...no me imagino que paso despues de despertar....pero ojala use esa maquinita para regresar el tiempo por un segundo y se quede asi soñando para siempre!!! T______T

Capri c'est fini dijo...

*Mojik, bienvenido a Capri... me alegro de que te gustara, la verdad es que es una película muy inteligente y contada de una manera muy especial...

Un saludo.