domingo, 8 de marzo de 2009

El crítico

Quien tiene derecho a criticar debe tener el corazón para ayudar.


Concluyo, con pesar, reflexionando qué clase de cine se hace hoy en día. Si se echa la mirada atrás se comprueba que esto no es cine, sólo una vergüenza. Buena sentencia, pensó. Releyó la crítica, corrigió la ortografía y la envió por correo electrónico a la revista que le publicaba. Sonrió satisfecho, porque sabía cuanto iban a doler estas palabras, a su juicio, totalmente merecidas. Se encendió un cigarrillo. Sólo le quedaba uno y a pesar de que era algo tarde, decidió bajar a comprar. En el portal de su piso, se encontró a una vecina. Se saludaron cortésmente con un rápido buenas noches. Pensó: gorda, más que gorda. ¿Quién se había conjurado contra él para que todas sus vecinas fuesen así de gordas? Hacía una noche fría pero despejada, odiaba el frío y además con las prisas no había cogido el abrigo. Se subió el cuello de la camisa enfurruñado. Enfrente de su piso, había una cafetería. El crítico no habría entrado en su vida en ella si no fuese por esta urgencia. ¿A quién se le ocurriría tomar algo aquí con lo sucio que está todo? La gente, verdaderamente, come lo que le echen. Compró su tabaco rápidamente en la máquina intentando aguantar la respiración. Salió aliviado. Un grupo de chavales se había parado frente a su bloque. Reían. Mientras los sorteaba, sólo podía pensar en cuanto había cambiado la juventud en esos años. Ahora no existen aspiraciones, ni inquietudes, sólo se dedican a pasarlo bien. Una generación perdida, suspiró. Ya en su piso, bajó la calefacción porque estaba demasiado alta y se metió en la cama. En la televisión no echaban nada bueno a esas horas. Dos pastillas para dormir y su almohada de plumas de oca, de la que nunca se podía separar. Pensó en lo escrito hoy. El público daría de lado a esa película, tal era su influencia. Se sintió orgulloso y se durmió. A pesar de que creyó que le esperaban dulces sueños, un mosquito con su zumbido le molestó toda la noche.

36 comentarios:

Groucho dijo...

UNA JOYA EL COLEGA, MUCHOS TIPOS DE ESTOS, NO NECESARIAMENTE CRITICOS DE CINE, HACEN MUCHO DAÑO, NO SABEN HACER NADA PERO LO CRITICAN TODO.
MALAS BESTIAS.
SALUDOS.

Strawberry Roan dijo...

Pues yo concluyo, con pesar, que el crítico este es un poco cabroncete; no por la crítica que haya hecho a la película que acaba de ver, que no me extrañaría nada que fuese pura bazofia, pero ¿qué le ha hecho la pobre vecina? (aunque a lo mejor es una hija de puta, no lo sabemos). Debe de ser deformación profesional eso de criticar todo cuanto ve. Amargados, paranoicos y frustrados hay en todos lados. Pero no sé por qué extraña razón, me cae bien, fíjate tú.

Stanley Kowalski dijo...

Lo que puede la soberbia del ignorante!! Hermoso relato.

Gracias por visitarme. Nunca me inspiro en casos reales, pero sí conocí a una madre así. Un caso diferente, pero lo dejó morir. Nunca me inspiraría en Sophia, justamente, si recordás, los problemas que ella tuvo para ser madre. Siempre pongo fotos de artistas famosos, es una especie de homenaje que les hago por lo que me han hecho disfrutar a lo largo de mis veinticinco años, ya que soy un cinéfilo enfermizo.

UN BESO ENORME Y BUEN LUNES!!!

Lula Fortune dijo...

¡¡¡Qué tipo tan triste!!!
Menos mal que siempre hay una mosca cojonera vengadora , aunque sea en forma de mosquito.
Besos.

Merche Pallarés dijo...

El mosquito debe de ser el director de la pelicula que acaba de denostar... Besotes, M.

calamarin dijo...

Criticar es demasiado facil y juzgar tambien, si realmente nos planteasemos la cantidad de horas y esfuerzo que hay detrás de una película,(un libro, un disco, ectr...) la cosa cambiaría... Pero son los tiempos que vivimos donde cualquiera ya puede ser critico de todo ¿...?

dvd dijo...

Jaja... ¡pero qué malos que son los críticos! ¿eh?
Acuérdate de cómo se carga Night Shyamalan a un trasunto de Manny Farber en LA JOVEN DEL AGUA. Por no hablar de la antológica secuencia de ANNIE HALL, en la cola del cine... No me digas que no lo has soñado alguna vez.

borraeso dijo...

Curioso tipo... se lleva el trabajo a casa... Mi postura crítica es que hay demasiado crítico de absolutamente todo.

Un beso.

Gata Vagabunda dijo...

Bueno, el crítico del relato es "un" crítico en concreto, que existe y reconocible. (Y muy bonito el relato además, Capri).

Pero al hilo de la opinión generalizada que se tiene del crítico -en particular del de cine- me gustaría romper una lanza a favor de la profesión. Hay un montón de críticos profesionales maravillosos, ¿eh? Realmente magníficos. Modestos y enamorados de su profesión, que opinan con lealtad y de forma sincera, y desde un conocimiento serio y profundo del lenguaje cinematográfico, de sus miles de vínculos históricos, y de una capacidad de relación con otras artes que ya quisiera yo para mí. Nuestra "no coincidencia" personal con un señor no desvirtúa la validez de un análisis y sus fundamentos. Nadie se atrevería a refutar a un matemático en su terreno, sin embargo casi cualquiera cree saber más de cine que alguien que ha dedicado años enteros a la investigación y el estudio. Y ya por último, también hay que distinguir al profesional auténtico de entre los millones de espectadores que sencillamente ponemos nuestras opiniones por ahí. No hablo de la legitimidad para opinar, que por supuesto todos la tenemos, sino de oficio en sí mismo, que es una cuestión completamente distinta.

Por último, recomendar la lectura de "La mirada encendida", de Ángel Fernández-Santos, o el espléndido libro de Joseph McBride sobre John Ford. Por ejemplo :-)

Un beso para todos los cinéfilos del mundo... ¡para sigan odiando con pasión a los críticos!

:*

Vivian dijo...

Has tocado un tema que ha sido fuente de debate en más de una ocasión con un querido amigo que se dedica a estos menesteres, la crítica, no sólo cinematográfica, sino en general. El problema que yo veo es que tal y como está montada la crítica, destina a todo el mundo y no sólo a las personas entendidas en la materia, la crítica deja a un lado lo objetivo, detalles técnicos y otros de características específicas del medio para pasar al plano subjetivo, donde no sólo influyen los gustos del crítico en cuestión, sino sus filias y sus fobias y su propia personalidad, con lo cual la crítica se reduce a una mera opinión tan válida como la de cualquier otra persona profana en la materia, se reduce a una cuestión de gustos personales.
No sé si será así, pero de esta entrada se desprende poco aprecio por los críticos, o al menos eso transmites al crear un personaje tan antipático, claro que sólo es mi interpretación, igual a otro lector le puede caer simpático o sacar otras conclusiones, cuestión de gustos y opiniones jeje…

Besos

senses or nonsenses dijo...

...es que nos gusta de criticar.

centrándome en el cine, nunca hemos tenido una buena crítica especializada, tipo Cahiers..., y conozco menos, pero mucha crítica norteamericana. así que no sé de qué nos quejamos. aquí hubo grupos que reflexionaron sobre el hecho cinematográfico, revista Contracampo, hoy, éstos, están en la universidad.
hoy en día la crítica de los periódicos (todos los medios) es publicidad, propaganda.
diría más, pero me van a criticar...

un abrazo.

Morgenrot dijo...

Seguramente es de esa especie de tipos que no sólo tienen un mal día, sino que les acompaña un largo serial de molestos y horribles días.

Lo siento por él y por los que tengan que padecerlo.

Buen y original post.

Un abrazo

Capri c'est fini dijo...

*Groucho, jajaja, sí, una joyita. Precisamente es esto lo que quería reflejar, más allá que fuera crítico de cine, era crítico de la vida y hacen mucho daño porque destilan amargura. Saludos.

*Strawberry, si te cae bien, te cae bien, pero que no seas blanco de sus críticas. No sé si es deformación profesional o que su propia personalidad le llevó a esa profesión tan crítica. Y claro que sí, pobre vecina, a lo mejor no estaba ni tan gorda. Un abrazo.

*Stanley, aquí hay un refrán que dice que La ignoracia es atrevida. Es lo que le pasa a este. Y en cuanto a tu relato, pobre Sofia, ya sabía yo que no te estabas inspirando en ella. Si hay madres como la que describen, se puede considerar que eso no es ni una madre, ni nada, sólo una mala persona que odia por motivos muy espúreos además a un pobre inocente. Y por cierto, sigue con tu cinefilia enfermiza, eso es buen síntoma de inteligencia. Un saludo.

*Lula, era precisamente un mosquito cojonero... quería dejarlo dormir placidamente pero pensé que era mejor que algo vengara su actitud. Y así mucho mejos. Besos y zumbidos.

*Merche, como le decía a Lula, es un zumbido vengador... Besos.

*Calamarín, pues yo siempre digo que hablar es gratis, por eso casi todos hablamos siempre de más. Y juzgar parece serlo también. Nadie se fija en el trabajo que hay detrás de una obra de arte y parece que el resultado sale en un segundo. Pobres personas las que piensan así. Un abrazo.

*Ay DVD, no he visto La joven del agua, pero esa escena de Annie Hall es toda una cura contra la pedantería y por supuesto que lo he soñado alguna vez. Rectifico, más bien, muchas veces, pero hay personas que ni por esas aprenden a respetar.

*Borraeso, pues así es, no estoy en contra de la crítica, hay que ser crítico, pero cuando se es crítico con todo se entra en la espiral de la amargura y la misantropía. Besos.

*Gata, no sabes cuanto me gusta que comentes esto. Esta claro que no quería cargar contra la crítica y menos aún contra la cinematográfica, que leo muy a gusto siempre que puedo. El crítico profesional (sea de cine, de libros, de espectáculos, de lo que sea) en mi opinión es muy necesario y más en los tiempos que corren donde con la ingente producción cultural es muy difícil separar la paja del grano para el público de a pie. Y estoy seguro que los hay modestos y la mayoría son grandes entendidos del tema. La crítica, a diferencia de las matemáticas, se topa con el problema de subjetivismo. No se puede ser objetivo al criticar (casi nunca) y los resultados pueden ser discutibles. Pero es la autoridad del crítico la que dota de importancia a lo que escriben. Yo cargaba más bien contra el exceso de criticismo, lo que pasa es que lo he querido personificar en una profesión crítica por excelencia. Un beso.

*Vivian, pues mira, los críticos de cine no me caen especialmente mal (a diferencia de los de televisión que son los únicos críticos a los que nunca les gusta su profesión). Se me ocurrió hablar de críticos leyendo un pequeño artículo que decía que se cerraba un suplemento literario de Estados Unidos y que no era el primero. Parecía decir como que la crítica está en horas bajas. Y es por la actitud de los malos críticos, que hacen de su opinión dogma y que frecuentemente es totalmente opuesta a lo que opina el público. Creo que el elitismo de la crítica está acabando con ella. En cualquier caso, como decía arriba, creo que una buena crítica de cualquier género es muy necesaria hoy en día para una mejor elección de la oferta cultural. Un beso.

*Senses, yo desde luego no te voy a critica porque estoy de acuerdo contigo. Cada vez más se les ve el plumero a los que se dedican a la crítica en los medios y da mucha rabia no encontrar una buena crítica independiente. De todos modos, creo que este país es poco dado al análisis sosegado y mucho más proclive a la polémica. Y además nos gusta criticar, a mí el primero, pero me gusta procurar que esta crítica nunca sea un exceso que me nuble la razón. Es decir, nunca criticar por criticar, que decía Fangoria. Un abrazo.

*Morgenrot, pues das en el clavo, no es una actitud de un momento, sino más bien que le acompaña eternamente. E incluso, ellos viven a gusto siendo como son, por más que sólo sea amargura y rabia contenida. Un abrazo.

El futuro bloguero dijo...

Pues espero que no le pase algo así a mi amigo Angel de la Cruz, que el viernes estrena su pelicula LOS MUERTOS VAN DEPRISA.

Por lo que hemos visto en preestrenos y festivales, va a funcionar bien, pero es verdad que un crítico cabroncete puede arruinar la ilusión de tanta gente.

Me gusta ese mosquito vengador.

bzzzzz

pe-jota dijo...

Lo que pasa es que rara vez hacemos caso de la crítica, así que en el fondo su poder es más limitado del que ellos muchas veces piensan.

dvd dijo...

Pues ponte ahora mismo a verla porque la escena no tiene desperdicio "LA MUERTE DEL CRÍTICO DE CINE RELATADA POR ÉL MISMO"... No soy devoto de Shyamalan, pero tengo que reconocer que ahí estuvo sembrado...

Capri c'est fini dijo...

*Futuro bloguero, pues transmítele mucha suerte a tu amigo y espero que la peli vaya bien sin que se ponga en su camino ningún crítico como el del post. A veces es difícil acertar, pero que la estrene ya es un paso, tal y como están las cosas. Un saludo.

*Pe-jota, sí, no conozco a nadie que se tome a la crítica demasiado en serio, por eso es que está un poco de capa caída. Además hay más críticas de cine que trigo en el campo... Pero sin embargo, cuando hay unanimidad en ella, pues es demoledora. Un abrazo.

*DVD, pues sí, La joven del agua se me quedó por verla... ahora eso sí, leí críticas muy raras de ella. Algunos la odiaban y directamente se reían de ella y otros decían que estaba muy bien. El director, después de parecer que lo amaba todo el mundo, ahora lo critican todos... A mí El sexto sentido no me gustó y Señales me parece un horror... pero El bosque tiene su punto. Un abrazo.

pon dijo...

Una vez leí que el crítico de cine es un director frustrado. Es posible. O no. En todo caso deberçia ser sabio en su campo para poder hacer una crítica certera, constructiva, digna.....y son muy pocos los que saben, pero muchos los que dicen que saben.

eva al desnudo dijo...

Ummmm..¿cuándo sabe un crítico que está preparado para serlo?

Estoy pelín mosquita :P

Besos, Capri

el centollo mecánico dijo...

Hoy todo el mundo es critico de cine...aqui en la Isla hay un tal Jose Carlos Fernandez, que lo hacia en un programa que se llamaba ultima estreno...lo malo de todo es que intentaba copiar a Pumares y lo hacia realmente mal jajaja un saludo paisano

Justo dijo...

El personaje es muy reconocible, no necesariamente como crítico de cine, podría ser un profesor diciendo lo perdida que está la juventud de ahora, o un vecino criticando el botellón -y olvidándose de lo que él hacía cuando era adolescente-. Quizá es que si nuestro cuerpo ya no puede seguir determinados compases, lo más socorrido sea descalificarlos: así no es que no podamos estar ahi, es que no queremos.

En cuanto a los críticos, yo echo en falta más y mejores -me refiero a los profesionales-. Sobre todo los echo en falta en literatura -en España ya no existe crítica como tal, desde que los periódicos son afines a determinadas editoriales-y en música.
La crítica me parece un noble oficio, si se ejerce con honestidad.
Pero claro que no me gustan los pumares ni los boyeros o antes fernandezsantos, que se deleitan juntando adjetivos para destrozar determinadas películas, normalmente de pocos recursos, a las que pueden hacer mucho daño: en la trastienda se adivinan intereses o manías personales. O úlceras de estómago, o mosquitos rondando por la noche.

(Un abrazo, y enhorabuena por tu sutil retrato).

Suel dijo...

Está claro, criticar es el derte nacional, y algunos lo hacen on tan mala leche omo tu triste personaje. Porque la verdad, a mi este hombre me da más pena que otra cosa.
Un saludo.

El futuro bloguero dijo...

Se la transmitiré, mañana es el estreno para la crítica prensa etc, y el viernes se estrena.

Seguro que le funciona bien, la peli es realmente buena, y muy divertida, y Angel de la Cruz ya ha ganado dos veces el Goya, en anteriores películas (eran de animación, el bosque animado y el sueño de la noche de san juan) y esta vez en su debut como director de ficción, se merece todo.

Tuvo la mala suerte de que se le muriera el actor que iba a hacer de muerto, (F. Fernán Gómez) pero el reparto es muy bueno, y el montaje final (yo la vi en la Seminci) es divertidisimo.

Un abrazo.

Ya me dirás si la ves y si te gusta.

M.Eugenia dijo...

Vaya amargado, a lo mejor lo que no se atreve a criticar tu personaje es su vida y por eso critica todo lo demás.
Saludos

Capri c'est fini dijo...

*Pon, bueno, esa frase no creo que sea descabellada, supongo que no será aplicable a todos los críticos de cine, pero tiene algo de verdad, porque de una manera u otra no dan la visión de su cine. Estoy contigo de que son pocos hoy en día los que hacen un análisis constructivo e interesante y muchos los que se lo creen. Un fuerte abrazo.

*Eva, pues eso es como ¿cuando está el escritor listo para publicar o el actor listo para actuar? Pues según su propio sentido del ridículo. Hay que estar preparado pero consciente de que toda preparación es poca. Espero haberte solucionado la duda y que dejes de estar mosca y empieces a estar mosquito. Un beso.

*Centollo, no lo conozco, pero como si lo viera... ¿No conoces la denominación de origen "Intelectual de la Isla"? Supongo que será uno de esos cuyas miras no van más allá del puente Zuazo. Me rio yo de ellos. Un saludo paisano.

*Justo, exactamente eso quería transmitir, éste es crítico de cine como podía haber sido otra cosa. Sólo quería hacer el juego de palabra del crítico crítico con todo. En realidad es un amargado. Y en cuanto a la crítica, estoy de acuerdo contigo, la crítica de libros es muy floja en España y además poco independiente, sólo hay que coger el Babelia o el resto de suplementos literarios de los periódicos, que se guían por sus propios intereses comerciales. Por eso son tan poco creíbles. No me gustan los críticos (de lo que sea) protagonistas porque ellos deberían ser sólo un medio y no los que hagan la noticia. Y si además destrozan conscientemente el trabajo de muchas personas, pues es que ya tienen además mala baba. Un saludo.

*Suel, bueno, deporte internacional más bien, creo que este tipo de personajes va con la naturaleza humana cuando se muere toda ilusión. Da pena convertirse en uno de estos, aunque normalmente los que son así no son conscientes de lo patético que son e incluso están orgullosos de su "visión crítica". Un beso.

*M. Eugenia, este tipo de personas suelen estar con una venda en los ojos con respecto a la realidad porque sólo la ven desde un cristal demasiado ahumado. Y además creen que tienen razón... Un abrazo.

Capri c'est fini dijo...

*Futuro bloguero, que se me pasaba tu comentario. Mucha suerte para tu amigo, espero que sea un paso más de una carrera fructífera que nos de grandes cosas. Procuraré verla, pero ya conoces lo bien que funciona la distribución de las películas (sobre todo españolas) fuera de las grandes ciudades. Esa y no otra es la gran desgracia del cine español, que no hay manera de ver sus pelis... Saludos.

Tormenta. dijo...

uisss que tarde llego, y digo yo, si es que hay muchas maneras de criticar y a veces, no critica quien quiere sino quien puede, no dicen eso?.. aisssssss

Besos !.

Lúcida dijo...

Es mucho más difícil ver el lado positivo de las cosas, de las cosas que no hace uno mismo quiero decir. Como dicen bastante más arriba, un joya el muchacho.

eva al desnudo dijo...

Gracias Capri, pero es que yo ya estaba mosquita :P

Capri c'est fini dijo...

*Tormenta, hay muchas maneras y en general critica está bien, pero en positivo, con ganas de cambiar las cosas y no de destrozarlas. Más visión crítica que amargura... pero al feliz acto del critiqueo nos apuntamos casi todos, por desgracia. Un saludo.

*Lúcida, es mucho más difícil ser positivo que derrotista, es verdad, sobre todo en un mundo que a veces no sabe uno por donde cogerlo. Pero hay que intentarlo para no acabar como el crítico este. Un beso.

*Eva, que no te dure el estado como insecto, jejeje besos.

Madame X dijo...

Me recuerda un poco al personaje excéntrico y neurótico de la peli "Mejor imposible", el que interpretaba tan magistralmente Jack Nicholson.

Crítico de cine o no, hay un montón de gente así. Has descrito muy bien a esos tipos que dan por culo (con perdón) por que son unos insatisfechos y unos mezquinos.

Siempre es una delicia leerte.

Capri c'est fini dijo...

*Madame, sí, es un estilo a ese... aunque no me gustó mucho la peli. Creo que a Jack Nicholson le dejan actuar casi sin guión... Y yo soy de tu misma opinión, gente como esta, crítico o no, hay muchísima. Es la que hace que la vida sea gris y fría, y lo peor es que es contagioso.

Un beso.

troyana dijo...

Carpri,en cuanto al relato,creo que has reflejado a la perfección un arquetipo,no sólo del crítico,sino de ser humano,huraño,quisquilloso,eternamente insatisfecho.En cuanto a los crític@s de profesión,estoy de acuerdo con Vivian,antes que críticos son personas,y ahí hay filias,fobias,y todo una amalgama de asociaciones,recuerdos,memoria,preferencias,inclinaciones..que le llevan a recorrer un camino subjetivo y más o menos inconsciente a la hora de evaluar una obra...así que su opinión para mí es tan válida como la de cualquier profan@ en la materia.
Por otro lado,me ha encantado la cita que has puesto,críticar sin espíritu de ayudar,es una habilidad al alcance de cualquiera.
Un abrazo

Capri c'est fini dijo...

*Troyana, eso pretendía describir al crítico de corazón, al que nada le parece bien y me hizo gracia darle un empleo como el de crítico de cine que por su propia naturaleza se tiene que ser crítico. Yo no estoy en contra de la crítica profesional, es más, me gusta mucho, pero a veces lo subjetivo es un elemento tan fuerte que se desvirtúa toda la crítica posible. Ya entiendo que no se puede analizar una obra, del tipo que sea, desde la objetividad, pero hay que entender que la opinión de un crítico sólo será una mera opinión si detrás de él no hay una especie de "autoridad moral" que la respalde. Algunos críticos creo que disfrutan censurando el trabajo ajeno, fuera de toda actitud constructiva.
Gracias por fijarte en la cita, las eligo siempre con muchas ganas y hay auténticas maravillas del pensamiento condensadas en pocas palabras.

Un fuerte abrazo.

Adriàn Mariscal dijo...

Tu narrativa es muy fluìda y muy fina...podrìa pasarme horas leyendote.

Grande!

Capri c'est fini dijo...

*Adrián, muchas gracias. Eres muy amable... veo que eres uno de los verdaderamente fieles. Gracias. Abrazos.