sábado, 21 de marzo de 2009

Las viejas amigas

Niega tus deseos y hallarás lo que desea tu corazón.


De repente sintió que alguien le tocaba al hombro.

-¿Elena? -dijo con cara de seguridad.
-Sí, Susi... que alegría verte, cuanto tiempo.
-Desde el instituto, ¿cómo te va la vida?
-Bien, no me puedo quejar.
-No me digas que esta niña tan guapa es tuya.
-Sí, ¿te acuerdas de Pablo del instituto? Pues me casé con él.
-Estabais hechos el uno para el otro, no me sorprende nada.
-¿Y tú? ¿Estás casada? ¿Tienes hijos?
-Pues ni lo uno, ni lo otro.

Susi le contó a Elena su periplo por Asia como cooperante, una experiencia que le había cambiado la vida, y Elena, por su parte, le explicó la felicidad de ser madre y cuanto estaba enamorada de su marido. Se dieron los respectivos números de teléfono y se despidieron.

Qué bien reencontrarme con Susi, cuanto tiempo... parece una eternidad. La veo muy mona, un poco delgada, pero con la vida viajera que ha tenido, pues no me extraña. Yo creí que nadie cumplía los sueños de viajar que teníamos en el instituto. Pero ella sí, siempre fue muy dispuesta. Se la veía plena. Debe ser que cuando te dedicas a algo tan interesante, se te refleja en la cara. No es lo mismo que trabajar en una oficina. Donde va a parar... Y sigue soltera. Qué bien. Yo me casé demasiado pronto, siempre me lo digo. Me hubiera gustado aprovechar más la juventud, pero Pablo se empeñó y la niña vino enseguida. Ay, no digo que no esté a gusto, pero igual me hubiera ido unos años más tarde. No se puede hacer lo mismo siendo madre, que si la comida, que si el colegio... son responsabilidades que te pone la vida en el camino. Mira Susi, tan feliz, sin tener que dar explicaciones a nadie y volviendo a casa a la hora que le parece. Así tiene todo el tiempo para ella. Ya me gustaría estar en su pellejo un temporadita. Uy, el móvil. Dime Pablo (...) en el tercer cajón de la cómoda, sí, (...) está ahí seguro, mira bien. De todas formas, ya voy para casa. Adiós.

Cuanto tiempo hace del instituto y que cambiada está Elena. Normal, no me extraña, está casada, es madre. Eso hace madurar aunque no quieras. La he visto muy centrada, muy volcada en su niña. Qué linda... Es para estar orgullosa, pasear con tu pequeña. Ya me gustaría a mí verme así. Me siento muy sola, y no sé si esto lo pienso sólo para satisfacer un capricho. Tengo una edad, soy consciente, sin embargo hasta hoy no he encontrado a ningún hombre con el que me gustara tener un hijo. Ha habido muchos, pero ninguno con madera de padre. Elijo mal, estoy segura. También podría ser madre soltera, pero no sé si estoy preparada para soportar esa responsabilidad yo sola. Debe ser precioso abrazar un cuerpecito sabiendo que ha nacido de tu cuerpo, que ha estado dentro de ti. A Elena se la veía plena, muy contenta. Cuanto daría por cambiarme por ella aunque fuese un momento, que te esperen en casa, escuchar risas de niño... ¿Dónde tengo el móvil? Hola, que alegría escucharte (...) ¿esta noche? No, no tengo nada que hacer (...) Vale, pásate por casa y así me recoges. Un beso, guapo.

31 comentarios:

troyana dijo...

Ay qué rumbos tan diferentes!seguramente,en el fondo, una envidia a la otra,cada una ve en la otra aquello que falta en su vida.La casada,piensa en la libertad de movimientos de la soltera y en su trabajo a través del cual se realiza y se siente llena y la soltera en la plenitud de formar una familia con la persona adecuada..¿quíen es más féliz?en mi opinión,las 2,porque ése y no otro,es el camino que eligieron.
un abrazo

atikus dijo...

Los mundos perfectos estan en la imaginación, siempre me acuerdo de la frase de Marilyn Monroe y que pega muccho aqui, "es mas bonito soñar con ser estrella de cine, que serlo", o algo así, pues eso que todo siempre parece mas guay desde fuera y que lo de los demas es mas bonito, asi que la cuestión s disfrutar de lo que uno tiene porque sino vas mal, ;)

saludos

M.Eugenia dijo...

Es imposible tenerlo todo en la vida.. así que lo mejor es disfrutar de ella según va pasando, seguro que si le preguntas a Susi y a Elena como hubieran imaginado sus vidas te contestarían cosas diferentes a como es.
Besos

Merche Pallarés dijo...

¡Qué certero tu post! Siempre se quiere lo que no se tiene. Siempre pensamos que la hierba está más verde al otro lado y no es verdad. Lo mejor es aceptarse como uno es y como ha decidido vivir. Sin mirar atrás sino adelante. Muchos besotes, M.

NOMO dijo...

Alguna vez me he sentido igual... normalmente siempre cuando he actuado pensando en lo que debería ser y en lo que se esperaba de mi,... nunca cuando he he hecho lo que realmente me hubiese gustado por muy descabellado que hubiese sido...
... aunque siempre se puede corregir y no quedarse con las ganas....
un besazo

Eduardo dijo...

Me encanta la foto. La historia refleja muy bien la importancia de cada pequeña decisión que tomamos. Hay un momento, tras la adolescencia, en que el camino que tomamos comienza a influir en el destino.
Un abrazo

Groucho dijo...

CADA UNO ES CADA CUAL Y SUBE LAS ESCALERAS COMO QUIERE, ESTO LO DIJO SERRAT Y YO AÑADO: O COMO PUEDE.
SALUDOS DE DOMINGO.

Maga Viajera dijo...

Real... como la vida misma. Por eso es tan importante aceptar y amar tu vida tal como es, tanto como perseguir tus sueños...

Vivian dijo...

Supongo que, aquello de que uno quiere lo que no puede tener viene al caso, pero, también creo que, si se intercambiaran por un día, las dos echarían de menos su vida, porque en el fondo, es la vida que eligieron, y no la otra, además de que descubrirían que la idílica estampa imaginada está tan plagada de inconvenientes como su realidad.

Un beso

Capri c'est fini dijo...

*Troyana, bueno una de dos, o las dos son felices y no lo saben o las dos son infelices... ambas opciones pueden ser, aunque es difícil ponerse por completo en el lugar de otro, ya que nunca se ven las sombras hasta que uno no lo vive en su propias carnes. Un beso.

*Atikus, que buena frase de Marilyn, no la conocía, pero refleja una verdad como un templo. Los mundos perfectos no existen salvo en la imaginación. En la vida real todo tiene sus aristas, sus dificultades y sin eso, las cosas no son reales. A disfrutar con lo que se tiene... totalmente de acuerdo. Un abrazo.

*M. Eugenia, uno puede planificar en cierta medida su vida, pero luego se encuentra uno con la realidad... esos planes no pueden cumplirse por una u otra razón o se cumplen pero no eran lo que esperabas. Yo no digo que no haya que soñar, está claro, pero hay que ser consciente que los sueños son sólo eso. Besos.

*Merche, siempre me ha gustado esa frase, siempre se cree más verde la hierba en casa del vecino. Y además creo que es muy realista, por desgracia. Sólo hay que mirar atrás para recordar pero la vida está mirando hacia adelante... Un beso.

*Nomo, lo importante es no quedarse con las ganas, que eso es lo que genera la frustración y la infelicidad. Si quieres hacer algo, pues adelante y si no puede ser, pues a otra cosa. No hay que llorar por la leche derramada. Aunque entiendo que a veces es inevitable... Un beso.

*Eduardo, a mí también me parece una foto muy buena y además me ha costado mucho esta vez encontrar algo para reflejar lo que quería decir. Siempre hay pequeñas decisiones que condicionan nuestra vida y a las que no les damos relevancia ninguna cuando la tomamos. Así es el juego de la vida. Si tuvieramos todas las cartas previamente, nos aburriríamos como monas, no crees? Un fuerte abrazo.

*Groucho, pues sí, cada uno es como es o como puede ser... y no hay que envidiar vidas ajenas... no conduce a nada y además es insano. Pero por más que esto sea lo ideal, ¿no crees que los pensamientos de estas dos chicas son más comunes de lo que pensamos? Yo creo que sí. Un fuerte abrazo.

*Maga, desgraciadamente real, tienes razón. Es una mezcla de deseos ajenos, ganas de cambiar e infelicidad proyectada hacia una persona. Siempre queremos lo que no tenemos. Gran refrán. Hay que perseguir sueños pero sin olvidarse que se está viviendo mientras tanto. Un beso.

*Vivian, estoy totalmente de acuerdo contigo. Supongo que si se intercambiaran las vidas, verían las sombras también y no sólo los destellos. Es curioso que no comprendamos que la vida tiene sus dificultades y nos empeñemos en que lo ideal es vivir sin complicaciones, cuando esta idea es sólo eso, una idea. Besos.

troyana dijo...

Capri,tienes razón,o félices o infélices,pero la vida es rosa y también con aristas,no se pueden obviar las dificultades y cada un@ se enfrenta con sus propias sombras.
Por cierto,esta vez no estoy muy segura de haber captado el sentido de la cita...
Un abrazo

Lúcida dijo...

Siempre tendremos la duda de "que hubiera pasado si...", por muy felices que nos sintamos.

Lula Fortune dijo...

Siempre nos gusta más lo que tienen los otros, es inevitable. Algunas veces creo que mucha gente te habla de su infelicidad o de sus
deseos no cumplidos porque hay como una especie de pudor o yuyu a reconocer que uno es feliz. Es como sentirse acomodado, como haber terminado algo.
¡Pero la felicidad es tan frágil!
Un beso feliz.

Peggy dijo...

Mejor hacer el camino sin pensar en decisiones pasadas .....la mierda siempre es nuestra y eso consuela :)

Capri c'est fini dijo...

*Troyana, la frase me gusta mucho. Quiere explicar que justamente lo que dice que te hace feliz no es lo que te hace feliz realmente sino lo que niegas en público es lo que desea tu corazón en realidad. Qué difícil es saber donde está la verdad y la mentira de los deseos de una persona. Un beso.

*Lúcida, es cierto, siempre queda la duda, porque lo que no se ha producido no se sabe con seguridad cuales son los efectos de lo que pasaría en realidad. Es fácil aventurarse a hacer predicciones que nunca se van a cumplir. Es más fácil desear lo ajeno que arreglar la propia vida. Un beso.

*Lula, eso creo que tiene que ver con la envidia... normalmente se prefiere contar de cara a la galería que se es infeliz para que nadie pueda envidiar esa inestable felicidad... preferimos pasar por la vida como infelices que como afortunados (así de rato somos). Un beso.

*Peggy, pero es normalmente tan inevitable pensar una y otra vez en las decisiones que uno ha tomado... nos gusta recrearnos en nuestro propio dolor. Un beso.

Madame X dijo...

Nos guste o no, la vida nunca es como la habíamos imaginado. Dejamos muchos sueños atrás. Pero lo importante es seguir construyendo sueños. Renovarlos periódicamente. Tal vez no sea tan importante que se realicen como el tenerlos... Y tener claro que lo ajeno no noa airve de modelo. [La envidia nos hará desgraciados.]

Un beso, Capri.

senses or nonsenses dijo...

...si es que nunca estamos contentos con lo que tenemos. así no va.

un abrazo.

Arezbra dijo...

Y sin en realidad, pero de verdad eh,! nos gustara la vida que tenemos? Conversaciones que aunque no hayas tenido siempre te ha gustado tener contigo mismo cuando te miras en un espejo y de improvisto te topas con un tipo que se parece a ti. Me ha encantado.

RFP dijo...

Nunca estamos contentos con lo que tenemos. Yo al menos... y eso que me lo he buscado a base de bien.
En fin, habrá que beber.

Justo dijo...

¿Qué tal un cruce entre las dos?

La amiga viajera con un compañero semiestable, y la casada con plena libertad de movimiento. En ese caso, tal vez añorarían otra cosa.. o no.

Es como el dicho de yo volvería a ser joven, pero sabiendo lo que ahora sé. Es decir, que lo importante es la información.

Si la chica casada adquiera mayor libertad de movimiento con una información adecuada -es decir, sabiendo que cualquier estatus va a tener una serie de limitaciones- es posible que valore mucho su nueva situación.
Y si la viajera añade el valor de unas caricias semi-estables al vértigo de sus andanzas, pues lo mismo sí, se pone a pensar que lo que ha conseguido es lo ideal..

Hasta que no se ha perdido nadie sabe lo que tiene.. ¿pero y se pierde y luego se vuelve a encontrar?

Ya ves que no quiero ser fatalista.

Un beso

El futuro bloguero dijo...

Me contaban una anécdota, algo sexista, que era la siguiente...

Se encuentran dos amigas del instituto. Hola que guapa estás, y tú, también monísima, que delgada te mantienes, y tú, qué joven, que tal todo, bien bien, y tú, pues bien también, me casé, yo también, que bueno, a ver si quedamos, llamamé, vale te llamo adiooooos...

Y al despedirse cada una piensa de la otra: "hay que ver, que vieja está y qué gorda, vaya modelito que lleva, de dónde lo habrá sacado, parece de saldillo... etc etc."

Se encuentran por otro lado dos varones, Pero Manolo qué tal, que hijodeputa, como estás, y tú cabronazo, anda que desde que no nos vemos ya me podías haber llamado, caradura, si, pero he andado liado, ¿liado? pero si tú no das un palo al agua, bandarra, qué cabrón, liado dice, bueno, y te casaste, yo sí, y yo, joder, que maricón, el que decía que no se iba a casar, anda, que no eres tú bocazas ni nada, bueno, adios, nos vemos, adios, nos llamamos....

Y tras dos o tres pasos cada uno piensa del otro... "que majete este Manolo, a ver si le llamo"

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

La verdad es que hay algo de fatalista en esos encuentros. Igual no de fatalista, de melancólico, es como esos reencuentros tipo "Los Amigos de Peter", tipo "The Last Picture Show" de Bogdanovich: Supongo que la parte melancólica es esa, comprobar el inexorable paso del tiempo, y que ambas piensen ó se plateen si han tomado las mejores decisiones sobre sus vidas...A saber cuál de las dos será más feliz, igual no lo saben ni ellas, o en qué parte ha influído simplemente el destino, la casualidad...Muy interesante entrada.
Un abrazo

Capri c'est fini dijo...

*Madame, me ha gustado mucho ese concepto de los sueños, es mejor tenerlo que no cumplirlos... apuesto por ese carácter terapeutico de los sueños, luego llega la realidad y toca modificarlos, rehacerlos o incluso buscar unos nuevos. De eso va o quiere ir, modestamente, este blog. Lo ajeno no nos debe servir como modelo, estoy de acuerdo, porque nadie, por mucha empatía que tengas, puede ponerse en la piel de otro. Un beso.

*Senses, sí, así nos luce el pelo... más vale fijarse en nuestra propia vida y no especular con la ajena. Un abrazo.

*Arezbra, bienvenido a Capri. Pues estamos a gusto con nuestra vida, enhorabuena, porque ese creo que es el sentido de la vida. Siempre estamos a vuelta con esta idea, pero tiene que llegar un momento en que te mires al espejo y pienses que te gusta el reflejo que te devuelve. La vida, la felicidad y los espejos son muy complicados como para solucionarse con unas simples palabras... pero me alegro de que te guste. Un saludo.

*RFP, pues tampoco pasa nada si no te gusta la vida que has llevado... que quieres que te diga, eso forma parte de un inconformismo que es muy sano. Al menos a mí me lo parece. Pero qué te voy a decir yo que estoy en plena búsqueda de una isla nueva? Habrá que beber por el camino. Te invito a la siguiente ronda. Un saludo.

*Justo, nunca me ha gustado esa frase de volver a ser joven con lo que se sabe de más mayor... es absurdo porque una parte fundamental de ser joven es saber tan poco y darte un golpe tras otro... sin eso no se puede llegar a madurar. Yo a nadie le deseo que la vida lo golpee pero es inevitable. Nadie puede vivir en una burbuja. Pero sin duda, no hay que caer, como tú dices, en el fatalismo. Se puede conseguir una posición agradable, desahogada, en la que te pares un día y digas: Lo conseguí... Espero que te llegue ese día y esté ahí para que me lo cuentes. Un abrazo.

*Futuro bloguero, jajajaja, muy buena anécdota... y no creo que sea sexista, hombre, es sólo un chiste que se rie de lo diferente que somos mujeres y hombres a la hora de pensar... tampoco hay que ponerse políticamente correcto con los chistes. Un abrazo y gracias por dejarnos aquí una risa.

*Ripley, supongo que nadie se levanta por las mañana pensando en lo inexorable del paso del tiempo... es en situaciones así cuando uno se da cuenta de ello y si vas más allá pues te planteas que ha sido tu vida... forma parte del análisis normal que cada persona tiene de si mismo. El problema es cuando echas las vista atrás y te encuentras con que no te gusta lo que ves... eso puede crear frustración si no lo aceptas como lo que es: el pasado... En el caso de estas dos chicas, que no dejan de ser un arquetipo, ambas piensan que la otra se llevó la mejor parte. Pero no se dan cuenta que el camino habrá sigo igual de duro para ambas. Un abrazo.

Natacha dijo...

Ayssss. siempre deseando lo que no tenemos... el ser humano es así... jeje.
Y cambiar es tan complicado. Ser feliz con lo que se tiene... ¿es conformismo...?
Un beso, mi niña
Natacha

Natacha dijo...

Mi niño, quería decir, jeje. Lo siento
Natacha.

Capri c'est fini dijo...

*Natacha, que el ser humano es complicado no es ninguna novedad, todos lo sabemos. Pero querer cambiar y poder hacerlo es complicado también. ¿Es conformismo? Pues verás, en parte sí... lo malo de esa parte es que anheles una realidad ya pasada y por lo tanto irrecuperable. Eso sólo conduce a la frustración y a la amargura.

Por cierto, bienvenida a Capri, espero verte muchas veces por aquí.

Un beso.

pon dijo...

Podríamos decir que uno siempre quiere lo que ni tiene y que no se puede tener todo, aunque quizás lo más importante es que uno no siempre hace lo que quiere, pero tiene el derecho de no hacer lo que no quiere. Enlazando refranes y versos creo que la insatisfacción preside nuestras vidas. Que no nos ahogue.

pe-jota dijo...

Siempre habrá algo que debemos aparcar para perseguir un sueño, y siempre habrá algo que hubiéramos deseado, la vida es eso un juego de opciones ante el que no podemos abstenernos ni votar en blanco, y en el que cada nueva decisión va configurando nuestra historia.

Capri c'est fini dijo...

*Pon, se quiere lo que no se tiene pero a veces se tiene lo que se quiere, pero otras veces no. Insatisfacción, frustración, ¿esta es la eterna circunstancia del ser humano? ¿O sólo de esta época? ¿Somos demasiado exigente con nosotros mismos? ¿Queremos un imposible? Cuantas preguntas y qué pocas respuestas... casi mejor. Un beso.

*Pejota, pero y ¿si lo que tenemos que aparcar es el propio sueño? Porque, por muchos OT que nos vendan, la mayoría de curritos de a pies no cumplimos nuestros sueños. La vida son elecciones, estoy de acuerdo, aunque muchas de ellas son plenamente condicionadas.
Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

¡Me ha encantado el comentario del FUTURO BLOGUERO! Es sexista pero muy cierto... Besotes de nuevo, M.

Capri c'est fini dijo...

*Merche, es que tengo comentaristas muy bueno, jejeje, qué suerte...