jueves, 26 de marzo de 2009

Hace 3.500 años

Serán recitadas para ti las letanías del libro de lo sagrado; se te ofrecerá un sacrificio fúnebre y se depositarán ante ti las ofrendas prescritas. Tu corazón estarán en ti como lo estuvo cuando vivías en la tierra. Tú penetrarás en tu cuerpo como en el día de tu nacimiento. Avanzarás por la tierra y por la montaña del Oeste, y las danzarinas fúnebres vendrán hacia ti jubilosas.



Djehuty tenía el día muy ocupado, cargamentos de Punt y Nubia llegaban todos los días a Tebas y no podía descuidar su trabajo. El reinado de su señora, Maatkara Hatshepsut, soberana del Alto y Bajo Egipto, hija de Osiris, era próspero. Tebas era un hervidero. Llegaban incienso, oro, lana, marfiles y maderas nobles desde todos los lugares del mundo. Las obras públicas se alzaban poderosas como símbolo de la magnificencia de la primera de las nobles damas. Esta bonanza que rodeaba a la corte hizo que un hombre listo como Djehuty tuviera altas responsabilidades, sabiamente recompensadas por su señora. Con los ahorros obtenidos, el escriba decidió construirse una tumba que supervisaba personalmente. Él mismo dispuso la ubicación y la distribución de las salas. Pensaba que alguien como él, debía gozar en el más allá del mismo rango que se había labrado en vida, una vez que superara el juicio ante el padre de los dioses. Por eso, no escatimó en esclavos y artesanos para su última morada. Hoy debía inspeccionar personalmente la decoración de la cámara principal. Estaba orgulloso de su profesión y pensó que sería buena idea cubrirla con fragmentos del libro sagrado. Así los dioses enseguida lo reconocerían. Cuando llegó, el trabajo estaba casi acabado. Los jeroglíficos se ordenaban en armonía, tal y como había pensado. Un pintor retocaba los alargados brazos de la protectora diosa Nut. Sería la primera a la que vería tras su muerte terrenal.

Hace 3.500 años, Djehuty, alto funcionario de la reina-faraón Hatshepsut, fue enterrado en este sepulcro, en la necrópolis de Dra Abu el-Naga, cerca del Valle de los Reyes. 3.500 años que los jeroglíficos pintados en la cámara mortuoria no eran leídos. 3.500 años que nadie admiraba los ojos azules de Nut, la diosa del cielo. Hoy, 3.500 años después, la luz vuelve a esa cámara oscura y olvidada por el tiempo. El egiptólogo José Manuel Galán y su equipo que excavan en la zona desde 2002 han descubierto una nueva joya del arte egipcio, que se hallaba dormida bajo la arena y las rocas del desierto. No es la primera persona que pisa esa tumba en tantos años, ya alguien se encargó anteriormente de robar los objetos de valor que el escriba escogió para que le acompañarán en su viaje al más allá. El ladrón de tumbas se llevó el oro, pero no pudo llevarse la joya más preciada del ajuar: el bello ejemplar del Libro de los Muertos pintado en las paredes. Gracias a él, Djehuty, al fin y al cabo, no se equivocó y su nombre resucita hoy, 3.500 años después.

Imagen: Detalle del techo de la cámara principal de la tumba de Djehuty, descubierta en marzo de 2009.

21 comentarios:

calamarin dijo...

Hay muchas personas que les obsesiona que su paso por este mundo sea recordado, de una u otra forma... yo desde luego no tengo el más mínimo interés. No me importa donde me entierren y lo que hagan con mi cuerpo. Como dijo Frida Kahlo, espero no volver nunca...

Groucho dijo...

DIOSES TUMBAS Y SABIOS ES UN LIBRO QUE LEI CON DOCE O TRECE AÑOS, DESDE ENTONCES EGIPTO Y LAS PIRAMIDES ME APASIONANTENGO QUE LEER SOBRE ESTE DESCUBRIMIENTO.
SALUDOS.

Anónimo dijo...

¿Crees que mis diarios se llegaran a leer después de 3500 años? Jajajajajajajaj. Si se leyesen, descubrirían a una mujer demasiado loca y psicopata, con demasiadas fobias y depresiones. jajajajajjajajajjaja. Tengo que escribir algo bonito, por si llegase a ocurrir.

"4 de febrero del 2008: Tengo que dejar de beber si quiero trabajar al día siguiente. No es bueno tener tanta resaca.
No pienses lo que pasó, ......"

Muchos besos y mucha suerte, por si la resaca me vuelve a dejar K.O. (aunque mi diario ya lo sabe).

Merche Pallarés dijo...

¡Qué historia fascinante! Al fin Djehuti (no sé si está bien escrito) tendrá su merecida fama. Al cabo de 3.500 años... pero nunca es tarde... Muchos besotes, M.

El futuro bloguero dijo...

Pues ya tenemos disculpa para otra peli...

Me fascinó en su día la historia de Hatsetsup, y como se ponía la falsa barba para conseguir el respeto como faraón, ya que era mujer...

Inciso: no confundir con "la faraona"

Y como su propio hijo al subir al trono él, destrozó lo que ella había hecho.

Ahora, que se haya descubierto el libro de los muertos... abre un montón de posibilidades, a egiptólogos, científicos, guionistas de cine, Ikercasillas del mundo, tertulianos, charlatanes...

A ver que sale.

leo dijo...

gracias por compartir estas notas .... sabe siempre bien mantenerse informado de estas maravilhas, que todavía se encuentran por ese mundo ...

Un gran abrazo .....

el centollo mecánico dijo...

Yo no pienso cerrar este blog nunca, es el legado que voy a dejar a la humanidad...¡impresionante! ¿no?....jajaja...un abrazo paisano

Merche Pallarés dijo...

Una vez más el comentario del FUTURO BLOGUERO ¡me ha encantado! Especialmente lo de los "Ikercasillas" del mundo... Besotes, M.

Daniela dijo...

tu talento para la escritura nunca deja de sorprenderme. de la nada* sale un texto como este. Felicitaciones, chico!

(*) de una interesantísima, nadie lo duda, nota en un periódico. ver la poesía de la vida incluso en un periódico es algo que realmente envidio.

нαмℓєт dijo...

Tanto esmero en las costumbres egipcias me da pa' pensar en miles de situaciones de hace 3.500 años atrás... gracias a éste egipcio por dejar un legado valiosísimo a la humanidad como el Libro de los >Muertos. Venir nosotros a llegar a contemplar estas interesantes páginas.

saludos

Lúcida dijo...

Hay personas que no saben apreciar las verdaderas riquezas... o que no quieren compartirlas.

pe-jota dijo...

Egipto guarda enterrado en el interior de sus arenas secretos aún por descubrir, cada nuevo avance no deja de fascinarnos al descubrir un mundo que al igual que Grecia se haya en la base de nuestra cultura, un mundo del que aún sabemos poco a pesar de lo mucho investigado, tal vez algún día logremos desentrañar todos sus secretos, aunque siempre es bueno ese halo de misterio que lo cubre todo.

Vivian dijo...

El Fascinante Antiguo Egipto… Leyéndote, me dio por pensar en lo que era y lo que es… Como una civilización prodigiosa cae para no volver a levantarse, y entonces pienso que, esos recuerdos que traes aquí hoy, en esta maravillosa y didáctica entrada, servirán para conocer pero lamentablemente poco nos servirán para aprender, aprender del pasado es algo que al ser humano actual no se le da demasiado bien.
Me encantó esta entrada.

Un beso

Capri c'est fini dijo...

*Calamarin, lo del destino de los cuerpos muertos es algo que siempre ha importado a las personas... no sé muy bien porqué, quizá nos llega de los egipcios. Un cuerpo muerto es la nada más dura y aspera que existe. Me gusta esa frase de Frida, refleja muy bien su dura existencia por este mundo. Un abrazo.

*Groucho, a mí también me atrapó el misterio de Egipto desde pequeño. Me apasiona todo lo relacionado con la egiptología, no lo puedo evitar. Te aconsejo el enlace de este proyecto arqueológico... está muy bien. Un saludo.

*Anónimo, bueno, que más da que lean tus diarios dentro de 3.500 años... tú no tendrás problemas porque no te enterarás. Ni vergüenza tendrás. Gracias por darnos una pequeña muestra de tu intimidad del 4 de febrero. Gracias por desearme suerte (creo que la he tenido). Muchos besos, nos veremos pronto.

*Merche, a mí estas historias que traspasan el tiempo y que nos llegan me parecen maravillosas, como es la arqueología. Djehuty dejó un pequeña joya para recordar, gracias al trabajo de los voluntariosos arqueólogos. Un beso.

*Futuro bloguero, la historia de Hapsheshut es increíble, una mujer que se alzó como gobernante de un imperio y en la Antigüedad... tuvo que ser un gran personaje. Historias como las de ella o la del escriba Djehuty pueden ser un buen guion porque son grandes historias. Me parece casi increíble que hablemos de ellos 3.500 años después. Ikecasillas del mundo, jajajaja Saludos, jefe.

*Leo, me alegro de que te guste. A mí estas historias me gustan mucho, me parecen fascinantes, por eso me gusta compartirlas. Es de esas noticias que pasan desapercibidas pero que merecen atención... ya estoy harto de escuhar hablar de la crisis. Un saludo.

*Centollo, es muy curioso eso que dices: ¿quedará constancia de lo que se dice en los blogs en el futuro? Será como la arqueología. Voy a tenerlo presente, no me vayan a estudiar en las universidades en un futuro... jejeje Un saludo, paisano.

*Ay Daniela, eres muy amable. Yo soy de la opinión que hasta del más pequeño detalle se puede sacar una bonita historia, sólo hay que pensarlo un poco. Gracias por tu apoyo. Un beso.

*Hamlet, el legado egipcio es impresionante y gracias a su bendita costumbre de escribirlo todo pues tenemos muy valiosa información de la cultura en esos tiempos, más allá de la bruma del olvido. Un saludo.

*Lúcida, lo valioso es tan subjetivo!!! Ya sé que el oro brilla mucho, pero esa cámara funeraria a los ojos de los descubridores debe brillar mucho más. Un abrazo.

*Pe-jota, qué bien que aún quedan joyas para descubrir bajo las arenas del desierto... me parece mágico que poco a poco se van sacando a la luz estas muestras tan maravillosas del arte egipcio. Precisamente por lo poco que se sabe, es que más interesante es. Y creo que aún queda lo mejor por descubrir. Un saludo.

*Vivian, todos los imperios tienen su nacimiento y su ocaso, le pasó a Egipto siglos después, a Roma y le pasará a Estados Unidos... conocemos pero no aprendemos el ejemplo de la Historia. Es como si no fuera con nosotros. Al fin y al cabo somos el único animal que chocan dos veces con la misma piedra. Un beso.

Justo dijo...

Por un momento pensé que mi Capri se había metido a Terenci Moix.. lo cual tampoco estaría tan mal.
Recuerdo ahora su última novela, que disfruté muchísimo, El arpista ciego.
Le echo mucho de menos, como personaje. A veces pienso, qué diría Terenci de esto que ha pasado, o de este chico nuevo que ha salido...

Sus cenizas dispersas por Alejandría, él ya se ha fundido con el misterio de la tierra que tanto le fascinó.. ojalá pudiera ahora contárnoslo.

Un beso

El futuro bloguero dijo...

Creo que se entendía que me refería a Iker Jiménez y no a Iker Casillas,...

jajaja

Capri c'est fini dijo...

*Justo, bueno, ya me gustaría a mí parecerme a Terenci, aunque sea un poquito. Gracias Justo por la comparación más guiada por el afecto que por la realidad. Me hubiera encantado conocer la reacción del gran Terenci ante un descubrimieno como éste. Yo, personalmente, soy un modesto aficionado a Egipto. Un abrazo.

*Futuro bloguero, jajajajja, creí que con lo de ikercasillas, te referías a portero/as del mundo. Pero bueno, Iker Jiménez es más propio para el caso... buen malentendido, jajaja Un abrazo.

M.Eugenia dijo...

¿Nuestra civilización creará tanta fascinación dentro de 3.500 años?
Saludos

Capri c'est fini dijo...

*M. Eugenia, pues es difícil saberlo. Creo que parte de la fascinación por el Egipto antiguo es su halo de misterio y no sé si pasará lo mismo con nuestra civilización donde dejamos constancia de todo o casi todo. Pero bueno, 3.500 años son muchos y mucha de esas constancias desaparecerán, así que puede que la arqueología del futuro descubra joyas como hacemos ahora con la egipcia. Es divertido imaginar como nos verán dentro de tantos años...

Un beso.

Madame X dijo...

Qué bien que sean egiptólogos españoles los que hayan hecho este maravilloso hallazgo. Espero que ayude a verter más luz sobre un periodo espléndido del Antiguo Egipto, el de Hatshepsut... tan conocida de forma novelesca, pero con bastante menos difusión a nivel histórico.

Como muchos de vosotros, yo también adoro la Egiptología. Cuando estudiante, me dirigía hacia ella, pero, como tantas veces en la vida, los planes se truncan.

Capri, un placer leerte, como siempre.

Capri c'est fini dijo...

*Madame, lo cierto es que la egiptología española siempre ha ido a años luz de la de otros países como Francia o Alemania... y claro un descubrimiento así pues para darle al menos mi pequeño reconocimiemto. Que interesante el periodo de Hatshepshut, y qué gran mujer... me parece fascinante.

Gracias por el piropo, Madame, viniendo de ti es doblemente halagador.

Muchos besos.